Museo do Carro Eléctrico

Cerca de los Jardines del Palacio de Cristal se encuentra el Museo do Carro Eléctrico o Museo del Tranvía, fundado en 1992 con el objetivo de preservar el patrimonio y la historia del transporte público de Oporto. 

El museo funciona en el edificio de la antigua central termo-eléctrica de Massarelos, construida en 1915 para alimentar los transportes eléctricos de la ciudad. A partir de 1960 la energía producida por la central era insuficiente y pasó a ser una subestación transformadora. En 1998 dejó de operar en forma definitiva y se decidió transformar el edificio en museo.

Es un plan ideal si visitas la ciudad con niños, muy entretenido para toda la familia.

Qué ver en el museo

La colección más interesante es la de tranvías antiguos, restaurados a su condición original. También hay réplicas de algunos de los primeros coches, que comenzaron a circular en 1872 y eran de tracción a caballo.

Entre las réplicas más interesantes están:

  • uno de los primeros tranvías de la línea 22, que fue comprado a Inglaterra en 1905
  • dos "carros torre" (automóviles), que se usaban para reparar vías aéreas, de origen alemán
  • un carro torre vagón, construido por la empresa Carris en 1932, con plataforma levadiza, para reparar líneas aéreas y tranvías en servicio que presentaran desperfectos
  • un "vagón de pronto socorro", un verdadero taller sobre ruedas construido por Carris, para reparar y remolcar tranvías

También se exhiben colecciones de fotografías y uniformes de conductores, billetes antiguos, y otros objetos con los que se va relatando la historia de este transporte público.

En la tienda del museo se pueden comprar libros, miniaturas, postales, llaveros y colecciones de billetes antiguos.

Horario: 

De martes a domingo de 10:00h a 18:00h; lunes de 14:00h a 18:00h.

Precio: 

Adulto: 8€.

Niños y jovenes de 6 a 25 años: 5€.

Menores hasta 6 años: gratis.

Dirección: 

Alameda de Basílio Teles 51, 4150-127 Porto, Portugal.

Cómo llegar: 

Tranvía: Nº 22.