Drøbak

Drøbak es un pueblo encantador a menos de una hora de viaje de Oslo. En un paseo de medio día puedes dar un recorrido por este lugar de ensueño, con casas de madera, hermosos jardines y atardeceres interminables junto al mar.

Casa de Papá Noel

Uno de los mayores atractivos del pueblo es la casa de Papá Noel, que está abierta durante todo el año. Allí encontrarás la atmósfera navideña más encantadora en una casa llena de adornos y figuras desde el suelo hasta el techo. Los niños disfrutarán mucho de esta peculiar y mágica visita. 

Acuario

El acuario de Drøbak es un lugar que tanto niños como adultos disfrutan por igual. Está abierto todo el año y permite observar de cerca la vida acuática del fiordo de Oslo. Cada uno de los especímenes que se encuentran en él fueron llevados al acuario por pescadores de la comunidad.

Fortaleza Oscarborg

En Drobak se puede visitar también la fortaleza de Oscarborg, que jugó un papel crucial en la invasión alemana de 1940. Es un interesante museo donde se puede conocer más acerca de la historia de Noruega. Las vistas desde el lugar son increíbles.

drobak noruega

Cómo llegar: 

Ferry: desde Aker Brygge hasta Drøbak (en verano).

Autobús: 541, desde la terminal de autobuses de Oslo.