Toledo

Menú

Mérida

10

tours en Toledo desde

Ver todos

Si te gusta el turismo histórico, Mérida es una de esas ciudades que tienes que ver alguna vez en tu vida, y no se encuentra muy lejos de Toledo. Sus calles, sus edificios, sus monumentos, su disposición geográfica, su clima, la tradición y cultura de su gente... Todo ello contribuye positivamente a convertir a Mérida en lo que es: un lugar de interés repleto de curiosidades y aprendizajes.

La Mérida romana

Mérida fue fundada por Octavio Augusto como la Colonia Iulia Augusta Emerita en el año 25 a. C. En ella se asentaron militares de las legiones. Se escogió un lugar dispuesto en una zona estratégica: a la vera del río Guadiana, en la isla central del cauce del río, de ahí que fuese necesaria la construcción de un puente, una auténtica obra maestra y el más largo de todo el Imperio romano, con un total de 800 metros. En la actualidad, el puente es peatonal y un lugar muy transitado, ideal para recorrerlo andando o en bicicleta.

El turismo de Mérida destaca, especialmente, por haber sido una ciudad importante que contó con los elementos básicos de las ciudades romanas, como un anfiteatro, un circo o un teatro.

El teatro romano de Mérida, sin duda, es otro de los puntos de interés más característicos de la ciudad, construido durante los años 15 y 16 a. C. por Marco Agripa. El espacio podía albergar unos 6.000 espectadores, y aunque a lo largo de la historia ha ido sufriendo varias remodelaciones y fue encontrado completamente enterrado, se ha conservado muy bien su estructura básica: el graderío semicircular o cavea, la escena y varias estatuas.

La Alcazaba de Mérida

Pero no todos los lugares de Mérida son de construcción romana. Tras la invasión de los musulmanes, se construyeron edificios como la Alcazaba, inaugurada en el año 835, y que sirvió para proteger a los gobernantes de las sublevaciones de la población emeritense. Por otro lado, esta Alcazaba dominaba el paso del puente sobre el Guadiana.

En su interior se conserva el aljibe, al cual se puede acceder a su cisterna, llena de agua debido a las filtraciones del río. Por encima del distribuidor se construyó una pequeña mezquita, y encima de ella, una torre destinada a la vigilancia.

La Alcazaba es un excelente enclave para conocer todos los asentamientos que ha habido en Mérida a lo largo de la historia, gracias a su arqueología: romanos, musulmanes, pero también se han encontrado edificios visigóticos o un pórtico neogótico.

Mérida - Badajoz

Cómo llegar: 

En coche, por la carretera A-5, son 2 horas y 44 minutos (303 Km).

Viaja más, por menos dinero

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos y ofertas personalizados.