Barrios de Oporto

En Oporto hay 15 barrios o freguesias, varios de ellos muy pintorescos, aunque no todos tan interesantes desde el punto de vista turístico. Te contamos cuáles son los de visita imprescindible, además de la zona do Bolhão, el centro histórico.

Si tienes pocos días en la ciudad una excelente alternativa para conocer el encanto de los barrios de Oporto, es hacer un tour (en español), en el que un guía experto te contará todos las curiosidades de esta ciudad costera, a bordo de un crucero por el Duero. 

Ribeira

Es una de las zonas más conocidas y visitadas en Oporto. Se extiende a lo largo del Duero desde el Puente de Arrábida hasta el Puente Don Luis I.

Tanto de día como de noche Ribeira es un barrio para disfrutar, recorriendo sus estrechas callejuelas o caminando por la orilla del río para descubrir las fachadas coloridas que hacen de esta zona el emblema de la ciudad.

Por la noche es un lugar de lo más animado, con cafés y restaurantes con terrazas sobre el río en la calle Cais da Ribeira, y también en la Praça da Ribeira, una de las más antiguas de la ciudad.

Vila Nova de Gaia

Frente a Ribeira, sobre la orilla izquierda del Duero, está el municipio Vila Nova de Gaia. Puedes llegar desde Ribeira cruzando el Puente de Luis I, ya sea a pie (por la parte peatonal) o en autobús o metro. O en el teleférico de Vila Nova de Gaia, que va desde Ribeira hasta el plácido Jardim do Morro, a 60 metros de altura.

En Vila Nova de Gaia encontrarás las bodegas del famoso Vinho do Porto, hermosas playas de arena, como Lavadores, Salgueiros, Madalena o Miramar y los "rabelos", pequeñas embarcaciones de madera típicas de Oporto, que se usaban en los siglos XVIII y XIX para el transporte de toneles de vino y hoy nos llevan a navegar por el Duero.

Foz

En la desembocadura del Duero en el Atlántico está Foz do Douro, una de las zonas más caras y exclusivas de la ciudad. Bordea la playa hasta el Fuerte de San Francisco Javier o Castelo do Queijo, de 1661, una de las dos fortalezas que se pueden visitar en este municipio. La otra es el Forte São João Baptista.

El tranvía turístico que parte desde la Plaza de la Libertad llega a las playas de Foz, atractivas tanto en verano como en invierno, especialmente al atardecer.

El Paseo Marítimo, a lo largo de la Avenida do Brasil, y el Paseo Geológico, entre rocas marinas antiquísimas, son ideales para el día. De noche, los protagonistas son los restaurantes, bares y sofisticadas discotecas ubicadas a lo largo de la costa.