Guía de turismo y viaje de Toledo

Puente de Toledo

Conocida comúnmente como la Ciudad de las Tres Culturas, por haber albergado de manera pacífica durante siglos a las comunidades musulmana, cristiana y judía, Toledo resguarda tras sus murallas un legado histórico y cultural único, por el que fue declarada Patrimonio de la Humanidad y Bien de Interés Cultural. Está situada a 71 km de Madrid y en la margen derecha del río Tajo, sobre una colina de baja altura.

Toledo cautiva con el pasado que aún vive en sus calles y construcciones, y con los tesoros artísticos que preserva con orgullo, como la famosa El entierro del conde Orgaz, de El Greco. Visitar Toledo es hacer un viaje en el tiempo: fabulosos patios árabes, decorados con exquisitas cerámicas y exuberante vegetación; pasadizos y callejones estrechos que rebosan encanto y guardan secretos de épocas remotas, y grandes monumentos que quitan el aliento.

En el perfil arquitectónico de Toledo todavía palpita la ciudad medieval, con sus torres, templos y castillos. El estilo gótico se observa en los principales edificios de una ciudad que supo ser capital de España en tiempos visigodos y que en la actualidad es capital de la provincia homónima y de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha.

Toledo enamora también con las herméticas huellas de los caballeros templarios, el misterio de sus rutas subterráneas y los paisajes desde sus puentes, torres y murallas. En síntesis, una ciudad histórica para explorar palmo a palmo y disfrutar con espíritu curioso y sin prisa.

Te recomendamos... 

  • Visitar algunos de sus grandes monumentos, como la Mezquita del Cristo de la Luz, el Monasterio de San Juan de los Reyes o el Puente de Alcántara. La lista es larga y fascinante. Toledo preserva edificios de gran antigüedad que conservan huellas de las tres culturas que la marcaron a fuego. Visitarlos es acercarse un poco más a su historia y embeberse en su espíritu.
     
  • Descubrir las cuevas y sótanos de sus rutas subterráneas. Los baños del Caballel, del Ángel y del Cenizal son puntos imperdibles, pero también el pozo de El Salvador y La casa del Judío. En los sótanos y subsuelos de Toledo se esconden construcciones tan interesantes como las de la superficie. Recorrerlos aporta una visión complementaria y sorprendente de la ciudad.
     
  • Seguir la ruta de El Quijote. Don Quijote de la Mancha es la principal obra de la lengua española y una de las más importantes de la literatura universal. El itinerario eco turístico, perfectamente señalizado y avalado por el Consejo de Europa, permite conocer algunos puntos destacados que se describen en la famosa novela cervantina. Imperdible para los amantes de la literatura.
     
  • Recorrer el casco histórico. Una caminata por el casco histórico de Toledo es la mejor forma de disfrutar de los patios, puentes, fachadas y rincones que la ciudad tiene para ofrecer. Es fácil de recorrer, está bien señalizado y en tu camino podrás encontrar gran cantidad de monumentos dignos de visitar, no importa qué camino tomes. Una recomendación: no te pierdas el Museo de El Greco, que expone obras del reconocido artista cretense.

Conoce otras ciudades cercanas

Si planeas conocer más ciudades de España, te recomendamos consultar las guías de Madrid, Valencia y Granada, tres cuidades cercanas a Toledo que no puedes dejar de visitar.

Margen del río Tajo