Parque Nacional del Valle de la Muerte

El Valle de la Muerte es famoso a nivel internacional por ser el sitio más caluroso del mundo. Allí se registró la temperatura récord de 56,7 °C. Al estar separado del Pacífico por cinco cadenas montañosas, el clima del lugar es extremadamente seco. Death Valley es una de las zonas desérticas más grandes de Estados Unidos. Sus increíbles paisajes, que parecen de otro planeta, atraen a viajeros desde comienzos del siglo XX.

Dunas de arena

En Death Valley se pueden encontrar dunas que no tienen nada que envidiarles a las de los más grandes desiertos del mundo y han sido usadas como escenario en diversas series y películas.

Paletas de pintor

Al ser un inmenso depósito de minerales, hay zonas de Death Valley donde la diversidad del color de sus rocas hace pensar en una paleta de pintor gigantesca.

Gran depresión

En Badwater se encuentra la depresión más grande del hemisferio occidental, con 86 metros bajo el nivel del mar. El entorno de salinas encanta con su color blanco.

Agujeros misteriosos

El sitio conocido como Devil’s Golf Course (el campo de golf del diablo) presenta grandes agujeros en el suelo que forman un paisaje tan sorprendente como perturbador.

Piedras movedizas

En Death Valley hay también un lago seco donde gigantescas piedras se mueven solas por efecto de la inmensa amplitud térmica. Un espectáculo muy llamativo.

Además, en el valle pueden encontrarse distintas minas y pueblos abandonados de fantasmal encanto y un mirador a 1.700 metros sobre el nivel del mar que ofrece impresionantes vistas.

Precio: 

Entrada individual: 12 USD
Permiso para vehículos: 25 USD

Dirección: 

Valle de la Muerte, California

Cómo llegar: 

En coche: por NV-160 y CA-190