Nápoles

Menú

Parque de la Villa Floridiana

6

tours en Nápoles desde

Ver todos

El parque de la Villa Floridiana es un precioso espacio verde ubicado en la colina del Vomero. Nació como parte de una finca que Fernando IV de Borbón compró para su mujer en 1815. Hoy es uno de los jardines románticos más bonitos de Nápoles.

¿Sabías qué?

La Villa Floridiana se llama así en honor a la esposa de Fernando IV, Lucía Migliaccio, duquesa de Floridia.

Breve historia de la Villa Floridiana

Cuando Fernando IV de Borbón compró el lugar, la Villa Floridiana era una amplia finca en la colina del Vomero. El rey encargó al reconocido arquitecto Antonio Niccolini, diseñador de los interiores del teatro San Carlos, la modificación de la villa.

Antonio trabajó sobre los edificios que ya existían para darles un estilo neoclásico e ideó jardines de estilo romántico.

El alemán Friedrich Dehnhardt fue el encargado de elegir las especies que poblaron las avenidas y senderos de parque. Fiel a su gusto por las especies exóticas, que también usó en el diseño del Real Bosco di Capodimonte, Friedrich pobló el parque de árboles exóticos y creó una fabulosa colección de camelias.

Estilo de la Villa Floridiana

La Villa Floridiana es un paraíso para los amantes de la jardinería. Es un gran ejemplo de la pasión de los napolitanos por el diseño de espacios verdes, y la creación de ambientes exteriores destinados al disfrute de las preciosas vistas del Mediterráneo.

En la villa hay una combinación de espacios repletos de senderos que serpentean al abrigo de los árboles con grandes explanadas despejadas orientadas hacia el golfo de Nápoles.

En las cercanías a la construcción principal hay rincones de estilo barroco, con flores y arbustos dispuestos en formas geométricas. En las zonas más alejadas, el paisaje va transformándose para adoptar un estilo inglés, libre y descontracturado, que se abre finalmente al paisaje del Mediterráneo en grandes praderas.

La atmósfera romántica está completada por falsas ruinas, estatuas y otros elementos que llevan a reflexionar sobre el paso del tiempo y la relación del hombre con la naturaleza.

Hay dos elementos importantes que te sorprenderán con su belleza:

  • Teatro della Verzura, que tiene sus límites marcados con setos de mirto, árboles dentro del escenario y una doble escalinata en la platea.
     
  • Templo jónico, un encantador y pequeño templo neoclásico envuelto por el verde del jardín y que tiene preciosas vistas a la ciudad.

En el momento de su creación, la villa tenía también varios espacios destinados a animales exóticos, como tigres, osos, leones y canguros.

¿Qué ver y hacer en la Villa Floridiana?

Por supuesto que lo primero que te recomendamos hacer es caminar sin rumbo por el jardín y disfrutar de su belleza.

Si estás con niños en Nápoles, querrás acercarte al parque infantil y dejar jueguen un rato.

Finalmente, otro de los planes imprescindibles del parque es la visita al Museo Nacional de la Cerámica Duca di Martina. Podrás ver objetos de arte decorativo principalmente de los siglos XV a XVIII. Porcelana europea y asiática, mayólicas, objetos de bronce, coral y marfil, muebles y mucho más. Tiene cosas realmente muy curiosas y llamativas.

Villa Floridiana - Napoles
  • Horario: 

    Todos los días de 08:30 a 16:30 h, salvo los martes, cerrado.

  • Precio: 

    Gratis

  • Dirección: 

    Via Domenico Cimarosa, 77, 80127 Napoli NA, Italia

  • Cómo llegar: 

    Funicular: Funicular de Chiaia, parada Cimarosa. Funicular central, parada Piazza Fuga.

    Metro: Línea de metro 1, parada Vanvitelli.

Viaja más, por menos dinero

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos y ofertas personalizados.