Qué comer en Oslo

Oslo es un excelente lugar para conocer los sabores de la cocina escandinava, tanto tradicional como moderna.

Algunos platos clave

Los pescados y mariscos son claves en la cocina nórdica, al igual que las carnes de caza. Si quieres conocer sus exóticos sabores no puedes perderte:

Farikal: trozos de cordero con repollo cocido en cazuela y servido generalmente con papas.

Lapskaus: estofado de carne de ternera.

Viltgryte: estofado de ciervo.

Kjottkaker: albóndigas. Suelen servirse acompañadas de guisantes y patatas.

Lefse: pan ligero hecho a base de patata, leche o crema y levadura.

Tynnlefse: rollo de canela y mantequilla.

Kaffebrød: pan de café.

Risgrøt: crema de arroz espolvoreada con azúcar y perfumada con canela.

La bebida tradicional es el Aquavit, un destilado de patatas o grano aromatizado con hierbas.

Dónde probarlos

Elias Mat & Sant. Típicos platos noruegos a precios relativamente accesibles para estar en Oslo. Kristian Augusts 14, 0164. Preferible reservar al +47 22 20 22 21.

Rorbua. Comida típica en una bonita zona residencial, cerca del mar. Con la Oslo Pass hay 20% de descuento. En Stranden 71, 0250. Tel: +47 22 83 64 84.

Louise Restaurant & Bar. Platos bien presentados y con porciones abundantes. Ubicado en el muelle de Aker Brygge y con decoración marinera. Dirección: Stranden 3, 0250. Tel: +47 22 83 00 60.

Anne På Landet. Un foodtruck que sirve comida tradicional casera. Generalmente para en Svartskog, pero algunas veces sale de gira. Si quieres puedes rastrearlo en su Facebook o visitar su café en la playa de Hvervenbukta. Ljansbrukveien 6, 1250.