Qué visitar en Dubrovnik: 10 lugares imprescindibles

Si todavía no conoces Dubrovnik, seguramente fantaseas con lo bonita que debe ser una ciudad a la que llaman “la Perla del Adriático”. Y cuando la conozcas, ¡nos atrevemos a decir que la realidad superará la fantasía!

El casco antiguo de la ciudad está considerado Patrimonio de la Humanidad, y muchos de sus rincones fueron elegidos para filmar una de las series más taquilleras de los últimos tiempos: Juego de Tronos. ¡No hay duda de que estamos frente a una ciudad excepcional! Pero, ¿por dónde empezar a descubrirla? Visitando sus imprescindibles, por supuesto.

Aquí te presentamos el top ten de la ciudad, para que puedas ir tomándole el pulso y armar tu propia lista de favoritos. ¡Comencemos!

1. Las murallas

Si tuvieras que elegir solo una cosa para hacer en Dubrovnik, no lo dudes: ¡elige las murallas! Y es que las murallas de Dubrovnik son de esos paseos todo en uno: combinan historia, arquitectura y maravillosas vistas naturales. Las altas paredes defensivas rodean toda la ciudad a lo largo de 2 kilómetros. Y si bien es fundamental llevar calzado cómodo y agua, no imagines que estarás caminando sin parar por un muro liso de piedra. El camino está salpicado de cañones, torres defensivas ¡e incluso bonitos cafés!

Si puedes, elige subir a última hora (pero no demasiado tarde, cierran a las 19:30 h), siéntate en una de esas encantadoras mesitas y disfruta de las vistas mientras el sol comienza a bajar sobre la ciudad.

Consejo

Haz el paseo cuanto antes. Ver la ciudad desde las alturas te facilitará las cosas a la hora de recorrerla a pie porque te permitirá ubicarte más fácilmente. Y si eres fan de GOT, no te pierdas este recorrido temático por las murallas.

Murallas de Dubrovnik

2. Stradun

El centro histórico de la ciudad, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es toda una belleza. Su calle principal es Stradun, que une las dos antiguas puertas de la ciudad: la Puerta de Pile, al oeste, y la Puerta de Ploče, al este. En esos escasos 300 metros de paseo peatonal encontrarás mucho de lo mejor para ver y hacer en Dubrovnik: conocer la Fuente de Onofrio, ver la Torre del Reloj (o del Campanario, según a quién le preguntes) y perderte en un sinfín de tiendas, cafeterías y restaurantes.

El perfil de la calle está marcado por tres cosas: su brillante piso de piedra, las fachadas de sus edificios (todas iguales) y las mesitas de los bares.

Una de las cosas más entretenidas que podrás hacer, cuando la visites, es asomarte en cada uno de los callejones que desembocan en ella, para descubrir su particular panorama: pequeñas tiendas, balcones con ropa colgada y, por supuesto, ¡más mesitas de café!

Si quieres conocer a fondo todos los secretos del centro histórico, también tienes la opción de recorrerlo junto a un guía experto de habla hispana.

Stradun - Dubrovnik

3. Playas

No todo en la vida es historia y arquitectura, y lo mismo pasa con Dubrovnik. Una de las mejores formas de pasar tu tiempo en la ciudad será visitando sus playas. La perla del Adriático tiene fabulosas playas, algunas de ellas muy cerca del centro. La mayoría son de canto rodado o rocosas, pero eso no les quita la diversión.

La más concurrida es Banje, que se encuentra justo saliendo de la Puerta de Ploče. Tiene una zona pública y una privada, a la que podrás acceder fácilmente tan solo alquilando una tumbona (eso sí, si quieres usar los baños, tendrás que pagar aparte. ¡Estás avisado!). A unos 15 o 20 minutos de caminata se encuentra Sveti Jakov, con una fabulosa vista a la isla de Lokrum (otro imprescindible de la ciudad). Si no te molesta alejarte un poco más del centro, por rumbo a la zona de Brsecine para disfrutar de la arena fina y las aguas cristalinas de la playa Veliki Zal.

Playas de Dubrovnik

4. Catedral de la Asunción

La Catedral de Dubrovnik tiene una historia fascinante: nació en el siglo VI en estilo bizantino y fue reconstruida en el siglo XII en estilo románico. Pero el terremoto que hizo temblar la ciudad en 1667 destruyó el segundo edificio casi por completo y tuvo que ser nuevamente reconstruida. Esa tercera versión, de estilo barroco, es la que se puede ver hoy.

Su característica cúpula azul es visible desde muchos puntos de la ciudad. Sin duda podrás divisarla desde la cima de las murallas, pero también la verás asomando en las angostas callejuelas del centro una y otra vez.

Es uno de los edificios más fotografiados de Dubrovnik, pero, curiosamente, no muchos viajeros se toman el tiempo de visitarla por dentro. Si le dedicas un rato, te encontrarás con obras de Tiziano o Rafael, además de las reliquias de su sala del tesoro, guardadas en increíbles relicarios de oro con incrustaciones de piedras preciosas. Si nos preguntas, vale la pena cruzar el umbral.

Catedral de la Asunción - Dubrovnik

5. Plaza de la Luza

La Plaza de la Luza es la plaza donde termina Stradun. Allí hay muchas cosas interesantes, entre ellas:

  • Torre del Reloj o Torre del Campanario, una preciosa torre de 31 metros de altura adornada con un reloj y una campana (¡de ahí la confusión con respecto al nombre, probablemente!). Es uno de los monumentos más característicos de Dubrovnik. Si te sientas en sus escaleras disfrutarás hermosas vistas de Stradum y su agitada vida: músicos, terrazas, puestos de artesanía y demás.
  • Catedral de la Asunción, de la que hemos hablado en el punto anterior (y a la que vale la pena entrar, recuérdalo).
  • Palacio Sponza, que alberga el Archivo de la ciudad y un Memorial de los Defensores de Dubrovnik, homenaje a los caídos durante el asedio de 1991-1992.
  • Palacio del Rector, un edificio precioso, con una fachada que querrás quedarte viendo un largo rato. En el interior funciona el museo de historia de Dubrovnik.

Plaza de la Luza - Dubrovnik

6. Lokrum

La visita a la isla de Lokrum tiene que estar en tu itinerario. Dedícale al menos una tarde, aunque puedes pasar el día entero. Para caminar entre los pavos reales del jardín botánico, nadar en las saladísimas aguas del lago conocido como Dead Sea o disfrutar del sol en tu traje de Adán o Eva en la playa nudista. También puedes visitar una abadía benedictina o conocer el Trono de Hierro, si eres fan de Juego de Tronos (en ese caso te recomendamos que saltes directamente al punto 9, que encontrarás muy interesante).

Lokrum está a solo 600 metros de Dubrovnik, y en la temporada de verano tienes ferrys que van de un lado a otro cada media hora. El viaje en barco desde el puerto antiguo toma un poco más de 10 minutos. No hay excusas para no disfrutar de este paraíso natural.

Lokrum - Dubrovnik

7. Monasterios

Hay dos monasterios antiguos en Dubrovnik: el de los franciscanos y el de los dominicos.

El monasterio de los franciscanos lo encontrarás fácilmente: te toparás con él al final de Stradun, muy cerca de la Puerta de Pile. Hay muchas cosas interesantes para ver en él, pero es particularmente famosa su farmacia. ¿Te llama la atención? Es que tiene la fama de ser una de las farmacias más antiguas del mundo ¡y aún sigue en funcionamiento! Si quieres llevarte un recuerdo de ella, cómprate una tarrina de su famosa crema de rosas para el cutis, pero no intentes sacar fotos: está prohibido.

El monasterio de los dominicos, por su parte, es un lugar especial para ver arte en Dubrovnik. Tiene una pinacoteca con obras valiosas de los siglos XV y XVI, incluidas algunas de Tiziano. ¿Eres un ávido lector? Te encantará saber que en la biblioteca se guardan 220 incunables y preciosos manuscritos.

Monasterios de Dubrovnik

8. Monte Srd y teleférico

Dubrovnik tiene varios miradores, pero el del monte Srd es el imperdible. Además tiene un plus: puedes llegar hasta él en teleférico. Disfrutarás de hermosas vistas a lo largo de todo el relajante paseo.

El monte tiene 413 metros de altura y desde su cima podrás ver no solo la mejor panorámica de la ciudad dentro de sus murallas, sino de la isla de Lokrum y el Adriático.

¿Es posible subir a pie? Sí, pero es mucho más divertido hacerlo en el teleférico (aunque cuesta una moneda: 170 KN ida y vuelta). Si quieres caminar (y ahorrar), puedes comprar solo un billete de ida (90 KN) y hacer el regreso a pie.

Como en muchos miradores, el mejor momento para visitarlo es el atardecer, ya que si esperas un poco podrás ver la ciudad de día y de noche. Huelga decir que la imagen de la ciudad encendida por miles de pequeñas pinceladas luminosas junto al mar es un verdadero espectáculo.

Monte Srd y el teleférico - Dubrovnik

9. Juego de Tronos

Las rutas de Juego de Tronos se convirtieron en parte de Dubrovnik y no te las puedes perder ni aunque no hayas visto ni un capítulo de la serie (bueno, tal vez solo en ese caso). En Dubrovnik encontrarás no uno, sino varios escenarios memorables.

¿Recuerdas la Boda Púrpura? ¡Puedes conocer el lugar donde se celebró! ¿Y la Fortaleza Roja, sede del Trono de Hierro? Pues la encontrarás en la Fortaleza de Lovrijenac. El lugar donde se pelea la Batalla de Aguasnegras, el burdel del príncipe Oberyn, el sendero por donde Cersei hizo su inolvidable paseo de la vergüenza y más, mucho más.

Si eres fan de GOT y llegaste hasta Dubrovnik, mereces seguir sus rastros por la ciudad. No dejarás de lanzar suspiros de asombro al reconocer frente a tus ojos los lugares donde transcurrieron momentos épicos de la historia. Y todos de una belleza sin igual. Vamos, ¡que por eso los eligieron para filmar la serie! Si puedes, haz un tour junto a un guía especializado, para enterarte de todos los jugosos detalles de cada locación. Incluso puedes hacer una excursión a la isla de Lokrum ¡y ver el Trono de Hierro!

Escenarios de Juego de Tronos en Dubrovnik

10. Alrededores

Dubrovnik está rodeada de lugares tan bonitos como ella. No hace falta buscar mucho para encontrar escapadas que se pueden hacer en el día para todos los gustos.

¿Eres un apasionado de la cultura y el folklore? Reserva una excursión a Cilipi para conocer sus bailes y música tradicionales. O visita Medjugorje, una localidad con una larga tradicional espiritual a la que peregrinan miles de católicos cada año.

¿Disfrutas visitando monumentos históricos? Seguro te gustará dar un paseo por Mostar para descubrir su puente del sigo XVI, declarado Patrimonio de la Humanidad.

Y si te pierden los paisajes naturales, desde Dubrovnik puedes hacer una excursión a Montenegro, donde se encuentra la bahía de Kotor. Es un maravilloso fiordo que se interna 30 kilómetros dentro de la tierra. También puedes llegar fácilmente hasta el Parque Krka, que tiene nada menos que ¡17 cascadas naturales!

Parque Nacional Krka