Guimaraes

A unos 60 kilómetros de Oporto y 24 de Braga encontraremos Guimaraes, una ciudad medieval que parece salida de un cuento, con murallas, un castillo, palacios, iglesias y conventos. Fue fundada en el siglo X y su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 2001.

No pierdas la oportunidad de conocer esta intrigante ciudad con una excursión de un día desde Oporto.

Qué ver en Guimaraes

Monte Largo - La Colina Sagrada

Es el punto más alto de la ciudad y el lugar donde se alzan sus emblemas: el Castillo de Guimaraes, el Palacio de los Duques de Braganza y la Iglesia San Miguel do Castelo.

El Castelo de Guimaraes o Castelo de Sao Manede fue construido en madera en el siglo X por la condesa Mumadona, como defensa contra las invasiones vikingas. En el siglo XII los condes Dom Henrique y Dona Teresa  lo reconstruyeron y ampliaron, esta vez en piedra. De esa época son las murallas y la Torre del Homenaje.

Se dice que en este castillo nació Afonso Enriques, quien luego sería el primer rey de Portugal, tras lograr la independencia del reino de León. Por este motivo se conoce a Guimaraes como  "la cuna de Portugal".

Es posible que la Iglesia de San Miguel do Castelo, también construida por Dom Henrique, fuera la capilla real. Está ubicada entre el castillo y el Palacio de los Duques de Braganza. Aunque arquitectónicamente no es llamativa, es importante su valor simbólico, ya que se cree que aquí fue bautizado Afonso Enriques, en la pila bautismal que aún se conserva.

El majestuoso Palacio de los Duques de Braganza, del siglo XV, tiene características únicas, ya que reune elementos románicos y del gótico normando. Sus chimeneas cilíndricas son el elemento más curioso, y el que lo hace reconocible desde cualquier punto de la ciudad.

Fue construido por Afonso, primer Duque de Braganza. Tras años de abandono, se reconstruyó en el siglo XX. En el interior se exhiben tapices, muebles, armas antiguas y objetos decorativos de los siglos XVII y XVIII.

La preciosa Iglesia barroca Nossa Senhora da Consolaçao o Iglesia de San Gualter (patrono de Guimaraes) se encuentra al final del Largo Republica do Brasil. Se construyó en 1785, sobre una capilla del siglo XVI.  La vista de la iglesia desde el extremo de la plaza es una de las más bonitas de Guimaraes, de día y de noche.

Qué más ver en Guimaraes

  • Largo de Oliveira es uno de los lugares más animados de la ciudad. Allí veremos la Iglesia de Nuestra Señora de Oliveira, del siglo XIV, y el Monumento del Salado, que conmemora la victoria de españoles y portugueses sobre los árabes en 1340.
  • La Rua de Santa Maria es la más antigua de Guimaraes, posiblemente anterior al siglo XII. A lo largo de esta calle hay varios edificios históricos, como el Convento de Santa Clara (sede del Ayuntamiento), la Casa del Arco y la Casa de los Valadares, de estilo gótico.
  • La plaza medieval de Sao Tiago.
  • El Palacio de Vila Flor, del siglo XVII, y su bello jardín.
  • Alrededor de Largo del Toural se alzan muchas construcciones típicas y la Iglesia de San Pedro, con su curioso remate de cruz doble.
Iglesia de Guimaraes

Cómo llegar: 

Tren urbano Linha da Guimaraes: desde estación Porto Sao Bento hasta Guimaraes. Sale varias veces al día entre las 6 y media de la mañana y las 11 y media de la noche. Tarda un poco más de una hora y el billete cuesta entre 4€ y 8€, según el servicio.

Autobús: hay varias empresas que llevan de Oporto a Guimaraes: Rede Expressos, Transdev Portugal, Citi Express. Rede Expressos sale 6 veces al día, entre las 11:00 y las 18:45. Tarda 1 hora y el billete cuesta €6.