Barrio judío de Kazimierz

Declarado Patrimonio de la Humanidad, Kazimierz, el Barrio Judío de Cracovia, es uno de los lugares más interesantes de esta ciudad, que podrás conocer a fondo acompañado por un guía experto.

Además de tener una gran importancia histórica, es una de las zonas más animadas de Cracovia. La calle principal es la Stradom, que va desde el pie de la colina Wawel hasta la calle Krakowska.

Un poco de historia

En el año 1495 el rey Jan I Olbracht ordenó la transferencia de todos los judíos de Cracovia a la vecina ciudad de Kazimierz, fundada por Casimiro el Grande en 1335.

Esto dio origen a lo que luego sería el Barrio Judío de Cracovia que fue, durante muchos años, una ciudad independiente con gobierno propio, que sólo reconocía al rey como autoridad superior.

A Kazimierz llegaban judíos de todas partes de Europa. Para el año 1630 tenía 4.000 habitantes.

Este barrio concentró, históricamente, la vida religiosa de los judíos de Cracovia, con sus seis sinagogas (Sinagoga Vieja, Remuh, Principal, Isaac, Popper y Kupa), a las que se sumaron el Tempel de Podbrzezie y numerosas casas de oración.

Qué ver en el Barrio Judío de Cracovia

Museos y Sinagogas

Los sitios más importantes para visitar en Kazimierz son el Museo del Judaísmo, en el Nº 24 de la calle Szeroka, que funciona en lo que fue la Sinagoga Antigua, del siglo XV, y reconstruida al estilo renacentista en el siglo XVI.

La Sinagoga Alta, del siglo XVI, se encuentra en el Nº 38 de la calle Jozefa. Y junto a la Sinagoga Remuh, en el Nº 40 de la calle Szeroka, de la misma época, se encuentra el Antiguo Cementerio Judío Moses Isserles (famoso rabino y escritor del siglo XVI). Este cementerio estuvo en uso desde 1551 hasta el 1800. A partir del 1800, y hasta 1926,  se usaba el llamado Cementerio Nuevo, en el Nº 55 de la calle Miodowa.

Kazimierz concentró, históricamente, la vida religiosa de los judíos de Cracovia, con sus seis sinagogas (Sinagoga Vieja, Remuh, Principal, Isaac, Popper y Kupa), a las que se sumaron el Tempel de Podbrzezie y numerosas casas de oración.

Otro lugar importante del Barrio Judío es la plaza Nowy, llamada "la plaza judía", que desde sus orígenes funciona como mercado, y en el centro de la cual se ubica el edificio llamado "Okrąglak".

Iglesias

En Kazimierz también hay varias iglesias importantes, como la Basílica Corpus Christi, en Bożego Ciała 26, fundada por el rey Casimiro III aproximadamente en el 1340. Fue construida en estilo gótico, y es una de las más grandes de Cracovia. Su tamaño se explica porque fue originalmente concebida como un monasterio. El deslumbrante interior, debido a las remodelaciones y ampliaciones, es una mezcla de estilos gótico y barroco. El altar principal, netamente barroco, tiene forma de barco.

Otra iglesia que vale la pena visitar en Kazimierz es la de Santa Catalina de Alejandría y Santa Margarita. También fue fundada por Casimiro III, alrededor del 1360, para la orden de los Agustinos. Por algún motivo no conocido, la iglesia nunca fue terminada: la fachada está incompleta y nunca se levantaron las torres que estaban planeadas.

Esta iglesia sufrió varias devastaciones, una inundación en 1534, incendio en 1556, y dos terremotos, en 1443 y 1786, que la dañaron severamente. Estuvo a punto de ser demolida, pero finalmente se decidió su completa restauración, que se llevó a cabo en el siglo XIX. Esta iglesia es uno de los más bellos ejemplos de arquitectura gótica polaca.

Nuevos aires

Desde 1980 empezó a celebrarse el Festival de Cultura Judía, que reintrodujo a los jóvenes en una cultura largamente abandonada y olvidada.

A partir de 1993 se reconstruyeron y mejoraron muchos edificios históricos y se recuperaron actividades que eran tradicionales antes de la guerra.

Actualmente es un distrito sumamente atractivo, con muchos cafés y restaurantes y una animada vida nocturna. También muchos jóvenes artistas lo eligen como lugar de residencia o para instalar sus talleres.

barrio judio cracovia