Castillo Wawel

Muy cerca de la Catedral Wawel está el Castillo Wawel, símbolo de poder político y religioso en la historia de Polonia. Durante la época en la que Cracovia fue la capital polaca, esta fortaleza sirvió de residencia para los reyes del país.

El Castillo es actualmente un lugar histórico y, a la vez, Museo Nacional de Arte.

Un poco de historia

El primer castillo real de Cracovia fue construido en la primera mitad del siglo XI por los reyes Boleslav el Valiente y Mieszko II, en la parte más alta de la colina Wawel.

Entre 1506 y 1534 el rey Segismundo el Viejo mandó reconstruir partes del castillo, esta vez en estilo renacentista. Se eliminaron elementos como las capillas de Santa María de Egipto, del siglo XI, y la Rotonda de San Félix y San Adalberto, del siglo XII.

El Castillo fue parcialmente dañado en el incendio de 1595, y el rey Segismundo III Vasa lo reconstruyó, al tiempo que amplió las instalaciones.

Después de la invasión sueca, en el siglo XVIII, durante la cual el palacio fue utilizado como hospital y barracas, un importante incendió destruyó gran parte de las instalaciones. Entre 1804 y 1807 fue ocupado por las tropas austríacas.

Entre los años 1854 y 1856 se realizó una reconstrucción en estilo neo-gótico, y entre 1905 y 1911 se llevó a cabo una cuidadosa restauración histórica de los interiores, en la que se recuperaron frescos y bóvedas renacentistas, se reconstruyeron los portales, y se reemplazaron elementos irrecuperables, como los azulejos renacentistas.

Qué ver en el Castillo Wawel

Debido a estas sucesivas intervenciones, en varios sectores del palacio encontraremos elementos góticos, renacentistas y hasta barrocos, provenientes de las distintas modificaciones realizadas a lo largo del tiempo.

Las colecciones permanentes del Museo comprenden:

  • La exposición de 138 tapices de 1550, realizados en Bruselas a pedido del rey Segismundo Augusto. Es la colección más importante del Castillo.
  • Las Salas de Estado.
  • Los Apartamentos Privados de los reyes.
  • El Tesoro de la Corona.
  • El Arsenal.
  • La Caverna del Dragón, un pasadizo que va por debajo de la muralla y llega hasta el río Vístula, al final del cual se encuentra la escultura de un dragón lanzando llamaradas por su boca. 
  • Una exposición de arte oriental.
  • La exposición "Wawel Perdida", una reserva arqueológica donde se pueden ver las excavaciones en las que se descubrieron los restos de las capillas de Santa María de Egipto y la Rotonda de San Félix y San Adalberto.

También podemos ver dentro del predio:

  • La Catedral de San Wenceslao, donde se coronaba a los reyes de Polonia
  • La Capilla de Segismundo, donde se encuentran las tumbas de los reyes de la dinastía Jagellonia
  • La enorme campana "Segismundo", de 1520.
  • La Torre Sandomierska, que posiblemente haya sido usada como prisión. Sólo se puede visitar en verano.

Ten en cuenta que en ninguna parte del castillo se pueden sacar fotos o filmar, como así tampoco usar teléfono móvil.

Castillo Wawel o Castillo Real

Horario: 

Todos los días del año.

Abril y septiembre: de 6:00h a 19:00h

Mayo a agosto: de 6:00h a 20:00h.

Febrero a noviembre: de 6:00h a 17:00h.

Marzo y octubre: de 6:00h a 18:00h.

    Precio: 

    Salas de Estado: de 16 a 18 PLN. El precio depende de la época del año.

    Tesoro de la Corona y Armería: de 16 a 18 PLN. 

    Apartamentos Reales: de 21 a 25 PLN.

    Arte Oriental: de 7 a 8 PLN.

    Wawel Perdida: de 8 a 10 PLN.

    Dirección: 

    31-001 KrakowWawel.

    Teléfono: +48 12 422 51 55.

    Cómo llegar: 

    Tranvía: líneas 6, 8, 10, 13, 18.