Barrios de Oslo

Oslo se encuentra históricamente dividida en Oslo-Centro, Oslo-Este y Oslo-Oeste.

Encuentra los mejores barrios para alojarte en Oslo

El centro alberga la zona administrativa de la capital, así como el Palacio Real y el Ayuntamiento.

Sin embargo, mucho dista de ser un lugar solemne, ya que a lo largo de su arteria principal, la Av. Kart Johan, predominan los bares y las tiendas más populares de la ciudad, y es el centro de reunión de la marcha de la capital.

Kvadraturen es el centro histórico de Oslo, y se encuentra en la zona comprendida por la fortaleza de Akershus,la avenida Karl Johan, Jernbanetorget y Egertorget. Alberga las construcciones medievales más magníficas y últimamente una buena cantidad de cafés y galerías de arte.

El este ha sido el barrio de Oslo obrero por excelencia, y alberga los distritos industriales de Sagene y Bjølsen og Torshov.

Sin embargo, en los últimos años, tal como ha sucedido con el East End neoyorquino, se ha vuelto una zona cada vez más solicitada y sus precios han ido aumentando cada vez más, vis a vis con el reciclado de antiguas fábricas y lúgubres depósitos en discotecas y bares alternativos.

La zona más cosmopolita de la ciudad se encuentra aquí, en el distrito de Grønland, que ofrece comidas exóticas y ambiente bullicioso a precios todavía accesibles.

Gamlebyen es una zona señorial hoy muy frecuentada por jóvenes.

Middelaldersparken es sede del más importante festival de música tecno.

El oeste es la zona residencial de lujo de la ciudad, equivalente al Upper East Side de Nueva York o el Chamberí madrileño.

Las tiendas más exclusivas se instalan en Majorstua, Bogstadveieny Hegdehaugsveien.

La oferta gastronómica y hotelera es la mejor de la ciudad, siempre que se pueda pagar lo más caro en una ciudad ya de por sí muy cara.

Frogner, Briskebyy Bygdøy Allé albergan las mansiones de la aristocracia noruega, así como tiendas de antigüedades y de subastas.

Bislett y St. Hanshaugen son sitios señoriales pero bulliciosos, al albergar a cientos de jóvenes estudiantes de Høgskolen, el colegio universitario de Oslo, y dispone de más alegres y menos suntuosos cafés.