Museo Czartoryski

Este museo fue fundado en 1796 por la princesa Izabela Czartoryskia, con la finalidad de preservar el legado polaco para las generaciones futuras.

Originalmente se llamó "Templo de la Memoria" y contaba, entre los objetos más importantes, con trofeos de la victoria contra los turcos durante la Batalla de Kahlenberg de 1683. También había objetos que habían pertenecido al Castillo Real y la Catedral de Wawel, una colección de libros comprada a los Duques de Brabante y otros donados por distintas familias polacas.

También había objetos de carácter simbólico, como la silla de Shakespeare, una piedra de la tumba de Romeo y Julieta y reliquias de otra pareja de amantes trágicos, Abelardo y Eloísa.

Avatares del museo y la familia Czartoryski

Los descendientes se hicieron cargo del museo. El príncipe Adam Czartoryski fue quien compró en Italia, en 1798, las obras "La dama del armiño" de Leonardo da Vinci y "Retrato de un joven" de Rafael.

Adam fue condenado a muerte por los rusos por su participación en la insurrección de 1830 y debió huir. Se estableció en París, donde compró un hotel y montó el "Museo Vivo de Polonia", con los objetos del primer museo.

A la muerte de Adam sus hijos siguieron ampliando las colecciones con antigüedades romanas, etruscas, griegas y egipcias, y una fantástica alfombra persa Shah-Abbas, que se conoce como "Alfombra Polonesa".

Durante la guerra franco-prusiana los objetos se escondieron y el museo parisino cerró. Reabrió sus puertas en 1878 en Cracovia, en un sector de la antigua muralla.

Las obras perdidas

Durante la Segunda Guerra Mundial, a pesar de los esfuerzos de la familia por preservar los valiosos objetos, muchos fueron robados por los alemanes.

La Dama del Armiño fue enviada a Berlín, restituida a Cracovia por el gobernador general de Polonia durante la ocupación, y posteriormente robada por él mismo para llevarla a su casa de Baviera. Fue recuperada años más tarde.

La alfombra Polonesa estaba en manos de un australiano y estuvo a punto de ser subastada por Christies. Fue recuperada con ayuda del gobierno polaco tras un juicio de cinco años.

El Retrato de un joven, de Rafael, y otros 800 objetos, aún permanecen perdidos.

En 2016 el gobierno polaco compró la colección completa del Museo Czartoryski por 100 millones de euros, para formar parte del Museo Histórico. Una "donación" de su parte a todos los polacos, según dijo quien era su dueño en ese momento, el príncipe Adam Karol Czartoryski, ya que el valor real es casi incalculable.

La familia Czartoryski

Los Czartoryski fueron, durante siglos, una de las familias más poderosas de Polonia. Estaban emparentados en forma directa con la Dinastía Jagellonia, que reinó en Polonia durante 200 años.

La "dinastía Czartoryski" comenzó en 1693, cuando Kazimierz Czartoryski se casó con Isabella Morsztyn, hija del Tesorero Real. Tuvieron tres hijos varones, Mikhal, August y Teodor, y una mujer, Konstancia, quien se casó con el general Stanislaw Poniatowski, Palatino de Cracovia. Mikhal se convirtió en Canciller de Lituania, August en Palatino de Ruthenia (y gran financista) y Theodor fue obispo de Poznan.

Así, además de poseer una gran fortuna, reunieron un inmenso poder, que llevó a Stanislaw Poniatowski, hijo de Konstancia, a convertirse en rey de Polonia en 1764, como Stanislaw II Augustus.

En la actualidad la familia está emparentada por matrimonios con otras casas reales europeas.

Museo Czartoryski de Cracovia

Horario: 

De martes a sábados de 9:00 a 15:00 horas, domingos de 10:00 a 16:00 horas.

Precio: 

9 PLN.

Dirección: 

ul. Pijarska 8.

Cómo llegar: 

Autobús: líneas 601, 605, 608, 618, 664, parada Basztowa.

Tram: líneas 4, 7, 8, 14, 18, 19, 20, 24, parada Basztowa.