Dubrovnik

Menú

35 cosas que ver y hacer en Dubrovnik

Hay muchas cosas que puedes ver y hacer para disfrutar tu visita a Dubrovnik. Aquí encontrarás una lista con 25 de ellas, que incluye tanto las visitas más imprescindibles como las perlas ocultas. Esta guía podrá resultarte muy práctica, y en ella podrás descubrir desde cuál es el mejor momento para visitar la calle principal de la ciudad, hasta dónde tomar el mejor helado.

Y como para vivir tu viaje a la Perla del Adriático a pleno también querrás descubrir las gemas de sus alrededores, te contamos cómo y a dónde hacer esas escapadas en nuestra lista de 10 cosas para ver y hacer en los alrededores de Dubrovnik. ¡Toma nota!

1. Subir a las murallas de la ciudad al atardecer y sentarse en una de sus mesitas a ver cómo el sol desciende sobre los techos rojos.

Murallas de Dubrovnik

2. Hacer una caminata guiada por el centro de la ciudad. Para conocer la Puerta de Pile y la de Ploce, la Torre Minceta y muchas otras joyas medievales que se encuentran en el casco histórico, muy cerca unas de otras.

3. Descubrir las playas de la zona de Lapad, a 2,5 km de la ciudad. De paso podrás recorrer el Paseo de Lapad, un sendero repleto de pastelerías, cafeterías y puestos de helados con fabulosas vistas a las Islas Elafiti.

4. Alquilar un kayak para ver la ciudad desde el agua. No solo disfrutarás del deporte, sino también de un punto de vista completamente distinto de la ciudad y sus costas rocosas.

5. Tomar un cocktail en el bar Buza II, con mesas junto al acantilado. Con el tiempo se ha vuelto muy popular, pero la entrada es algo complicada de encontrar y eso le sigue dando un toque misterioso. Desde la plaza de Rudjera Boškovića, sigue el cartel que dice “Cold drinks”. Llegarás al bar literalmente a través de un agujero en la muralla.

6. Caminar hasta la plaza de la Luza al atardecer y disfrutar de los espectáculos y eventos musicales que suele haber en ella.

7. Cruzar a la isla de Lokrum y vivir un momento de paz. Visítala por tu cuenta usando el ferry o con un tour que te lleve a conocer sus imprescindibles. No te la pierdas, ¡es una de las mejores excursiones en Dubrovnik!

Lokrum - Dubrovnik

8. Saborear la esencia de Dubrovnik: la krempita. Si quieres probar una deliciosa versión de este pastel de nata y natilla, siéntate en el restaurante Gradska Kavana. Tiene una hermosa terraza junto al mar, por lo que también podrás disfrutar de las vistas.

9. Conseguir una tarrina de una pócima antigua en la farmacia del Monasterio de San Francisco. No todos los días se encuentra un lugar donde conseguir lociones fabricadas con fórmulas antiguas de la orden franciscana. La crema de rosas para el cutis es la más popular.

10. Rellenar tu botella en la fuente de Onofrio. Es una de las más populares y bonitas de la ciudad. El agua que se recoge de una fuente con más de 500 años de antigüedad sabe a gloria.

11. Ir de compras al mercado de Gruz. No solo para conseguir la fruta y verdura más fresca, fruta seca y confitada, especias, miel y hierbas, sino para vivir el ritmo cotidiano de los habitantes de la ciudad. Funciona de lunes a sábados por la mañana y conviene llegar temprano cuando todavía los puestos están llenos.

12. Recorrer Stradun de punta a punta disfrutando de las tiendas, los músicos callejeros y el ambiente. No olvides ir ojeando lo que sucede en los callejones que llegan hasta ella.

Stradun - Dubrovnik

13. Encontrar tu alojamiento perfecto. Para estar cerca de todo, que sea dentro de las murallas. Si quieres ahorrar un poco, busca un barrio cómodo pero fuera del casco amurallado, como Ploce. Por último, si planeas centrar tu viaje en la playa, en la zona de Lapad.

14. Visitar el Museo del Amor. Una pequeña joya en la ciudad, que te sacará una sonrisa tras otra durante los 45 minutos aproximados que dura la visita. Con historias de amor de ficción, reales y espacio interactivo para dejar tu propia marca.

15. Acercarte a la historia local en la War Photo Limited. Una exposición de fotos de la época de la guerra que te ayudará a comprender mejor la tremenda experiencia por la que pasó la ciudad durante la Guerra de los Balcanes.

16. Entrar al claustro del Monasterio de Domingo para ver la Santa Magdalena de Tiziano y, de paso, conocer uno de los mayores edificios góticos del Adriático.

17.Subir al Monte Srd al atardecer para ver cómo el cielo cambia de color y las pequeñas luces de la ciudad van encendiéndose poco a poco junto al mar. Ve sin prisas y con cámara.

Monte Srd - Dubrovnik

18. Visitar los lugares donde se rodaron escenas de Juego de Tronos. Si puedes, hazlo con una visita guiada, porque hay mil detalles y datos curiosos que descubrir en las localizaciones y los guías los conocen todos.

19. Acercarte al Puerto Viejo. Es una buena idea hacerlo de noche y comer allí. El ambiente es encantador. Puedes sentarte en el restaurante Poklisar y disfrutar de la gastronomía italiana o local a un precio razonable. Muchas veces, con música en vivo.

20. Tomar un helado en la heladería Dolce Vitta. El mejor helado de Dubrovnik y los mejores palacinkes también. ¿Qué son? ¡Crepes enormes y deliciosas! ¿Lo mejor? El lugar se encuentra en una calle tranquila, alejada del ajetreo del centro.

21. Invertir en el teleférico de la ciudad. La entrada es algo cara, pero vale la pena. Por un lado, porque te simplificará el ascenso al mejor mirador de la ciudad, y, por otro, porque el paseo se disfruta de principio a fin.

22. Ver las murallas desde Lovrijenac. El fuerte ofrece espléndidas vistas de las murallas de la ciudad. Y si presentas tu entrada de las murallas, tienes acceso gratuito al fuerte.

23. Probar el rakija, un licor de fruta típico de la región balcánica. Puedes pedirlo en un restaurante (como Portun) o comprarlo en mercados locales en versión artesanal. Eso sí, ve con cuidado, su graduación alcohólica está entre 45 y 65%.

Licor rakija

24. Visitar el mercado de la plaza Gundulic. Para conseguir tus recuerdos del viaje. Por ejemplo, un frasco de aceite de lavanda, un producto típico de la zona. Lo encontrarás en varios puestos.

25. Ver a los Zelenci marcar la hora en la Torre del Reloj. Son dos estatuas de bronce que golpean cada hora la campana. Un detalle bonito y pintoresco.

Cosas que ver y hacer en los alrededores de Dubrovnik

26. Descubrir la belleza típica de la costa dálmata en una excursión a Korkula. Esta increíble isla plagada de viñedos tiene un centro histórico de calles empinadas, bonitas playas de piedra y un sinfín de restaurantes con excelentes vistas al mar. Un imprescindible: los vinos de producción local.

27. Llegar hasta el pueblo pescador de Cavtat. Hermosas playas, un centro histórico con preciosas calles y edificios y un bonito paseo costero. Esas son las razones por las que muchos eligen Cavtat como base para su estadía y se acercan a Dubrovnik solo para pasear. Aunque no la elijas para quedarte, vale la pena descubrirla en una escapada de un día.

28. Visitar el paraíso en la tierra. ¿Piensas que es una exageración? Es porque aún no has visitado la Isla Mljet, un Edén de color verde y turquesa con lagos acantilados y bosques frondosos. Vive un día mágico relajándote en la isla y regresa a Dubrovnik renovado.

Isla Mljet

29. Ver una ciudad que resurgió de las cenizas. Sarajevo es una de las ciudades que más sufrió durante la guerra de Bosnia-Herzegovina, pero hoy es un lugar lleno de vida. Puedes descubrir las cicatrices de la guerra pero también disfrutar de su arquitectura, su mezcla de culturas y la hospitalidad de su gente.

30. Bañarte en las cataratas del Parque Nacional de Krka. Es un paraje natural asombroso, con miles de especies animales y vegetales y 17 preciosos saltos de agua. ¡No olvides el traje de baño!

31. Ir tras las huellas del Imperio romano con un tour a Split. Piérdete en las calles empedradas del centro, visita el palacio Diocleciano, maravíllate con la catedral y conoce el palacio de Júpiter. Después de todo eso, relájate en el paseo marítimo.

32. Conocer el puente de Mostar. Estando tan cerca de la ciudad bosnia, vale la pena acercarse a ver este maravilloso puente, que fue bombardeado y reconstruido con sus propias piedras rescatadas del río. El centro de Mostar es una joya en sí mismo y encontrarás muchas otras cosas para ver y hacer allí: visitar tiendas de artesanías, caminar por sus bonitas calles o probar la gastronomía local.

Mostar desde Dubrovnik

33. Alucinar con la Bahía de Kotor en Montenegro. Si estás buscando naturaleza en su estado puro, no te la pierdas: montañas altas e imponentes, aves y unas aguas tranquilas que reflejan las casitas de pueblos antiguos sobre su superficie. Una de esas imágenes que permanecerán contigo para siempre.

34. Visitar las islas Elafiti. Quedarás enamorado de la belleza natural de ese lugar. Sus playas, los bosques y los fantásticos jardines. Si en algún momento la ciudad te parece demasiado concurrida (¡Dubrovnik es un destino muy visitado!), este es un buen lugar para escapar a disfrutar de la naturaleza con más tranquilidad.

35. Conocer el lugar donde se apareció la Virgen María. A menos de dos horas de viaje de Dubrovnik se encuentra uno de los principales centros de peregrinación del catolicismo: Medjugorje. Si eres religioso, caminar por el monte de las apariciones será una de las experiencias más movilizadoras que puedas vivir.

Viaja más, por menos dinero

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos y ofertas personalizados.


17

tours en Dubrovnik desde 19,00 €

Ver todos