Iglesia de San Pedro

Mientras que la Catedral de Múnich tiene el privilegio de ser la iglesia más grande de la ciudad, la de San Pedro es la iglesia católica más antigua de Múnich. El templo es también un punto de referencia para los habitantes de la ciudad, que la llaman cariñosamente Alter Peter, “Viejo Pedro”. Algunos creen que puede haber sido el punto central a partir del cual se expandió Múnich.

Historia de tragedias

La historia de Alter Peter es larga. Antes de la fundación de la ciudad, en 1158, ya había en el lugar un antiguo templo merovingio. Sin embargo, nada queda de esa construcción antigua.

Se sabe que a fines del siglo XII se levantó en su terreno una iglesia de estilo románico que fue expandida en estilo gótico. Pero las llamas consumieron ese edificio durante el gran incendio de 1327 y tuvo que ser reconstruido en 1368.

La Segunda Guerra Mundial volvió a hacer estragos en el santuario, que tuvo que afrontar una nueva reconstrucción. Los últimos trabajos en la iglesia, en los que se restauró el fresco del techo realizado por el famoso pintor alemán Johann Baptist Zimmermann fueron culminados en 2000.

Vistas increíbles

Después de su turbulenta historia, hoy la iglesia es un bonito edificio de estilo despojado con algunas curiosidades en su interior, como las reliquias de Santa Munditia o la campana que repicaba para anunciar ejecuciones en Marienplatz.

Sin embargo, el principal encanto de la iglesia son las excelentes vistas que brinda de todo Múnich desde las alturas y, especialmente, de Marienplatz. Eso sí, para apreciarlas tendrás que subir más de 300 escalones en una angosta escalera de doble sentido. La recompensa al final del recorrido paga con creces el esfuerzo. Tendrás una hermosa panorámica de la ciudad a 360° en la que las tejas de terracota de los antiguos techos de la ciudad serán las decididas protagonistas.

Consejo

Si quieres disfrutar de las hermosas vistas pero no te animas con las escaleras, dirígete al Nuevo Ayuntamiento. Allí podrás subir a la torre en ascensor. Muy recomendable si estás en Munich con niños y quieres que disfruten de las vistas sin padecer el ascenso.

Precio: 

Iglesia: gratis

Torre: 3 €

Dirección: 

Rindermarkt 1

Cómo llegar: 

U-Bahn: estación Marienplatz, líneas U3 y U6.

S-Bahn: estación Marienplatz, líneas S1, S2, S3, S4, S6, S7, S8, S27, SP1 y SP2.