Rådhuspladsen

Se trata de la plaza central de Copenhague y en ella tienen lugar algunos edificios emblemáticos como el Ayuntamiento y el Scandic Palace Hotel. Es uno de los puntos más álgidos y concurridos de la ciudad, donde confluyen turistas y lugareños sin importar la hora o el clima.

Por su ubicación estratégica, Radhuspladsen es el sitio perfecto para comenzar los itinerarios a las principales atracciones de Copenhague: los Jardines Tivoli, Churchill Park, La Sirenita, la fuente Gefion, la iglesia de San Albano o la mismísima peatonal Stroget, que nace en una de las esquinas de la plaza y es la principal calle comercial de la ciudad, al tiempo que una de las peatonales más largas de Europa.

Qué ver

Ayuntamiento

El edificio del Ayuntamiento, diseñado por Martin Nyrop e inaugurado en 1905, impacta en primer lugar por su fachada, ricamente decorada, y en la que destacan el relieve de Absalon y la torre del reloj.

Es posible visitarlo por dentro en forma gratuita de manera parcial o hacer visitas guiadas para conocer el reloj astronómico de Jens Olsen o subir a la torre y disfrutar de una excepcional vista de la ciudad desde las alturas.

Hotel Scandic Palace

El edificio del hotel, con fachada de ladrillo a la vista, fue diseñado por Anton Rosen y es una clara muestra del estilo Art Nouveu, con una torre con mosaicos pintada por Johannes Kragh que simbolizan los cuatro momentos del día: el amanecer, el día, el atardecer y la noche. Aunque el exterior mantiene su estilo original, por dentro fue remodelado.

Fuente del dragón

La fuente del dragón es una de las esculturas más llamativas de los espacios públicos daneses. Fue diseñada por Joakim Skovgaard en colaboración con Thorvald Bindesboll. Pensada originalmente para participar en un concurso, la escultura hecha en bronce muestra a un toro luchando con un dragón y, aunque en un comienzo no fue bien recibida por la crítica y el público, en la actualidad se ha convertido en un emblema de Radhuspladsen.

Escultura de Hans Christian Andersen

Hans Christian Andersen es uno de los artistas daneses más reconocidos alrededor del mundo. Entre otros cuentos escribió La reina de las nieves, Pulgarcita, El patito feo y el célebre La sirenita. Sus obras se adaptaron a películas, ballets y obras de teatro. El autor obtuvo grandes reconocimientos en vida: fue declarado ciudadano ilustre de Odense, su ciudad natal y Consejero de Estado honorífico por el propio rey de Dinamarca. Tiene una impactante estatua en la plaza, justo al lado del Ayuntamiento que es una parada obligada en Radhuspladsen.

La chica del tiempo

Las figuras de una mujer en bicicleta y una mujer con paraguas indicaban en años pasados las condiciones climáticas a los transeúntes de Radhuspladsen. Aunque la estructura está fuera de funcionamiento en la actualidad todavía es posible apreciar las siluetas sobre la Torre del Rishshuset.

Estatua de los dos intérpretes de lur

Una gran columna sostiene la figura de dos músicos tocando el lur, instrumento de viento característico de los pueblos escandinavos durante la Edad Media.

Descubre Radhuspladsen y el centro de Copenhague

Como ya hemos dicho, una excelente forma de conocer lo  mejor de Copenhague es hacer un paseo a pie partiendo de Radhuspladsen. Y si durante la caminata te acompaña un guía experto de habla hispana, mucho mejor. Te recomendamos especialmente este tour que te llevará a ver los imprescindibles de la ciudad.

Verás, entre otros, el Ayuntamiento, Stroget, el Palacio Christianborg, Gammel Strand y el maravilloso Diamante Negro. Tampoco quedará afuera la zona de Nyhavn y el popular monumento de La Sirenita.

Dirección: 

Radhuspladsen 1

Cómo llegar: 

Tren: estación central de Copenhague.
Autobús: 10, 11A, 12, 26 y 33.