Nápoles

Menú

Teatro San Carlos

6

tours en Nápoles desde

Ver todos

Ubicado frente a la legendaria Galleria Umberto I, el Teatro San Carlos es el teatro de ópera más antiguo del mundo que aún se encuentra en funcionamiento. Fue inaugurado en 1737 y durante mucho tiempo fue el símbolo que puso a la cultura de Nápoles a la altura de la de otras grandes capitales europeas. Hoy brilla como lo hacía hace casi tres siglos.

Breve historia del teatro San Carlos

Corría el año 1737 cuando Carlos III de España, rey de Nápoles y Sicilia, decidió que la ciudad necesitaba un nuevo teatro para representar las grandes obras de teatro. En ese entonces existía el teatro San Bartolomeo, pero no era lo suficientemente grandioso.

Giovani Antonio Medrano fue entonces convocado para diseñar el que se convertiría en uno de los teatros más renombrados del mundo, y modelo de los siguientes teatros italianos, incluida la Scala de Milán.

¿Sabías qué?

El dinero para la construcción provino principalmente de las arcas reales, pero también se consiguió en parte con la compra de los palcos por parte de la nobleza. Tener un asiento cerca del rey era señal de prestigio en la Nápoles de la época.

El edificio tuvo que ser reconstruido en 1816 después de que un incendio lo abrasara. Su forma actual es prácticamente la misma desde entonces, salvo por algunos cambios en los colores de las cortinas y las butacas. Entre las modificaciones realizadas en 1816 se incluyó la elevación del techo del teatro, lo que volvió su excelente acústica aún más perfecta.

Desde sus comienzos, el teatro gozó de una gran fama, porque fue patrocinado y visitado por el propio rey. Si bien en los comienzos todos los artistas eran napolitanos, no tardaron en comenzar a trabajar en el San Carlos artistas de primera línea que venían desde otras partes del mundo.

Importancia del teatro de San Carlos

El teatro de San Carlos es especialmente conocido por darle importancia a la ópera bufa, forma de representación típica de Nápoles que se extendió posteriormente al resto de Italia.

La época dorada del teatro fue cuando Giuseppe Verdi presentó varias de sus obras allí.

Después de la caída del reino de las Dos Sicilias, el teatro comenzó a palidecer hasta tiempos relativamente cercanos, en que la ópera bufa ha tenido un nuevo impulso. Hoy es un imprescindible de la ciudad y un símbolo de Nápoles en Italia y el mundo de la cultura internacional.

Visitar el teatro de San Carlos

Para conocer el teatro por dentro tienes dos opciones: comprar entradas para alguno de sus espectáculos o apuntarte en uno de los tours guiados que organiza el mismo teatro (en italiano, en inglés o en francés). Cada paseo tiene lo suyo y las dos opciones son absolutamente complementarias.

Los guías del teatro son realmente muy apasionados y sin duda lograrán transmitirte la importancia que tiene el San Carlos en la historia de Nápoles y contarte los detalles y anécdotas más curiosos.

Por otra parte, ver una obra de teatro en uno de los teatros de ópera más antiguos del mundo es una de las mejores cosas para hacer en Nápoles.

En el interior del edificio todo te sorprenderá: desde los relieves decorativos y los detalles dorados hasta los frescos del techo, pasando por los tapizados de las butacas y la iluminación. Absolutamente todo en el interior del edificio está diseñado y cuidado al detalle.

Tanto si eres un amante de la ópera como si tienes un espíritu curioso y disfrutas de la belleza, sin duda el Teatro de San Carlo no te decepcionará.

El mítico teatro de San Carlo, en Nápoles
  • Horario: 

    Todos los días de 10:00 a 17:00 h.

    Horario visitas guiadas:

    10:30, 11:00, 12:00, 12:30, 14:30, 15:00, 16:00, 16:30 h (en italiano)

    11:30, 15:30 h (en inglés)

    13:00, 17:00 h (en italiano e inglés)

    17:00 h (en francés, solo los sábados)

  • Precio: 

    Visita guiada: 9 €

  • Dirección: 

    Via San Carlo 98

  • Cómo llegar: 

    Autobús: líneas 151, 154, 5000, 601, R2.

Viaja más, por menos dinero

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos y ofertas personalizados.