Siglos IX a XVI - Desde los vikingos a la Guerra de los Nueve Años

Tanto vikingos como normandos convirtieron a Dublín, casi desde su fundación, en la ciudad comercial más importante de la región.

Siglos IX al XI - Vikingos y normandos

A partir del 837 comenzaron a llegar barcos vikingos que saquearon esos poblados e iglesias y se asentaron de forma permanente en el lugar a partir de 841. Dubh Linn (laguna negra) se transformó en la principal ciudad vikinga, como centro de comercio con Constantinopla.

Aunque sufrió varios saqueos, la ciudad siempre se recuperó y prosperó. En el siglo XI era la ciudad más poderosa y poblada de Irlanda.

Los vikingos reinaron en Dublin por casi tres siglos. En 1169 se convirtieron al cristianismo y fue entonces que se construyó la Catedral de la Santísima Trinidad.

En el 1171 fueron conquistados por una alianza del rey de Leinster con mercenarios anglo-normandos. Los normandos establecieron un sistema feudal independiente, con leyes y autoridades propios, aunque sin un gobernante.

Inmediatamente tras esta invasión comenzó la construcción de "La empalizada", una muralla que separaba a los colonos de los nativos, que se habían refugiado en las colinas, ya que estos asediaban continuamente la ciudad.

Siglo XII al XIV - Edad Media

En 1169 el rey de Inglaterra Enrique II tomó posesión de la región como Lord de Irlanda y Dublin pasó a ser la capital del Señorío de Irlanda, que existió desde 1177 al 1542.

En el 1190 Dublin sufrió un terrible incendio y parte de la ciudad fue destruida. En 1991 la Catedral Christ Church fue reconstruida en estilo gótico y también se remodeló y elevó al rango de Colegiata la Iglesia San Patricio, cuya fecha exacta de construcción no se conoce (posiblemente haya sido en el siglo IX). Fue elevada al rango de Catedral en el 1212 aproximadamente. 

A partir de 1297 se creó el Parlamento Irlandés con sede en Drogheda. La ciudad siguió creciendo y llegó a tener 10.000 habitantes en el siglo XIII. Era obligatorio el uso del inglés e imperaban las costumbres de la corte inglesa.

Desde el siglo XIV toda la zona dentro de la Empalizada pasó a formar parte de la corona inglesa y Dublin se convirtió en la segunda ciudad más importante del Imperio británico.

Siglo XV y XVI - Reino de Irlanda

En 1487, durante un episodio de La Guerra de las Dos Rosas, el clan Fitzgerald tomó control de la ciudad y proclamó un nuevo rey de Inglaterra. En 1537 el mismo clan asedió el Castillo de Dublin, pero fueron derrotados por un ejército enviado por el Rey Enrique VII.

A partir de ese momento se sucedieron períodos de enfrentamiento, especialmente cuando los irlandeses se negaron a adoptar la religión anglicana imperante en Inglaterra desde la Reforma y adoptada también por Escocia y Gales.

Para afirmar su dominio, en 1541 Enrique VII elevó Irlanda a la categoría de reino, con él mismo en el trono. Durante el siglo siguiente el reino inglés avanzó por todo el territorio irlandés para conquistarlo de forma definitiva. Las leyes imperantes desembocaron en una persecución de los católicos, lo que provocaba continuas rebeliones.

En 1594 comenzó la Guerra de los Nueve Años que finalizó en 1603 con la derrota de los clanes irlandeses. 

Historia dublin