Málaga

Menú

Historia de Málaga

Al igual que otras tantas grandes ciudades de España, como GranadaToledo o Sevilla, la historia de Málaga está fuertemente marcada por la presencia de varias culturas que han pasado por ella y han dejado su huella a través de edificios y tradiciones del lugar.

Fenicios

Aunque los primeros vestigios arqueológicos de Málaga los encontramos en el Neolítico, la fundación de la ciudad de Malaka se dio en el siglo VIII a.C., con los fenicios, quienes desarrollaron el comercio de las salazones y el aceite de oliva.

Época romana

La dominación romana se dio e el siglo II a.C., y fueron los que transformaron la realidad social, política y económica del lugar con la creación de grandes edificios, como el Teatro Romano, un edificio que habla en favor de la monumentalidad que un día tuvo la Malaka romana.

Invasión árabe

Tras la decadencia del imperio romano en el siglo V, llegaron los visigodos y los bizantinos, pero ya en el 711, con la conquista árabe de la Península, se asentaron aquí y la introdujeron como parte de la región musulmana del Al-Ándalus. Málaga se hizo musulmana y se abrió un nuevo período que duraría ocho siglos, en los que se aumentó considerablemente su población y se transformó en una ciudad amurallada. De esta época aún se conserva la Alcazaba y el Castillo de Gibralfaro.

Conquista cristiana

En el siglo XIV empezarían a darse los primeros intentos de conquista por parte de las tropas cristianas, pero no fue hasta el 1487 cuando los Reyes Católicos la reconquistaron y pusieron fin al reino nazarí de Granada. Entonces, la ciudad se empezó a extender más allá de sus murallas y se construyeron grandes iglesias y conventos, como la de San Juan o los Santos Mártires.

Por otro lado, se hizo un nuevo trazado de la ciudad estableciendo un eje central, que hoy es la Plaza de la Constitución, y se empezaron las obras de su magnífica Catedral.

Siglos XVI y XVIII

Hubo un fuerte retroceso económico y decadencia debido a varios factores:

  • Rebeliones de los moriscos

  • Epidemias

  • Terremotos e inundaciones

  • Falta de higiene en las calles

Estos motivos hicieron que acabasen expulsando definitivamente a los moriscos, y que se construyese un puerto, cuyas funciones abarcaban la militar y la mercantil. Por otro lado, se consiguió aumentar el mercado a través de la importación y exportación, y con el decreto del libre comercio con América de 1778, se incrementó mucho el transito comercial portuario. Todo este crecimiento contribuyó a mejorar las condiciones de la ciudad y se abrieran nuevas avenidas, como el Paseo de la Alameda.

Siglos XIX y XX

Durante estos siglos, también hubo una serie de acontecimientos que causaron una enrome regresión:

  • La plaga de la filoxera

  • Grandes inundaciones

  • La quema de iglesias y conventos tras la II República

  • La Guerra Civil

No obstante, con la llegada de la democracia, se realizó una enorme reforma de los monumentos religiosos y civiles, se invirtió mucho en el trazado urbano, en su aeropuerto y en la estación de ferrocarril, lo cual hizo que se mejorara mucho la actividad turística, especialmente por la Costa del Sol y sus playas.

Málaga

Viaja más, por menos dinero

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos y ofertas personalizados.


14

tours en Málaga desde

Ver todos