Italia » Roma » Itinerario y ruta de 4 días por Roma

Itinerario y ruta de 4 días por Roma

| Más

vatican vaticano roma rome lazio latium italia italy nature sea beach sun summer town city light landscape free europe europa eu wallpaper michael castielli resolution vacation holiday travel flight Creative Commons CC0 CC Zero

Para que aproveches al máximo tu visita, te sugerimos itinerarios diarios en los que verás los lugares imperdibles de Roma. Puedes ubicar cada uno de los sitios en nuestro mapa, que también te ayudará si quieres armar tu propio itinerario, aunque existen visitas guiadas muy convenientes con las que ahorrarás tiempo y dinero.

También te será de ayuda consultar cuáles son los mejores barrios para alojarte.

Día 1 de Ruta por Roma

Aunque sea una de las vistas más conocidas de Italia, no puedes dejar de visitar los restos de las antiguas edificaciones romanas, de más de 2.000 años de antigüedad.

En pleno centro histórico de Roma descubrirás el Coliseo, hoy apenas restos de lo que fue un modelo de ingenio para su construcción. Ocupaban sus gradas más de 50.000 personas en cada evento. Una vez que hayas visitado el Coliseo, dirígete a los foros. De camino pasarás por el Arco de Constantino. En el Foro Romano y el Foro Imperial, sobre la Via dei Fori Imperiali, es donde se conservan los restos de algunos monumentos arquitectónicos de la Antigua Roma.

Foro Romano y Palatino

NOTA:  entre las dos visitas necesitarás entre tres y cuatro horas. Recuerda que, además, siempre hay largas colas para comprar las entradas. Hay un billete único para la visita al Coliseo, Palatino y Foros. Te aconsejamos comprar la entrada en la taquilla de los Foros en el Palatino, ya que suele haber menos cola que en el Coliseo. También tienes una opción más cómoda contratando un tour para visitar el Coliseo y los Foros y ahorrar el tiempo que perderías en las colas.

Después de visitar el Coliseo y los Foros puedes optar por una visita a los Museos Capitolinos (si estás de ánimo para ver museos) o dirigirte directamente al Mercado de Trajano. Puedes almorzar antes o después de la visita ya que en los alrededores hay muchos sitios para comer.

Desde el Mercado de Trajano dirígete a la Plaza del Campidoglio, diseñada por Miguel Ángel, y luego al Monumento a Víctor Manuel. Te aconsejamos no perder tiempo en visitar el museo del Altar de la Patria, que no es de mayor interés.

Fontana di Trevi

A pocas manzanas está la Fontana de Trevi. Aprovecha para verla de día. Si no te detienes mucho tiempo allí, podrás llegar al Panteón antes de la hora de cierre. Después dirígete hacia  Piazza Navona  o Campo dei Fiori, dos sitios imperdibles y, además, muy animados por la tarde/noche. Podrás a comer en alguno de los muchos restaurantes que encontrarás en la zona.

Día 2 de Ruta por Roma

El segundo día visitaremos el Vaticano. La mejor opción es contratar un tour de medio día para conocer la Basílica de San Pedro, los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina, ya que te evitarás las larguísimas colas que siempre hay para comprar las entradas.

Si decides hacer la visita a tu aire, te aconsejamos partir bien temprano por la mañana. Puedes llegar a pie desde el centro de Roma por Corso Vittorio Emanuelle II, pero para ganar tiempo te aconsejamos tomar el metro.

Primero dirígete a recorrer los Museos Vaticanos, una visita imprescindible. Como te dijimos, la cola para comprar la entrada puede llevar varias horas, pero puedes evitarlas comprando las entradas online en forma anticipada en el sitio oficial del Vaticano o contratando un tour para conocer todo el Vaticano.

El Vaticano

Además de las importantes colecciones que albergan, disfrutarás de la visita a las increíbles salas diseñadas y decoradas por artistas como Bramante o Rafael. Y, obviamente, la mítica Capilla Sixtina, decorada por Miguel Ángel.

Es hora de visitar la Basílica de San Pedro, donde verás obras de arte como la Piedad de Miguel Ángel y el Baldaquino de Bernini.

Una vez que hayas terminado el recorrido, camina por la impresionante Plaza San Pedro, majestuosa y sobrecogedora. Admira la vista de la Basílica y la Columnata de Bernini.

Cuando hayas terminado la visita al Vaticano será la hora de almorzar. Después de comer  en las inmediaciones de la Basílica (fíjate en los lugares que recomendamos para comer en el Vaticano), puedes caminar por la Via della Conciliazione hasta llegar a Castel Sant'Angelo. Si tienes tiempo, entra a visitarlo y conocer su interesante historia. Si no, cruzando el Parco Adriano, donde está Castel Sant'Angelo, cruza el Tiber por Lungotevere Pratti  para llegar al Ara Pacis (recuerda que no hace falta entrar al Museo, puedes ver el monumento desde afuera).

Castel de Sant'angelo

A pocas manzanas está Plaza España, una zona ideal para recorrer algunas tiendas y hacer compras, o tomar un café o un helado en alguna de las terrazas que rodean la plaza. (También puedes acercarte a la Plaza del Popolo)

Si te has alojado en el centro histórico, de regreso puedes pasar  y ver la Fontana de Trevi de noche. Te resultará una experiencia única con su excelente iluminación nocturna. No olvides la tradición y arroja una, dos o tres monedas. ¡Tú eliges!

Día 3 de Ruta por Roma

Parte desde la Piazza Barberini y, después de ver las dos famosas fuentes de Bernini, visita la Galería Nacional de Arte Antiguo en el Palacio Barberini. Dos horas bastarán para ver las obras maestras más importantes que se exhiben en el museo.

A solo un par de manzanas están la iglesia Santa María de la Concepción y su cripta de huesos, una de las visitas más peculiares que puedes hacer en Roma.

Villa Borghese

Si caminas hasta la Porta Pinciana llegarás a Villa Borghese, uno de los parques más bonitos de Roma. Si no quieres caminar, toma el metro hasta la estación Spagna. Recorre los jardines a tu gusto o, si has comprado la entrada en forma anticipada, visita, además, la Galería Borghese, que funciona en el parque. Al terminar la visita puedes almorzar sin salir del parque, en alguno de los lugares que hay para comer.

Aprovecha lo que queda del día para visitar las Termas de Diocleciano y maravíllate mientras aprendes cómo funcionaba cada estación del baño.

Otra opción es tomar el Metro en la estación Reppública y dirigirte directamente  a la imponente basílica Santa Maria Maggiore (llegarás en sólo 9 minutos) para poder llegar todavía de día a Trastevere, uno de los barrios más bohemios y entretenidos de Roma. Aprovecha para comprar recuerdos originales, caminar por las antiguas calles y comer en algún restaurante de comida tradicional. Encontrarás muchos lugares para comer y tomar algo en los alrededores de la plaza Santa María.

Día 4 de Ruta por Roma

No puedes dejar Roma sin haber visitado las ruinas de Pompeya y Herculano, dos de las ciudades que sufrieron la furia del Vesubio en el año 79 y que mejor se han preservado a pesar de la destrucción que provocó el volcán.

Pompeya

Te recomendamos hacer esta visita con un tour con guía en español  porque son lugares donde hay tanto para ver que corres el riesgo de perderte  gran parte de sus puntos de interés. Además, si vas por tu cuenta y sumas el precio del viaje y la entrada, prácticamente no hay diferencia de dinero, y con el tour tendrás la compañía un guía con el que aprenderás mucho más sobre la vida en estas ciudades.

Por la noche, imagina despedirte de Roma en un crucero por el Tíber, con música en vivo y cena incluida, o un recorrido nocturno por Roma, también con cena,  mientras disfrutas la vista de los edficios iluminados saboreando el mejor vino italiano.

¿Tienes más días?

Todavía quedan muchos sitios interesantes para conocer en Roma: las catacumbas, más plazas y museos, iglesias interesantes como San Pablo Extramuros o San Juan de Letrán. Muy cerca de Roma están Villa Adriana y Villa d'Este, dos sitios que puedes ver en una mañana.

Villa Adriana