Castillo de Neuschwanstein

Ubicado en Füssen, a unas dos horas en tren al suroeste de Múnich, el Castillo de Neuschwanstein es uno de los atractivos más espectaculares de Europa y una visita fascinante. Se trata de un edificio neogótico construido en 1868 a instancia del rey Luis II de Baviera, quien buscaba alejarse de la vida pública en medio de un “mundo de fantasías”. 

El Castillo fue abierto al público siete semanas después de su muerte, en 1886, y a partir de entonces se convirtió en uno de los lugares turísticos más importantes de Alemania, con más de un millón de visitas al año. Incluso sirvió de inspiración para la réplica realizada por Walt Disney, siendo parte de su reconocido logo y escenario de la película “La Bella Durmiente”.

Emplazado en medio de montañas y lagos, Neuschwanstein fue diseñado por el arquitecto Christian Jank y presenta varios estilos arquitectónicos. No se trata de un edificio funcional sino estético, que sin embargo incluyó los avances tecnológicos más modernos de su época como un sistema de calefacción centralizada y conexiones telefónicas.

En su interior también destaca la decoración, con pinturas inspiradas en las óperas de Richard Wagner, de quien Luis II era admirador. Se incluyeron imágenes con historias de amor, culpa, penitencia y salvación, además de ideas políticas y religiosas que pueden verse en la Sala del Trono. Si bien el objetivo era terminar la construcción con 360 habitaciones, sólo se concretaron catorce.

La mejor opción es visitar el Castillo de Neuschwanstein con un guía que te descubra todas las historia del lugar.

Horarios del Castillo de Neuschwanstein: De abril a septiembre: Todos los días de 8:00 a 17:00 horas. De octubre a marzo: Todos los días de 09:00 a 15:00 horas.

Precio: 12€. Menores de 18 años gratis.

Teléfono: +49 (0) 83 62 - 9 30 83 - 0.

Cómo llegar al Castillo de Neuschwanstein desde Múnich:

En tren: Hay servicios regulares desde la Estación Central Hauptbahnhof a la Estación de Füssen, en el centro de la ciudad. Salen aproximadamente cada 60 minutos y el trayecto es de 2 horas. Una vez en Füssen tomar los autobuses líneas 73 y 78 y bajar en la Estación Hohenschwangau. Precio del tren Múnich- Füssen: Aproximadamente 20€.

castillo neuschwanstein