La Orotava

Muchos consideran la Orotava como una de las localidades más bonitas de Tenerife. Se ubica en medio de un valle, y sus edificios tienen una arquitectura preciosa, de ahí que, en sus calles, se respire un aire elegante y señorial que nunca, a lo largo de toda la historia del municipio, se ha perdido.

Breve historia

Al igual que en Garachico, en la Orotava también hubo asentamientos de guanches, principalmente en sus zonas costeras y laderas del valle. Se trataba de un lugar perfecto para encontrar medios y alimentos para la supervivencia. Los guanches, además, consideraban al Teide como un lugar sagrado.

Durante los siglos XV y XVI, y tras la derrota de los guerreros del Menceyato de Taoro, se conquistaron las islas Canarias, aunque algunos guanches siguieron oponiéndose al nuevo régimen.

El rey Felipe IV dio a la Oratova el título de villa a mediados del siglo XVII, con un alcalde propio, puesto que hasta esa fecha dependía de La Laguna.

La Oratova siguió siendo un lugar bien considerado a lo largo de los siglos: en 1905 Alfonso XIII le otorgó el título de Cila Noble y Leal. En 1976 fue declarado Conjunto Histórico Artístico por la belleza de sus calles y su gran valor cultural y patrimonial.

Qué ver en la Orotava

En la Orotava son muy famosos y típicos los balcones de las casas tan bien decorados, o las alfombras de flores y de tierra volcánica que se realizan durante algunas de sus festividades religiosas. Pero también podrás encontrar algunos lugares de interés turístico como los que te enumeramos a continuación:

  • Ayuntamiento. Este edificio fue diseñado en 1869, aunque no se finalizó su construcción hasta 1895, con estilo neoclásico. Destaca su simetría, la belleza de su arquitectura y sus relieves, así como la hermosa plaza que preside, que acoge cada año numerosos eventos y fiestas de gran importancia para la comunidad.
     
  • Casa de los Balcones. Uno de los edificios más emblemáticos de este municipio, construido en torno a 1670. Es uno de los mejores ejemplos de la artesanía tradicional, por sus balcones, preciosamente engalanados con flores, y sus ventanas de madera de tea. Es sede del Museo de las Alfombras de Flores y sede de la Cofradía del Vino.
     
  • Iglesia de la Concepción. Se trata del edificio considerado la máxima expresión de la arquitectura barroca en las Canarias. Tras la erupción de 1706, se provocaron algunos movimientos sísmicos, por lo que tuvo que ser reconstruida. Alberga numerosas obras de arte de gran valor en su interior, el cual tiene un estilo neoclasicista.
     
  • Plaza de la Constitución. El entorno en el que se ubica esta iglesia es una maravilla, justo al lado de la iglesia de San Agustín. Recibió su nombre tras la promulgación de la Constitución de 1812, aunque se le conoce como la ‘Plaza del Kiosko’ por el kiosko que se encuentra en ella, el cual es de estilo neomudéjar y se construyó en 1916. 
La Orotava - Casa de los Balcones

Cómo llegar: 

Coche: Desde Santa Cruz de Tenerife en coche son 31 minutos (35,6 kilómetros) por la carretera TF-5, tomando la salida 33.