Nápoles

Menú

Pompeya y Herculano

¡Reserva ahora y asegura tu plaza!

Excursión a Pompeya desde Nápoles

0/5 (0)
60,00 €

Las ruinas de Pompeya son uno de los sitios arqueológicos más importantes y visitados del mundo, por lo que la escapada hasta ellas es un verdadero imprescindible de la visita a Nápoles. Pompeya es uno de los testimonios más claros que tenemos acerca de cómo era una ciudad romana en el siglo I d. C.

Las ruinas de Herculano, por su parte, han cobrado popularidad entre los viajeros en el último tiempo no solo por su excelente estado de conservación, sino por su menor masificación en comparación con las ruinas de Pompeya.

Te contamos los detalles de la visita a estas dos ciudades romanas congeladas en el tiempo bajo una montaña de cenizas.

Pompeya

Los orígenes de Pompeya se remontan probablemente al siglo IX a. C. A lo largo del tiempo estuvo bajo dominio osco, samnita, griego, etrusco y romano.

Pompeya se hizo tristemente célebre por haber sido sepultada bajo una gruesa capa de cenizas durante una violenta erupción del Vesubio en el año 79.

Las ruinas de Pompeya se recortan frente al Vesubio

Se calcula que en el momento de la catástrofe tenía cerca de 15 mil habitantes, pero en la ciudad se hallaron solo 2 mil cuerpos. Eso hace pensar que muchos pompeyanos lograron huir de la ciudad antes de ser sepultados por el material piroclástico.

Recién en 1550 la ciudad fue redescubierta de manera accidental. La capa de cenizas de 30 metros de profundidad promedio conservó bien lo que restaba de los edificios después del “bombardeo” que recibió la ciudad durante la erupción del volcán.

Hoy las ruinas son una ventana abierta por las que nos podemos asomar al pasado romano de manera excepcional.

¿Cuánto cuesta la entrada a Pompeya?

Entrada general: 15 €

Entrada reducida: 9 €

¿Cuánto tiempo se tarda en ver Pompeya?

No hay que olvidar que Pompeya es una antigua ciudad. En total se calcula que ocupa unas 66 hectáreas, 45 de las cuales han sido excavadas.

Los recorridos que propone el Parque Arqueológico son de entre 2 y 7 horas. Como verás, las opciones de itinerarios son muchas, y la decisión final dependerá de tu interés particular y el tiempo que quieras o puedas dedicarle al lugar.

¿Qué hay para hacer en Pompeya?

Durante el recorrido por el yacimiento arqueológico lo que harás es caminar por las calles de la antigua ciudad y visitar algunas de sus casas y edificios. Hay algunos hitos en Pompeya que ningún viajero quiere dejar de visitar:

  • Foro. Era el corazón de la ciudad. Hoy se pueden ver los restos de las impresionantes columnas, el templo de Apolo y el templo de Júpiter.
     
  • Termas del Foro. Su lugar más bonito es el tepidarium, con hornacinas decoradas con atlantes.
     
  • Lupanar. Un prostíbulo que conserva frescos de contenido erótico.
     
  • Casa de los Vettii. Es una de las residencias más lujosas de las conservadas en Pompeya. Sus paredes están decoradas con preciosos frescos.
     
  • Casa de Octavius Quartio. Una pequeña villa con varias estancias decoradas con frescos y grandes jardines.
     
  • Casa de la Venus de la Concha. Que debe su nombre a un maravilloso mural.
     
  • Villa de los Misterios. Está un poco alejada de la entrada principal de las ruinas, hacia el noroeste de la antigua ciudad. Vale la pena visitarla por sus bellísimas pinturas, que están sorprendentemente bien conservadas.

Detalle de fresco conservado en la Villa de los Misterios, en Pompeya

¿Sabías qué?

Algo importante que debes saber es que la mayoría de los frescos y mosaicos que se encontraron en Pompeya fueron trasladados al Museo Arqueológico de Nápoles. Así que si te interesa descubrir los tesoros mejor conservados y más delicados, no puedes perderte esa visita.

Visita a Pompeya

Aunque con un poco de información y organización es muy posible planificar una visita a Pompeya por tu cuenta, creemos que lo más recomendable es visitar las ruinas en compañía de un guía experto. De esa forma podrás enterarte de detalles realmente interesantes que de otra forma te sería difícil descubrir, a menos que dediques un tiempo a estudiar bibliografía específica sobre la cultura romana en general y las excavaciones de Pompeya en particular.

Tienes varias opciones interesantes:

Herculano

Herculano era una ciudad más pequeña que Pompeya (tiene menos de 10 hectáreas) y ubicada más cerca del Vesubio. Su cercanía al volcán hizo que recibiera una oleada piroclástica aún más caliente que la de Pompeya, por lo que sus restos humanos se reducen a esqueletos carbonizados.

También hay una interesante serie de edificios por descubrir en Herculano, y muchos de ellos se encuentran en mejores condiciones que los de Pompeya.

Las ruinas de Herculano con la moderna ciudad al fondo

Las ruinas de Herculano salieron a la luz recién en el siglo XVIII, y las primeras excavaciones fueron realizadas por un duque que compró la finca donde se habían descubierto mármoles y columnas antiguas para buscar elementos originales con los que decorar su hogar.

Herculano era una pequeña ciudad de vacaciones junto al mar en la que muchos romanos adinerados construyeron sus villas de veraneo, entre ellos, el suegro de Julio César. El lujo de las viviendas aún puede leerse en sus mosaicos y pinturas.

¿Cuánto cuesta la entrada a Herculano?

Entrada general: 11 €

¿Cuánto tiempo se tarda en ver Herculano?

Herculano es mucho más pequeña que Pompeya y puede recorrerse fácilmente en medio día.

¿Qué hay para ver en Herculano?

  • Termas suburbane. Están muy bien conservadas y se pueden observar las distintas estancias típicas de un baño romano.
     
  • Gimnasio. Lo más llamativo es la réplica de la hidra de bronce  que decoraba la fuente. El original se conserva en el Antiquarium.
     
  • Teatro de Herculano. Tenía capacidad para 2.500 espectadores y estaba espléndidamente decorado.
     
  • Fornicis. Eran los lugares donde se guardaban las barcas de pesca. Se cree que algunos habitantes de la ciudad buscaron refugio en ellos, ya que allí se encontraron 300 esqueletos.
     
  • Villa de los Papiros. La más lujosa de la ciudad. Perteneció a Lucio Calpurnio Pison Cesonio, suegro de Julio César.

¿Cómo llegar a Herculano desde Nápoles?

Puedes llegar en tren tomando la línea Circumvesuviana en la Estación Central. Debes bajar en la estación Ercolano Scavi y caminar cerca de un kilómetro hasta la entrada o tomar una de las furgonetas que realizan el trayecto. El viaje en tren es de 20 minutos aproximadamente.

¿Sabías qué?

El nombre Herculano significa “muy fuerte”. Deriva del adjetivo “hercúleo”, el mismo vocablo del que proviene el nombre “Hércules”.

Restos de columnas romanas en Pompeya

Horario: 

Pompeya

Abril a octubre: todos los días de 09:00 a 19:30 h (última entrada a las 18:00 h).

Noviembre a marzo: todos los días de 09:00 a 17:00 h (última entrada a las 15:30).

Herculano

Del 15 de marzo al 15 de octubre: todos los días de 08:30 a 19:30 h (último ingreso a las 18:00 h).

Del 16 de octubre al 14 de marzo: todos los días de 08:30 a 17:00 h (último ingreso a las 15:30 h).

Precio: 

Pompeya

Entrada general: 15 €

Herculano

Entrada general: 11 €

Cómo llegar: 

Tren: línea Circunvesuviana.

Para Pompeya descender en estación Pompei Villa dei Misteri.

Para Herculano descender en Ercolano Scavi.

Viaja más, por menos dinero

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos y ofertas personalizados.


6

tours en Nápoles desde

Ver todos