Playas de Tenerife

Las playas de Tenerife están entre los imprescindibles de la isla y tienen la fama de ser una auténtica maravilla. Si viajas a esta isla y visitas unas cuantas, descubrirás que, sin duda, las playas están entre los mejores planes para hacer en la mayor de las Canarias.

Sus olas, su arena negra, sus aguas calmadas o sus fondos marinos de roca volcánica son algunos de los principales atractivos que transforman las playas en Tenerife en un trozo del paraíso en la tierra. Muchas de ellas son accesibles y permiten a los bañistas acceder sin dificultades, con servicios que ofrecen muchas comodidades.

¿Qué tener en cuenta?

Es importante tener en cuenta que, aunque en Tenerife siempre hace calor, el tiempo es especialmente caluroso en los meses de julio, agosto y septiembre, cuando las temperaturas máximas pueden llegar tranquilamente a los 30 grados. Durante el resto de meses, la temperatura nunca llega a ser baja, por ello es importante vayas preparado en función del mes en que vayas a viajar. Te recomendamos echarle un vistazo al tiempo antes.

Si vas a disfrutar de las playas de Tenerife en verano, no olvides llevar crema solar, comida, agua para hidratarte y sombrillas. Asimismo, no olvides la cámara de fotos, porque los escenarios son preciosos. 

Playa de Benijo

Si disfrutas de la playa y la naturaleza, no puedes perderte una de las playas más bonitas y fotogénicas de Tenerife, hablamos de la playa de Benijo, aquella que el artista gallego Andrés Suárez inmortalizó en una de sus mejores canciones.

Esta playa ofrece unas vistas espléndidas al infinito. Sus atardeceres son uno de los mejores espectáculos que verás en Tenerife: el mar en calma brilla y se tiñe de los últimos rayos de sol, y las siluetas de los roques volcánicos se alzan tímidamente sobre el horizonte desde el fondo del mar.

Benijo se ubica en plena naturaleza, en el Parque Rural de Anaga, y constituye una maravilla para todos aquellos aventureros que disfruten observando cómo la montaña se integra con la costa. Para acceder a esta magnífica playa, muy frecuentada por nudistas, hay que caminar a lo largo de un sendero con escaleras.

Playa de Benijo

Playa el Médano

Se trata de una de las playas con más encanto del sur de Tenerife que te apasionará especialmente si disfrutas de los deportes de agua. Se ubica en el Médano, en el municipio de Granadilla de Abona, y destaca especialmente por su arena gris y las fastuosas vistas a la Montaña Roja, un cono volcánico que se alza imponente en el horizonte.

Playa del Médano

Las Teresitas

La playa de las Teresitas es la más famosa de Santa Cruz de Tenerife, y se ubica justo en el pueblo de San Andrés. Se trata de un paisaje con arena dorada que llama la atención por su gran cantidad de palmeras.

El oleaje es moderado, puesto que han incorporado diques que atenúan las olas. Sin duda, es una playa ideal para pasar un día en familia. Tiene buena accesibilidad y cuenta con muchos servicios. Los bañistas también podrán disfrutar de un refresco o de un buen plato de la gastronomía típica de la zona ,ya sea en los chiringuitos o en los restaurantes de San Andrés.

Playa de Las Teresitas

Playa de La Arena

Se trata de una playa estacionaria que en verano trae la arena negra a la orilla. Se ubica en un entorno natural extremadamente bello, cerca de Punta de Teno. Constituye un escenario fantástico para ver los atardeceres por las curiosas formas que han dejado por la costa las antiguas erupciones volcánicas.

Playa de la Arena

Playa el Duque

No muy lejos del municipio de Adeje se encuentra una de las playas paradisíacas más impresionantes de Tenerife. Mide 390 metros de longitud y es una auténtica maravilla por sus aguas cristalinas, sus palmeras y las comodidades que ofrece.

Mucha gente en verano va a esta playa a dejarse seducir por sus calmadas y limpias aguas, y relajarse en su arena grisácea bajo el cálido sol del verano.

Playa del Duque

Playa de Masca

Si prefieres ir a una playa completamente salvaje, tienes que ir a la playa de Masca, ubicada en un entorno completamente natural, en el final del cauce del Barranco de Masca. Para llegar hasta allí hay que caminar a través del Barranco de Masca, una excursión que termina en la playa.

La dificultad para acceder a ella, hace que no haya prácticamente nadie. Ten en cuenta que el acceso es difícil y hay que ir preparado con botas, ropa cómoda, agua, comida y crema de sol, puesto que la ruta puede llegar a ser superior a las 3 horas.

También se puede llegar en barco desde el puerto de Los Gigantes y desde ahí contratar una excursión.

Playa de Masca

Playa de El Bollullo

En esta playa no hay mucha gente puesto que está aislada y es muy pequeña, apenas tiene 200 metros de longitud. Forma parte del municipio de La Orotava y es una auténtica maravilla por su encanto natural y su ubicación al borde de un acantilado. Su arena negra y sus formaciones de lava volcánica la convierten en un auténtico lugar para desconectar del ruido y del bullicio.

Para llegar a esta playa, hay que caminar desde Puerto de la Cruz unos 45 minutos o desde el restaurante El Bollullo. Aunque esté lejos, en la playa hay servicios de comida, bebida y alquiler de hamacas.

Playa de El Bollullo