Nápoles

Menú

Lungomare de Nápoles

6

tours en Nápoles desde

Ver todos

Preciosas vitas al mar, una amplia y cómoda acera para caminar bajo el sol y un muy atractivo ambiente: esos son los principales encantos del Lungomare de Nápoles, uno de los paseos marítimo más bonitos del mundo.

¿Qué es el Lungomare?

Caminar por el Lungomare es una de las mejores cosas para ver y hacer en Nápoles. Se trata de un camino costero que se extiende a lo largo de 3 kilómetros junto al mar. A lo largo de todo el paseo tienes preciosas vistas del golfo napolitano, la colina de Posillipo, la isla de Capri y el Vesubio. Pero las vistas no son todo, porque el ambiente también es muy atractivo. Con terrazas que se abren al mar, espléndidos hoteles, una antigua marina, la Villa Comunal y el Castillo del Huevo, tienes mucho para ver y disfrutar mientras das un paseo por aquí.

Vista aérea del paseo marítimo Lungomare, en Nápoles

Breve historia del Lungomare de Nápoles

El Lungomare tal como lo conocemos nació recién a finales del siglo XIX. Hasta ese momento, el mar bañaba las costas de arena de Nápoles a lo largo de toda la extensión del actual paseo. La gente solía ir a disfrutar de la playa y la zona era muy popular entre los napolitanos al momento de relajarse.

La arena fue cubierta con rocas para crear falsos arrecifes y junto a los acantilados se creó una calle de asfalto que dio nacimiento el paseo marítimo. El camino es uno de los paseos de fin de semana favoritos de los napolitanos.

Recientemente, las áreas de mayor tránsito peatonal fueron cerradas al tráfico y así se creó lo que se llama el Lungomare liberato.

Qué ver y hacer en el Lungomare de Nápoles

El Lungomare de Nápoles se divide en cuatro secciones, cada una de las cuales tiene su particular atractivo:

  • Nazario Sauro. Va desde el muelle de Santa Lucía hasta el Castillo del Huevo. Esta calle concentra los hoteles de lujo y algunos famosos restaurantes, como Zi Teresa.
     
  • Caracciolo. Es la calle más larga del paseo. Flanquea la Villa Comunal y sobre ella se encuentra la Rotonda Díaz, donde se encuentra el monumento al general Armando Díaz. Esta rotonda es uno de los lugares más populares del paseo. Allí suelen organizarse actividades culturales y hay acceso a una pequeña y bonita playa.
     
  • Via Mergellina. Esta sección del camino llega hasta Piedigrotta, al pie de la colina de Posillipo. El ambiente en esta zona es ya más tradicional y pesquero. Aquí se encuentra el puerto de Mergellina, con sus barcos amarrados y redes de pescadores. Aquí también hay varios restaurantes con vista al mar, más económicos e informales que los de Nazario Sauro.
     
  • Partenope. Con más hoteles y restaurantes, como la famosa pizzería Sorbillo Lievito Madre al Mare. Aquí también se encuentra la maravillosa Fontana del Gigante, diseñada originalmente para el Palacio Real.

Además, en uno de los extremos del paseo se encuentran el Castillo del Huevo y el Borgo Marinari, un tranquilo puerto deportivo con un restaurante abierto al público.

La monumental Fuente del Gigante, en la via Partenope

Playas

Aunque en la mayor parte del paseo el mar está contenido por los arrecifes artificiales, hay algunos sectores donde puedes bañarte. En la Rotonda Díaz, por ejemplo, hay una playa equipada gestionada por el Municipio de Nápoles.

Cerca del Castillo del Huevo y la Fuente del Gigante también hay una playa municipal, aunque esta es de rocas, por lo que es recomendable usar zapatos de goma al meterse al agua.

¿Sabías qué?

El Castillo del Huevo y el Borgo Marinari se encuentran en el islote de Megaride, donde, según cuenta la leyenda, fue enterrada Parténope, la sirena rechazada por Ulises que murió de amor.

Mesitas junto al mar en el Borgo Marinari, en el Lungomare de Nápoles
  • Precio: 

    Gratis

  • Dirección: 

    Via Francesco Caracciolo 1

  • Cómo llegar: 

    Metro estación Mergellina, línea 6

Viaja más, por menos dinero

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos y ofertas personalizados.