Historia de Los Ángeles, California

Un grupo de familias mexicanas provenientes de Sonora dio comienzo a lo que sería la ciudad de Los Ángeles, fundada en 1781 por el español Felipe de Neve, gobernador de Las Californias. La Placita Olvera, el primer centro neurálgico de la ciudad, hunde sus raíces en esa época remota.
 
En sus comienzos, Los Ángeles no fue más que un lugar de paso en el Camino Real de California, que comunicaba las misiones y los presidios. Hacia 1820, la ciudad ya era el asentamiento agrícola-ganadero más grande del sur de California

Cambio de bandos

Con la independencia de México de España, el crecimiento económico llegó a la ciudad y la población se vio triplicada entre 1820 y 1841, alcanzando en ese año los 1680 habitantes.

En 1846 comenzó la guerra entre México y Estados Unidos. La ciudad fue escenario de batallas y cambió de bando en algunas ocasiones, hasta que finalmente en 1850 fue incorporada a Estados Unidos.

Industrialización

La revolución industrial trajo consigo grandes cambios. La construcción del tren fue un gran incentivo para toda el área y permitió conectar ciudades a lo largo de 1600 kilómetros. Durante esta época muchos inmigrantes llegaron a la ciudad, y la población comenzó a crecer. A comienzos del siglo XX fueron también encontrados los primeros pozos petrolíferos, algunos de los cuales funcionan hasta el día de hoy (como el de Rancho La Brea).

Abastecimiento de agua

La construcción de represas, como la Presa Hoover, por otra parte, permitió garantizar el suministro de agua a una población cada vez más grande. El pequeño poblado en medio del desierto dejó paso a una de las ciudades más extendidas territorialmente de todo Estados Unidos, que tiene una población actual de 15 millones de habitantes.

La meca del cine

El comienzo del siglo XX fue crucial también por otra razón: en ese entonces los primeros estudios cinematográficos se asentaron en el área de Hollywood para dar nacimiento a una industria que caracterizaría al área hasta la actualidad. La industria de la moda, de gran peso, también nació en esta época.

La llegada de los estudios cinematográficos a Hollywood entre 1911 y 1920 le dio al pequeño suburbio un impulso inusitado. La población local comenzó a crecer de manera exponencial y las actividades relacionadas con la producción cinematográfica también cobraron vuelo: la zona pronto se llenó de salas de cine y teatro sumamente concurridas.

Con el correr del tiempo Hollywood llegó a convertirse en sinónimo de cine a nivel mundial y a recibir viajeros de todas partes del mundo que querían conocer de cerca el sitio donde se filmaban los grandes éxitos de taquilla.

El aeropuerto de la ciudad llegó en 1930 y se hizo estatal en 1940. A partir de ese momento la industria del alojamiento comenzó a crecer sin pausa en toda la ciudad.

Los Ángeles hoy

A partir de la segunda mitad del siglo XX, la industria inmobiliaria reemplazó a la agricultura y el petróleo como el principal motor económico de la zona. Los Ángeles continuó creciendo hasta ser hoy el principal centro cultural y económico del sur de California.

Los Ángeles