Consejos para tu visita a Munich

Planifica el viaje

  • Ahorra dinero reservando con antelación tu vuelo y alojamiento. Aunque algo más caro que otros barrios, el centro de Múnich es una buena opción para dormir ya que estarás cerca de las principales atracciones. Si viajas para el Oktoberfest, puedes alojarte en el barrio Ludwigsvorstadt, próximo al Theresienwiese.
     
  • Otra buena opción para ahorrar dinero es viajar en temporada baja, ya que en temporada alta los precios suben bastante.
     
  • Si tienes poco tiempo, contrata de forma anticipada tours con guías especializados para recorrer los principales monumentos históricos y sitios emblemáticos de Múnich. Aprovecharás más tu visita.
     
  • Si planeas viajar a Múnich para disfrutar del Oktoberfest, deberás reservar tu lugar con varios meses de anticipación (enero/febrero), ya que la capacidad del lugar se ve desbordada por la cantidad de gente que asiste. Para algunas tiendas las reservas se pueden hacer online.

Atracciones turísticas

  • Muchas de las atracciones de Múnich se pueden recorrer a pie o en bici. Si tienes que usar el transporte público, elige el metro siempre que sea posible. Es el más rápido y eficiente.
     
  • La mayoría de los museos públicos tienen un coste de 1 € los domingos. Aprovecha para visitar las tres pinacotecas o la Gliptoteca, entre otros.
     
  • Reserva un día de tu visita para hacer una excursión a los alrededores. Podrás conocer la maravillosa Salzburgo, el campo de concentración de Dachau o el increíble castillo de Neuschwanstein.

Sobre el terreno

  • Comer en Múnich es algo caro. Una excelente opción para ahorrar dinero son los biergarten, sitios donde se sirve cerveza bávara y puedes llevar tu propia comida.
     
  • Para comprar souvenirs, uno de los mejores sitos es Orlandostrasse, detrás de la cervecería Hofbräuhaus. Hay muchísimas tiendas con  toda clase de cosas típicas y para todos los presupuestos.
     
  • Si no consigues reserva con antelación para el Oktoberfest, deberás llegar muy temprano y hacer la cola, preferiblemente entre semana, ya que los fines de semana es casi imposible conseguir sitio. Si vas con niños, presta atención a la programación, ya que hay días y horarios especiales para familias.
     
  • Anímate a la gastronomía local. Comienza el día con el típico desayuno muniqués, compuesto por la Weisswurst (salchicha blanca), acompañada de mostaza dulce y un brezel. Olvida el café: la salchicha se sirve con cerveza de trigo.