Rodeo Drive

Rodeo Drive es el verdadero paraíso para cualquier amante de las compras. Las mejores marcas del mundo de la moda se acomodan una junto a la otra a lo largo de tres manzanas, en edificios tan lujosos como las tiendas que alojan.

Como en el set

En Rodeo Drive no es extraño ver un Ferrari o un Lamborghini andando por la calle o estacionados en la puerta de una tienda. Todo en Rodeo Drive te transporta a una escena de película: las casas de ensueño, las tiendas de lujo, los coches deportivos, sus prolijas hileras de palmeras y la esmerada decoración de los escaparates. Para terminar de completar el panorama, la calle tiene una increíble música ambiental.

Apta para todo público

Rodeo Drive es una visita imprescindible para vivir la experiencia Los Ángeles, aunque no la recorras con la intención de entrar a comprar en cada una de sus tiendas. Como también hay restaurantes y heladerías, es posible sentarse a tomar algo mientras disfrutas de la vista, la vitalidad de la calle y el aire glamuroso que allí se respira.

¿Qué puedes esperar de Rodeo Drive?

Aunque el paseo es muy bonito, muchos viajeros suelen desilusionarse después de una visita a Rodeo Drive. Esto es probablemente porque estaban esperando encontrar decenas de ricos y famosos haciendo sus compras para eventos de gala en los negocios, y eso está muy alejado de la realidad. En un día cualquiera, Rodeo Drive estará más poblada de visitantes curiosos que de verdaderos compradores. Así que, ya sabes, si estás buscando cruzarte con hordas de famosos, tal vez este no sea el lugar.  

 
Rodeo Drive

Dirección: 

Rodeo Drive entre Beverwil Drive y Sunset Boulevard.

Cómo llegar: 

Autobús: 14, 16, 17, 20, 37, 316.