Basílica de San Francisco de Asís

Si hay una iglesia que no puedes perderte cuando visites Cracovia, es San Francisco de Asís. Por su belleza, por su historia y por ser uno de los edificios más antiguos de la ciudad.

La Basílica San Francisco de Asís, ubicada en pleno casco histórico, se construyó en el siglo XIII y fue el primer edificio de ladrillos de Cracovia. Aunque no se sabe con seguridad quién ordenó la construcción, se cree que posiblemente haya sido el Duque Boleslaw V.

Un poco de historia

Cuando Boleslaw aún era un niño, los primeros monjes franciscanos llegaron a Cracovia, invitados por el Duque Enrique I. Posiblemente Boleslaw V haya hecho construir esta iglesia para esa Orden. San Francisco fue consagrada un poco antes de 1269, año en que comenzó la construcción del convento.

Tuvo varias remodelaciones y ampliaciones entre los siglos XV y XIX, algunas de ellas por causa de grandes incendios (en 1462, 1476, 1655 y 1850) y poco se conserva del edificio original. A pesar de todo, fue una de las ocho iglesias franciscanas de Polonia que sobrevivieron a las Particiones. Otras noventa fueron cerradas para siempre.

En 1920 fue elevada al rango de Basílica Menor por el Papa Benedicto XV.

Durante la ocupación alemana la Basílica funcionó como sede del obispo, debido a que la Catedral de Wawel estaba cerrada.

En un banco hay una placa con el nombre de Karol Wojtyla, quien solía asistir a esta iglesia cuando vivía en Cracovia, antes de convertirse en el Papa Juan Pablo II.

El interior de la Basílica

Debido a todas las remodelaciones, tanto en el exterior como el interior vemos una mezcla de estilos. Los altares barrocos conviven con las capillas de Salomé de Polonia y de la Pasión de Jesucristo, ambas del siglo XV, mientras que las estaciones del Via Crucis son de 1933. En la Capilla de la Pasión se exhibe una réplica del Sudario de Turín.

Los bellísimos vitrales fueron creados por Stanisław Wyspiański, un gran pintor, arquitecto y ebanista del siglo XIX al XX, nacido en Cracovia. Las vidrieras, casi todas con motivos religiosos, fueron realizadas entre 1895 y 1897. La más hermosa posiblemente sea la llamada "Dios en el Acto de la Creación".

Wyspiański también pintó los murales Art Nouveau que combinan diseños geométricos con otros florales de un fantástico colorido.

El convento

Las salas y habitaciones del convento gótico se distribuyen alrededor de dos patios. Todos los edificios fueron construidos entre los siglos XV y XVI, aunque sufrieron varias reconstrucciones.

Se conservan, sin embargo, elementos originales, como fragmentos de frescos del siglo XV en el claustro, la galería de 30 frescos de obispos de Cracovia, también del siglo XV, y 30 cuadros de entre los siglos XV y XX, que están en exposición.

Basílica de San Francisco de Asís, Cracovia

Horario: 

Para visitas lunes a sábados de 10:00 a 16:00, domingos de 13:00 a 15:00. No se puede visitar mientras se celebra misa.

Precio: 

Gratis.

Dirección: 

plac Wszystkich Swietych 3.

Cómo llegar: 

Tram: líneas 1, 6, 8, 13, 18, 20, 69, parada plac Wszystkich Swietych.