Nápoles

Menú

Plaza del Plebiscito

70,00 €90,00 €

0/5
0
Reservar
¡Reserva ahora y asegura tu plaza!

Oferta: Tour por Nápoles + Visita guiada a Pompeya

0/5 (0)
70,00 €

La Plaza del Plebiscito es el corazón de Nápoles. Su inmensa explanada se encuentra rodeada de algunos de los edificios más importantes de la ciudad, lo que la convierte en uno de sus imprescindibles. Es sede de grandes eventos culturales durante todo el año y de ella nace la famosa vía Toledo. Te contamos todo sobre ella.

La Leyenda de la Plaza del Plebiscito

¿Has escuchado hablar sobre gente que intenta cruzar la plaza del Plebiscito con los ojos vendados? Pues no están locos, o al menos es posible encontrar hechos en la historia de Nápoles que justifican la excentricidad. Para empezar, debemos aclarar que no están poniendo en riesgo su vida, porque la plaza es totalmente peatonal.

En segundo lugar, el hecho que dio origen a esta curiosa práctica se ubica en el reinado de la reina Margarita de Saboya. Se dice que la reina daba una vez por mes la posibilidad a un prisionero de liberarse si lograba llegar, con los ojos vendados, desde la puerta del Palacio Real hasta la otra punta de la plaza. Pero el truco es que, además, debían hacerlo pasando por entre las estatuas ecuestres de Carlos III de Borbón y su hijo Ferdinando I. De más está decir que la hazaña es casi imposible de lograr, pero hoy en día muchos viajeros siguen intentándolo.

La inmensa explanada de la plaza del Plebiscito

¿Qué ver en la Plaza del Plebiscito?

Cuando llegues a la plaza seguramente quedarás impresionado con sus increíbles dimensiones. La plaza tiene una superficie de 25 mil metros cuadrados y su centro se halla completamente despejado, salvo por las estatuas de Carlos III y Ferdinando I, por lo que la sensación de inmensidad se ve aún más reforzada.

Ahora bien, a los cuatro lados de la plaza tienes interesantes lugares para conocer:

Basílica de San Francisco de Paula

La basílica está considerada como uno de los ejemplos de arquitectura neoclásica más importantes de Italia. Fue construida en 1816 como reconocimiento a San Francisco de Paula por haber intercedido favorablemente en el retorno de los Borbones a Nápoles. La forma de la basílica está inspirada en el Panteón de Roma. En las decoraciones del interior sobresalen los trabajos en mármol y estuco y las guirnaldas.

¿Sabías qué?

El rey Fernando I de las Dos Sicilias impuso una condición en el diseño cuando mandó a construir la basílica: la altura de su cúpula no debía sobrepasar a la del Palacio Real, ubicado justo enfrente. Pietro Bianchi respetó sus indicaciones al momento de planear el diseño.

Palacio Real de Nápoles

El Palacio Real de Nápoles es una de las mayores atracciones de la ciudad, así que le hemos dedicado un post completo en el que podrás encontrar información detallada sobre la visita. Baste aquí con decir que es un edificio formidable que puedes recorrer por dentro para deleitarte con su decoración y también por fuera, donde encontrarás espléndidas vistas de la bahía de Nápoles y el Vesubio.

Fachada del Palacio Real de Nápoles

Palacio de la Prefectura

Fue construido en el siglo XIV sobre los restos de un antiguo convento basiliano por orden de Ferdinando I. En sus comienzos fue conocido como Palazzo della Foresteria y tenía la función de alojar a los extranjeros que visitaban la corte. En 1890 se construyó en el primero piso del edificio el famoso Caffè Gambrinus, en el que trabajaron más de cuarenta escultores y pintores. El Gambrinus todavía funciona en el edificio, en la cara que da a la via Chiaia.

¿Sabías qué?

Siéntate en el Caffè Gambrinus y haz un viaje en el tiempo a la época de esplendor de Nápoles. Tiene una larga carta de cócteles, cafés, pastelería y helados. Eso sí, prepárate para gastar un poco: un café en la terraza puede costar más de 5 €.

Palacio Salerno

Su estructura refleja la del vecino Palacio de la Prefectura. Fue construido para albergar a los cadetes reales y hoy es sede de un organismo militar italiano.

La inmensa explanada de la plaza del Plebiscito
  • Dirección: 

    En el cruce de Via Toledo, Via Chiaia y el paseo marítimo.

  • Cómo llegar: 

    Metro: línea 1 estación Municipio.

    Autobús: líneas 140, E6 y R2.

Viaja más, por menos dinero

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos y ofertas personalizados.