Múnich

Menú

Qué visitar en Múnich: 10 lugares imprescindibles

Tal vez en tu mente Múnich esté directamente vinculada con el Oktoberfest, pero la capital del estado de Baviera tiene mucho más para ofrecer que excelente cerveza. Además de la tradicional cervecería Hofbräuhaus, entre sus impresindibles hay fascinantes castillos, un mercado con gran ambiente y dos plazas llenas de vida. En una visita a Múnich tendrás un poco de todo para mantenerte siempre entretenido mientras descubres las tradiciones y costumbres bávaras.

A continuación te presentamos los 10 lugares que no puedes dejar de ver en tu visita por la ciudad para meterte de lleno en su esencia y sentirte como un muniquense. Cuando te hayas familiarizado con todos ellos, échale también un vistazo a nuestra lista de 30 cosas para ver y hacer en Múnich, donde te contamos los mejores planes para conocer estas y otras atracciones de la ciudad. ¿Preparado? ¡Allá vamos!

1. Marienplatz

La Marienplatz es la plaza central de Múnich. Por su fama y ubicación, no exageramos si decimos que es el alma verdadera de la ciudad.

En un paseo por Marienplatz puedes ver edificios tan importantes como el Antiguo Ayuntamiento y el Nuevo Ayuntamiento, donde se encuentra la popular torre del reloj. El famoso Glockenspiel es tal vez el principal atractivo de la plaza. Se trata de un magnífico carrillón (uno de los más grandes de Europa), con 43 campanas y 32 figuras de tamaño real. Cada día a las 11:00 y a las 12:00 h (también a las 17:00 entre marzo y octubre), cientos de viajeros se agolpan frente a él para disfrutar del bonito espectáculo de música y movimiento.

El Antiguo Ayuntamiento, por su parte, también amerita una visita, sobre todo si vas con niños, ya que alberga el Museo del Juguete.

Otros puntos emblemáticos de Marienplatz son la columna de Santa María, que se ubica en el centro de la plaza y celebra el fin de la invasión sueca; y la Fischbrunnen, la fuente del pez. Antiguamente servía a los pescadores para mantener sus pescados frescos y hoy es un punto de encuentro para los habitantes de la ciudad.

Marienplatz - Múnich

2. Hofbräuhaus

Hofbräuhaus es la cervecería muniquense por excelencia. Fue inaugurada en 1589 por el propio Duque Guillermo V de Baviera, que la estableció como la proveedora oficial de weissbier para la familia real Wittelsbach. Desde aquel entonces mucha cerveza corrió por sus toneles, y la fábrica original se convirtió en un concurrido restaurante y cervecería en el que puedes vivir las tradiciones bávaras de primera mano.

Su salón principal es el más concurrido y bullicioso. Es el lugar perfecto si lo que buscas es sumergirte de lleno en un ambiente festivo. Ahora bien, si quieres pasar un momento agradable en un ambiente más relajado, busca lugar en los salones del primer o segundo piso, más tranquilos pero no por eso menos animados. 

Las hermosas bóvedas, las vendedoras de pretzels con sus atuendos típicos, la música de folklore en vivo y, por supuesto, las riquísimas cervezas servidas en las clásicas jarras de cerámica, hacen de esta visita una magnífica experiencia tradicional alemana.

Consejo

Si tienes pensado visitar Hofbräuhaus para el Oktoberfest es indispensable que llegues temprano para escoger sitio. Si bien el lugar es enorme, ¡se llena hasta las manijas

Hofbräuhaus - Múnich

3. Viktualienmarkt

Viktualienmarkt es un hermoso mercado al aire libre, el más grande y famoso de Múnich. Originalmente se encontraba en la Marienplatz, pero a medida que se fue expandiendo el lugar se quedó pequeño, por lo que fue trasladado a unas calles de allí. ¡Incluso demolieron algunos edificios para hacerle espacio!

Hoy el mercado es un tesoro tanto para locales como para viajeros. En él puedes encontrar flores, frutas y verduras, quesos, vinos, panificación y productos gourmet además de productos típicos alemanes. Te estarás preguntando, ¿y la cerveza? ¡No podía faltar! En el mercado está el biergarten, una amplia terraza con mesas, bancos y parasoles en la que puedes sentarte a disfrutar una cerveza acompañada de alguna delicia de elaboración local. Cuando el frío aprieta, las ricas sopas que venden en los puestos del mercado son un aliado esencial.

Si quieres conocer Viktualienmarket y otros imprescindibles de Munich en compañía de un guía experto que te revele los secretos más interesantes, puedes apuntarte a este tour a pie por el centro histórico. Es una de las mejores actividades para hacer en Múnich.

Viktualienmarkt - Múnich

4. Residenz

La Residenz es un impactante palacio urbano, el más grande de Alemania. Entre 1385 y 1918 fue la residencia oficial de los monarcas bávaros, y luego se convirtió en museo (hoy es uno de los más imponentes de Europa). El edificio original fue gravemente afectado por los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, pero ha sido reconstruido, restaurado y decorado respetando su esencia.

Al visitar la Residenz es difícil decidir qué es lo que más impacta: la elegante arquitectura, la enorme cantidad de habitaciones que se pueden recorrer o los increíbles tesoros que allí se guardan. Durante la visita puedes ver 130 habitaciones y 10 patios que reflejan todo el esplendor de la monarquía bávara. Con tanto para recorrer, es difícil verlo todo. Asegúrate de visitar el Teatro Cuvilliés, el Antiquarium y el Tesoro, donde se encuentran las insignias reales y una de las colecciones de joyas más importantes del mundo.

También puedes optar por hacer una visita guiada: tu guía te llevará por los lugares clave y te ayudará a descubrir detalles de la historia y la arquitectura de la Residenz.

Residenz - Múnich

5. Palacio de Nymphenburg

El Palacio de Nymphenburg fue originalmente la residencia de verano de la familia real Wittelsbacher. Hoy es un museo perfecto para conocer y admirar los estilos barroco y rococó en su máxima expresión.

El palacio tiene un edificio central y varias construcciones salpicadas en preciosos jardines de estilo inglés. Una de las cosas que más se disfrutan del paseo es caminar por las amplias avenidas del jardín, rodeadas de un césped impecablemente cortado y coloridos setos de flores.

¿Qué ver en Nymphenburg? Por ejemplo, el famoso Amalienburg, un pabellón de caza que es como un pequeño palacio en sí mismo, con un precioso salón de espejos. O Badenburg, una casa de baños bellísima con una decoración que remite al agua. Además, en las antiguas caballerizas del palacio hay un increíble Museo de carruajes y porcelanas. Resérvale algo de tiempo, no te arrepentirás.

Si haces esta visita guiada, dedicarán tiempo a los mejores lugares del castillo y podrás conocer al detalle los salones más importantes.

Palacio de Nymphenburg - Múnich

6. Englischer Garten

El Englischer Garten es un maravilloso jardín de estilo inglés (como su nombre lo anticipa) que se encuentra entre los más concurridos de Múnich. Es un lugar ideal para hacer un picnic y disfrutar de un hermoso día al aire libre.

El parque es hermoso durante las cuatro estaciones, pero se vuelve verdaderamente especial en el verano, ya que está atravesado por una corriente de agua que es de las favoritas entre los bañistas. No solo puedes refrescarte en sus orillas sino que también puedes zambullirte usando unas lianas o incluso surfear en la zona donde la corriente es más fuerte, sí, leíste bien: ¡surfear!

Por si esto fuera poco, el inmenso parque también cuenta con varios biergarten. La famosa Torre China y el Seehaus, a las orillas del lado, están entre los favoritos.

Englischer Garten - Múnich

7. Odeonsplatz

Odeonsplatz es otra de las plazas imprescindibles de Múnich. Los importantes edificios que la rodean le han dado parte de su fama, pero la plaza también es un lugar clave porque se encuentra sobre una importante estación de U-Bahn.

Seguramente te encontrarás pasando por Odeonsplatz más de una vez durante tu viaje, ya que queda justo junto a la Residenz, Hofgarten y la iglesia de los Teatinos. Sobre la Residenz ya hemos hablado. Hofgarten es un pintoresco jardín de estilo italiano con un pabellón central que suelen usar los muniquenses como punto de encuentro. Mientras que la iglesia de los Teatinos, por su parte, tiene un llamativo exterior de estilo rococó que no querrás dejar de fotografiar.

¿Sabías qué?

En 1923, en la plaza hubo un enfrentamiento armado entre las fuerzas gubernamentales y militantes del partido Nazi, que tuvieron 14 víctimas fatales. Durante el gobierto del III Reich, Odeonsplatz fue sede de varios homenajes a esos caídos.

Odeonsplatz - Múnich

8. BMW Welt

Fanáticos del automovilismo, abróchense los cinturones, porque en el BMW Welt vivirán una aventura inolvidable. Primero lo primero: ¿qué es el BMW Welt? Pues bien, al principio puede ser difícil de entender, porque es muchas cosas en una. Es un concesionario por donde puedes pasar a recoger tu BMW, pero también es un centro de exposición donde puedes ver los últimos coches y motocicletas, o conocer más acerca de Rolls-Royce y Mini, otras emblemáticas marcas de coches del grupo BMW.

¿Todavía te sabe a poco? Bueno, entonces tal vez te entusiasme la idea de adquirir merchandising original de la marca en su megatienda, comer en alguno de sus restaurantes o beber algo en las cafeterías. Como verás, el BMW Welt tiene mucho que ofrecer a sus visitantes. ¡No te lo pierdas!

BMW Welt - Múnich

9. Neuschwanstein

¿Habías imaginado que la Residenz y Nymphenburg ya habían completado el cupo de castillos de nuestra lista? Pues no es así, porque todavía nos queda hablar de uno de los más llamativos y excéntricos castillos de todo el planeta: Neuschwanstein, el castillo del rey loco. A que con ese sobrenombre ya te ha entrado curiosidad sobre él. Haces bien en interesarte, porque tanto su historia como su arquitectura son realmente fascinantes.

Todo empezó cuando Luis II de Baviera, último rey de Baviera, imaginó un fabuloso castillo, ambientado en los escenarios de las óperas de Wagner y ubicado sobre un desfiladero. En 1869 comenzaron las obras que harían realidad semenjante sueño. Y no fue sino 20 años después cuando finalizaron. El resultado es un castillo de cuentos de hadas, inspirado en el mundo medieval pero construido con los adelantos del siglo XIX, que te dejará con la boca abierta.

Puedes visitarlo junto a otro de los grandes proyectos de Luis II, Linderhof, en esta excursión que incluye los traslados y un guía de habla hispana.

¿Sabías qué?

A pesar de que vas a visitar un castillo que resalta por su elegancia, deja la ropa de lujo y los zapatos de taco en casa. Ropa cómoda y calzado deportivo estarán más acordes para la caminata que deberás encarar para llegar hasta la entrada del castillo

Neuschwanstein - Múnich

10. Dachau

El campo de concentración de Dachau es uno de los más tristemente célebres de la Alemania nazi. Sus instalaciones cuentan la historia de más de 200 mil prisioneros, que vivieron allí en condiciones infrahumanas entre 1934 y 1945.

Dachau fue un modelo a seguir para otros campos de concentración, que buscaron alcanzar el mismo nivel de orden y cruel eficacia. La visita, aunque dura, es indispensable para conocer un capítulo clave de la historia del siglo XX y mantener viva la memoria de las víctimas del Holocausto.

Vale la pena conocer el lugar junto a un guía experto que te ayude a comprender la historia Dachau, donde murieron más de 40.000 prisioneros.

¿Sabías qué?

Uno de los prisioneros de Dachau fue Victor Frankl, que llegó a convertirse en un famoso terapeuta. Las experiencias que vivió durante su reclusión lo llevaron a crear la logoterapia, que plantea que la voluntad es la principal fuerza de motiviación del ser humano.

Dachau - Múnich

Viaja más, por menos dinero

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos y ofertas personalizados.


8

tours en Múnich desde

Ver todos