30 cosas que ver y hacer en Oporto

Puentes con encanto, bodegas a la vera del Duero y una encantadora estación de tren con preciosos azulejos que cuentan la historia de Portugal. En Oporto hay muchísimas cosas con las que llenar el tiempo que no pasas probando su exquisita comida y buscando los mejores rincones donde tomarte una foto memorable. Y aquí te presentamos una lista con 30 de ellas.

Encontrarás los mejores consejos para recorrer sus imprescindibles, los lugares preferidos de los tripeiros y algunas excelentes recomendaciones para probar la gastronomía lusa. Ya no te hacemos esperar más. ¡Vamos por ellos!

1. Visitar la plaza da Ribeira y deleitarte con los rabelos que van y vienen por el Duero. Es una de las mejores actividades para hacer en Oporto.

2. Contar los azulejos de la estación de tren de S. Bento. No, es broma: ¡son más de veinte mil! Pero sí ve a descubrir la historia de Oporto en ellos. Puedes apuntarte a una visita guiada por lo mejor de Oporto para que un guía experto te acompañe en el recorrido.

Interior de la estación de San Bento - Oporto

3. Catar los vinos de Oporto. Tiene que ser una de las primeras cosas que hagas, incluso si no eres fanático del vino. La visita a las bodegas es un imprescindible de la ciudad. Este recorrido guiado por Oporto incluye una cata en una excelente bodega y almuerzo.

4. Disfrutar los puentes de Oporto desde un rabelo. ¡Ah!, estas pequeñas embarcaciones tradicionales son un sueño hecho realidad. Apenas subes ya puedes imaginar el recorrido que hacían antaño, repletas de toneles de vino. Aquí tienes un práctico combo que incluye un crucero por el Duero en el que ves los seis puentes de la ciudad. 

5. Irse de compras por las tiendas alrededor de la Plaza de la Batalla. Encuentras muchas tiendas de recuerdos y restaurantes. Puedes llegar hasta este y otros puntos clave de la ciudad con el práctico autobús hop on-hop off de Oporto.

6. Ya que estás en la Plaza de la Batalla, toma la línea 22 del tranvía para dar un paseo por las calles más emblemáticas del centro. Más que un medio de transporte, el tranvía un legado histórico vivo de la ciudad. Para disfrutar sin prisa.

7. Cruzar el emblemático puente de Luis I. Fue creado por un discípulo de Eiffel y es el más famoso de todos lo que cruzan el Duero.

Puente de San Luis I - Oporto

8.  Probar los éclairs de Leitaria da Quinta do Paço, una cafetería clásica y centenaria cafetería de Oporto. Los éclairs son deliciosos y tienen mucha variedad. Un consejo: siéntate a disfrutarlos en la terracita. Es muy agradable y está apartada del bullicio.

9. Conocer la Venecia de Portugal con una escapada a Aveiro. Para navegar por los canales a bordo de un moliceiro y descubrir sus edificios del siglo XV. Aprovecha tu tiempo al máximo y echa un vistazo a esta excursión que te lleva también a Costa Nova, una preciosa playa de arena blanca y casitas pintadas de colores. Prepara la cámara para el Instagram.

10. Caminar por los jardines del Palacio de Cristal. El palacio ya no existe (había sido levantado para la Exposición Internacional) pero los jardines son realmente soñados.

11. Ya que estás en el Palacio de Cristal, visita el Museo Romántico que está junto a él. Está ambientado como una típica residencia burguesa del siglo XIX y tiene llamativos mueves, lienzos y objetos decorativos. La entrada es gratis, pero ten en cuenta que solo abre los fines de semana.

12. Conocer el Valle del Duero. Ahí descubrirás el origen de los famosos vinos de la región. Si puedes, haz la visita a una finca productora. Es una pasada. Aquí tienes un tour que te lleva al valle del Duero, para conocer la ciudad histórica de Amarante, el bonito pueblo de Pinhão, y el mirador de Galafura. E incluye, además, de la infaltable visita a la finca, un crucero por el Duero. ¡Todo en uno!

Vistas al Duero y al pueblo Pinhão

13. Pasear por la Ribeira. Para disfrutar las románticas vistas del Duero. ¿Quieres un consejo extra? Sube al ascensor de Ribeira (Elevador de Lada), que conecta los muelles con la parte alta de la ciudad. Desde lo alto tienes una hermosa panorámica del Duero. Lo encuentras en Casi de Ribeira ¡y es gratis!

14. Ir de gira por las mejores terrazas de Oporto. La ciudad tiene preciosos miradores, perfectos para relajarse al atardecer. Si quieres hacer un recorrido por los mejores rooftops de la ciudad, apúntate a este paseo. Incluya también tres copas de vino de Oporto. ¿Qué más se puede pedir?

15. Llegar hasta la preciosa región del Minho, con montañas, valles y ríos. Tiene varias ciudades que vale la pena conocer, como Braga, con su impactante catedral del siglo XII o Guimarães, que tiene un fabuloso castillo. Si vas con un tour guiado, puedes visitar las dos en el día muy fácilmente.

16. Visitar el Mercado de Bolhao. El original está en reformas hasta el 2020, pero mientras tanto puedes visitar el provisional junto al centro comercial La Vie Porto Baixa. Aunque no funciona en el clásico edificio del siglo XIX, el ambiente sigue siendo de lo más auténtico.

Mercado de Bolhao - Oporto

17. Pasar frente al Café Majestic, en la famosa rua de Santa Catarina. El edificio es precioso, así que vale la pena verlo. Pero no te recomendamos que entres a menos que estés dispuesto a pagar 6 € por un café. Estás avisado.

18. Visitar la universidad más prestigiosa del país. Está en Coímbra, una hermosa ciudad que en época medieval fue la capital de Portugal. Su centro histórico es precioso. En esta excursión con traslados y almuerzo incluido te llevan también a conocer la ciudad católica de Fátima.

19. Conocer las escaleras de Hogwarts. J. K. Rowling se inspiró en las increíbles escaleras de la librería más famosa de Oporto, Lello e Irmão, para inventar las de la también famosa escuela de magia. No te las pierdas, son una verdadera maravilla.

20. Disfrutar de las mejores vistas de la ciudad desde las alturas en la Torre de los Clérigos. Ve lo más cerca que puedas de la puesta del sol, para ver cómo la ciudad se tiñe de increíbles colores. Pero no demasiado tarde, porque la torre cierra a las 19:00 h.

21. Hacer una escapada a la ciudad española de Santiago de Compostela. Es uno de los centros de peregrinación cristiana más importantes del mundo, pero no solo enamora a los cristianos: su centro histórico es tan bonito que la han declarado Patrimonio de la Humanidad. Y muy cerquita, pero del lado de Portugal, se encuentra Valença do Minho, un verdadero pueblo-fortaleza. Visítalas en un tour con traslados incluidos y aprovecha el tiempo al máximo.

Catedral de Santiago de Compostela

22. Desayunar las tortitas de O Diplomata. Es un lugar sumamente céntrico (muy cerquita de la librería Lello) y acogedor. La variedad de tortitas es enorme (con opciones veganas y sin gluten) y los precios excelentes. El menú brunch también está genial: trae sándwiches, patatas, tortitas, café, zumo… Todo riquísimo. En Rua Jose Falcao 32 Cerca.

23. Asistir a un show de fado. Es una de las expresiones culturales más típicas de Portugal. Si te apuntas a este tour, te llevan a dar un paseo por los mejores lugares de Oporto, luego a hacer una cata de vinos y, por último, a un show de fado con tapas incluidas. ¡Una propuesta completísima!

24. Visitar las bodegas de Vila Nova de Gaia. La vecina ciudad de Oporto es parte misma de su esencia. Cruzar el puente de Luis I para conocer dónde se fabrican los famosos vinos de la región es un imprescindible.

25. Conocer la catedral más importante de la ciudad: la catedral de la Sé. Además del bonito edificio disfrutas de unas excelentes vistas a la ciudad y al Duero.

Catedral de la Sé - Oporto

26. Descubrir la fachada art noveau de la Pérola do Bolhão. De paso puedes comprar en la famosa tienda provisiones para armar un picnic en el Parque da Cidade, uno de los más bellos de Oporto.

27. Encuentra tu alojamiento perfecto en la ciudad. Oporto es una de las ciudades más baratas de Europa, así que no es necesario preocuparse mucho por el precio. Tienes muchas opciones interesantes para elegir: en la parte más céntrica, en la ribera de Duero, en una zona alejada y tranquila como Cedoifeta… ¡Tómate tu tiempo para encontrar el lugar ideal!

28. Deleitarte con la sala árabe del Palacio de la Bolsa. Realmente no se puede creer la belleza de ese lugar. El patio central con cúpula de cristal también es espectacular. ¡No te lo pierdas si te gusta la arquitectura!

29. Visitar la iglesia de San Francisco. Para disfrutar su estilo barroco, el museo y las catacumbas.

Iglesia de San Francisco - Oporto

30. Disfrutar de la arquitectura vanguardista de la Casa de la Música. El diseño del edificio es una maravilla, tanto por dentro como por fuera. En la planta baja hay una cafetería que invita a sentarse a descansar y tomar un cafecito. Dile que sí, no te arrepentirás.