Qué comer

Las Vegas tiene propuestas gastronómicas para todos los bolsillos. Puedes recorrer el Strip en busca de la mejor opción o, si te alojas en alguno de sus hoteles famosos, elegir un restaurante a tu gusto sin moverte de allí.

Comida rápida y pizzas

Es la opción más económica. En Las Vegas encontrarás muchos sitios de fama internacional como McDonalds o Subway, pero también algunas cadenas locales, como In-N-Out (3545 S. Las Vegas Blvd., Suite L24) o Fatburger (3763 S Las Vegas Blvd). Son de muy buena calidad y todavía mejores precios.

Si la pizza es lo tuyo, prueba con Pieology (dentro del MGM Grand), donde podrás armar una pizza a tu medida, o Slice of Vegas (3930 S Las Vegas Blvd), donde encontrarás rica pizza, esmerada atención y buenos precios.

Buffets

Otra de las opciones que ofrece Las Vegas es la del buffet. Todos los hoteles ofrecen buffets libres y los precios varían de acuerdo a la categoría del hotel. Algunos son realmente baratos, como los del Excalibur o el Luxor, donde puedes comer todo lo que quieras por 15 USD, y otros son de lujo, como el del Wynn o el Bellagio, y rondan los 55 USD.

En cualquier caso, si vas a optar por la opción de buffet ten en cuenta que los precios suelen variar entre el desayuno, el almuerzo y la cena. En muchos casos puedes adquirir un pase diario que te permitirá comer durante todo el día por una tarifa fija.

A la carta

Comer a la carta en Las Vegas puede ser una experiencia muy satisfactoria. Encontrarás muchos restaurantes excelentes en los hoteles de lujo, sobre la calle en el Strip y dentro de los paseos de compras, como el Fashion Mall.

Una excelente opción para disfrutar un buen menú a la carta y una inmejorable vista es el restaurante Top of the World, en el Stratosphere. Ten en cuenta que los precios pueden llegar a los 100 USD para degustar una secuencia del chef.