Medjugorje

Una visita muy especial que puedes hacer en Bosnia-Herzegovina es la localidad de Medjugorje, cerca de Mostar. Desde el año 1981, fecha en que se anunció la primera aparición de la Virgen María a seis personas, es destino de miles de peregrinos guiados por la fe.

Medjugorje es un pueblo ubicado entre montañas (tal el significado de su nombre) donde se cultiva vid y tabaco. Tradicionalmente su población ha sido muy religiosa, como atestigua la cruz de 10 metros de alto levantada en la montaña Krizevac (antes Sipovac) en 1933.

Apariciones de María Reina de la Paz

La primera aparición fue el 24 de junio de 1981 ante seis adolescentes. Estas apariciones se repitieron en los días siguientes. Una semana después de la primera aparición, y a raíz de lo que los niños contaban de sus conversaciones con la Virgen, muchas personas empezaron a acompañarlos a la colina donde solía aparecerse, aunque sólo ellos podían verla y hablarle.

Pronto las autoridades impidieron el acceso de la gente a la ahora llamada "Colina de las Apariciones", en Podbrdo, ya que hasta el mismo párroco dudaba de sus afirmaciones. Pero la Virgen siguió apareciendo en distintos lugares y, según los contactados, no ha dejado de hacerlo casi diariamente hasta el presente, aunque sólo a dos de ellos. Otros dos la ven en ocasiones especiales y los dos restantes nunca volvieron a verla.

Santuario

La primera iglesia parroquial, de 1892, no sobrevivió a la Primera Guerra Mundial, por lo que se construyó una nueva entre 1934 y 1969. En 1987 se erigió en la explanada de la iglesia una estatua de mármol de María Reina de la Paz.

Debido a la gran cantidad de peregrinos que comenzaron a llegar tras la primera aparición, se construyó un altar exterior en 1989, con un espacio de oración con capacidad para 5.000 personas. En 1991 se construyó la Capilla de la Adoración.

El Santuario cuenta también con otros espacios para la oración y el descanso de los peregrinos y una sala de encuentros.

Todos los días de la semana se celebran varias misas al día y se hacen oraciones comunitarias.

Visita Medjugorje

El viaje por libre a Medjugorje implica pasar por lo menos una noche en el lugar, ya que el único autobús que parte de Dubrovnik con destino a la localidad lo hace por la tarde y llega al anochecer. Para visitar Medjugorje en el día lo mejor es hacerlo con un tour que incluya los traslados.

Excursión a Medjugorje desde Dubrovnik

Pasaremos a recogerte por el hotel y descubriremos los principales lugares de interés de la ciudad. Nuestra guía acompañante te dará valiosa información sobre el lugar para que puedas sacarle el mayor provecho a la visita. Tendrás tiempo para asistir a misa o recorrer la ciudad a tu aire.

Excursión a Mostar y Medjugorje desde Dubrovnik

También puedes optar por un paseo que incluye la visita a Mostar, otro imprescindible de los alrededores de Dubrovnik. Pasaremos a recogerte por el hotel, recorreremos el centro histórico de Mostar en compañía de un guía experto y después iremos a Medjugorje. Durante el camino nuestro guía te recomendará qué lugares visitar y al llegar tendrás tiempo libre para recorrer Medjugorje a tu aire.

Cómo llegar

Si prefieres llegar al Santuario por tu cuenta, puedes hacerlo en autobús desde Dubrovnik.

Sale una vez al día a las 17:15 desde la terminal de Dubrovnik  y no es directo, sino con transfer en Slano. El viaje dura 4 horas y 150 minutos (una hora es para el transfer) y cuesta 125 HRK (17€ - 18,85 usd)

Iglesia de Medjugorje