Nápoles

Menú

Cartuja y museo de San Martino

6

tours en Nápoles desde

Ver todos

¿Eres amante del barroco italiano? Entonces no puedes perderte la visita a esta cartuja, el punto cúlmine del barroco napolitano. Además del exquisito edificio, podrás ver las obras que guarda el museo y unas espectaculares vistas de Nápoles. Un verdadero tres en uno.

La cartuja de San Martino y sus espléndidas vistas

Breve historia de la cartuja y museo de San Martino

El monasterio fue construido entre 1325 y 1368, pero a lo largo del tiempo fue expandido, rediseñado y decorado por algunos de los mejores artistas, artesanos y arquitectos de Italia.

Su estilo barroco actual se lo dio el gran Giovanni Antonio Dosio, que en 1581 recibió el encargo de ampliar el monasterio para albergar a la creciente cantidad de monjes.

En 1623 comienza a colaborar con tareas de finalización del Gran Claustro, Cosimo Fanzago (que colaboró también en la decoración de la iglesia de Gesù Nuovo). Los preciosos trabajos en mármol de la iglesia corresponden en su mayor parte a este periodo. Observa de manera especial los rosetones de los pilares, los querubines que hallarás en los arcos de las capillas y la plasticidad de las frutas y el follaje que se reparten por todo el espacio.

¿Sabías qué?

La cartuja no solo tiene un hermoso edificio, sino también unos preciosos jardines colgantes, con vistas a la bahía de Nápoles y el Vesubio. Están construidos en terrazas: en la superior se cultivaban hierbas medicinales; la central estaba destinada al huerto del prior y en la inferior se encontraban los viñedos.

Cuando en 1866 se abolieron las órdenes religiosas, el edificio pasó a manos del Estado y rápidamente se convirtió en museo.

¿Qué ver en el museo de San Martino?

Diferentes espacios y salas de la cartuja están abiertas al público como parte del museo. Algunos de los lugares que no puedes dejar de visitar son:

  • La iglesia. Es un museo vivo. Está decorada con frescos y esculturas de algunos de los más grandes artistas italianos. No te pierdas las pinturas que realizó en la bóveda de la nave Giovanni Lanfranco y el fabuloso coro de madera, de 1629.
     
  • Sótano. Las salas subterráneas de la cartuja son en sí mismas espectaculares obras de ingeniería. En ellas se exponen esculturas de mármol y una colección epigráfica que muestra escenas de la vida cotidiana napolitana a través de los siglos.
     
  • Pesebres. Los pesebres napolitanos gozan de fama mundial por su grado de detalle y belleza. La colección de pesebres de San Martino es una de las más importantes del mundo, y en ella podrás ver toda la magia de este arte tan particularmente napolitano. (Si te gustan los pesebres, no dejes de visitar la calle San Gregorio Armeno en el centro de la ciudad).
     
  • Farmacia. Con un maravilloso fresco de 1699 pintado en el techo, completamente restaurado y algunos de los jarrones que se utilizaban en la farmacia en el siglo XVIII.
     
  • Sección naval. Con modelos a escala de los barcos que salieron de los astilleros de Nápoles y Castellammare entre finales del siglo XVIII y mediados del XIX.
     
  • Salón de carruajes. Expone preciosos carruajes antiguos y escudos de armas reales.

Consejo

Sube a la cartuja en funicular y disfruta de las maravillosas vistas que tendrás durante el ascenso.

Galería de la cartuja de San Martino
  • Horario: 

    Todos los días de 08:30 a 16:00 h, excepto los miércoles, cerrado.

  • Precio: 

    Entrada general 6 €

  • Dirección: 

    Largo S. Martino, 5

  • Cómo llegar: 

    Desde Piazza Garibaldi. Línea de metro L1, estación Montesanto, luego funicular, parada Morghen y caminata breve.

Viaja más, por menos dinero

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos y ofertas personalizados.