Itinerario y ruta de 2 días en Dublín

Esta ruta de dos días por Dublín te ayudará a planificar tu viaje. Todos los sitios están marcados en nuestro mapa, por lo que podrás ubicarlos sin problemas.

Es recomendable contratar tours con los que ahorrarás tiempo y aprovecharás más tus visitas, ya que los guías especializados te explicarán a fondo la historia y detalles de cada lugar.

Para poder conocer la mayor cantidad de atracciones en dos días, te recomendamos comenzar bien temprano cada jornada y así disponer de tiempo para un reparador descanso entre visitas.

 

Día 1 de Ruta por Dublin

Nuestro primer día en Dublín comienza en el casco antiguo de la ciudad. Iniciamos el recorrido en el Trinity College, visitando los jardines y la Biblioteca, donde veremos el antíquisimo Libro de Kells, una joya medieval.

Luego nos dirigiremos hacia el sur hasta llegar a la concurrida Grafton Street, zona peatonal comercial donde hay espectáculos callejeros a toda hora. Allí podemos degustar un delicioso desayuno en Bewley's Oriental Café, fundado en 1927.

Caminando hacia el este encontraremos la zona de los museos. Como no podrás recorrerlos todos en una mañana, te recomendamos elegir entre el Museo Nacional de Arqueología, la Galería Nacional y el Museo de Historia Natural. Nuestra recomendación es que visites el Museo de Arqueología, ya que verás colecciones únicas en el mundo.

Pasaremos por Merrion Square para ver los tradicionales edificios de estilo georgiano que lo rodean, y finalmente llegaremos a St. Stephen's Green, uno de los parques públicos más antiguos de Irlanda.

Tras recorrer este parque histórico podemos almorzar en alguno de los restaurantes de los alrededores.

Después de almorzar y reponer fuerzas caminaremos hacia el norte para conocer el Castillo de Dublín, una visita imprescindible.

En el camino pasaremos por la Biblioteca Chester Beatty. No es una visita imprescindible, pero si tienes tiempo puedes hacer una breve pasada para ver objetos y manuscritos realmente inusuales de arte oriental y religioso

Una vez en el Castillo podremos recorrer las salas y habitaciones, la Capilla Real, la Torre Medieval y los jardines.

Finalmente caminaremos hacia la zona de Temple Bar. Después de recorrer el barrio podemos  tomarnos un descanso en alguno de los muchísimos pubs, disfrutar de una cerveza, algún plato típico y escuchar música en vivo.

 

Día 2 de ruta en Dublín

El segundo día tomaremos el autobús 78A o 206 hasta la Prisión de Kilmainham, uno de los principales lugares históricos de Dublín. La primera visita guiada es a las 10:00 de la mañana, así que lo ideal es llegar un poco antes.

A pocas manzanas está la Guinness Storehouse, donde recorreremos las instalaciones para conocer más sobre esta marca cervecera y sus procesos de elaboración.

Después de probar la deliciosa Guinness Stout podemos cruzar el río para visitar el Parque Phoenix, uno de los más grandes de Europa, y conocer  sus numerosos monumentos. En el parque hay mucho para ver, por lo que te recomendamos almorzar en alguno de los restaurantes del predio, para seguir el recorrido después de comer.

Desde Phoenix Park tomaremos un autobús para visitar la Catedral San Patricio, la más grande de Dublín.

Desde allí caminaremos en dirección al río hasta llegar a la catedral Christ Church, construida sobre una antigua iglesia vikinga.

Cuando compres tu billete para la catedral, tienes la posibilidad de comprar una entrada combinada para visitar también Dublinia. Si tienes tiempo no te pierdas este museo, que es uno de los más entretenidos de la ciudad.

Para terminar el día, te sugerimos un crucero por el río Liffey o un tour nocturno para conocer los secretos y misterios que esconde la noche de Dublín.

 

¿Dispones de más tiempo para recorrer Dublín?

Te recomendamos conocer algunos de los atractivos más cercanos como las Montañas Wicklow, los Acantilados de Moher, el Castillo de Malahide, o hacer una fántastica excursión a Belfast y la Calzada del Gigante.