Tenerife

Menú

El Hierro

9

tours en Tenerife desde

Ver todos

El Hierro es la isla más joven de las Canarias, declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco en el 2000. Es una auténtica maravilla por su cultura, sus asombrosos paisajes costeros, sus bosques, sus miradores, sus piscinas naturales y sus increíbles fondos marinos.

Breve historia

Se sabe que los primeros pobladores que tuvo la isla fueron los bimbaches o bimbapes, una tribu aborigen que estuvo en la isla desde el año 120 de nuestra era, hasta que fueron conquistados por la Corona de Castilla en el siglo XV. Estos aborígenes habitaban en cuevas o en pequeñas construcciones de piedra y se relacionaban mucho con su entorno para obtener recursos para la supervivencia, mediante la agricultura, el pastoreo, la caza o la recolección.

Tras la conquista, las tierras y muchos recursos pasaron a ser repartidos a través de un régimen señorial. No sería hasta el año 1493 cuando Colón pasó por la isla y realizó una parada de 17 días para recoger provisiones, agua y suficiente alimento para sobrevivir a uno de los hitos que cambiarían el rumbo de la historia: el Descubrimiento de América.

En el siglo XIX la isla se convirtió en un lugar de peregrinaje puesto que se descubrió que el Pozo de la Salud (en Sabinosa), tenía propiedades curativas, hecho que fue certificado por numerosos médicos.

No fue hasta 1912 cuando la isla adquirió un autogobierno y se crearon los primeros ayuntamientos.

Qué ver en El Hierro

  • Bosque de laurisilva de la Llanía. En otras islas, como en La Gomera o en Tenerife, también hay bosques milenarios de laurisilva, y el de El Hierro, también merece especial atención por la belleza de este entorno mágico, repleto de flora prehistórica, que le confiere una imagen casi irreal. A veces, parece que vaya a salir un hada volando de entre esa espesa y húmeda vegetación. En este bosque hay 3 rutas circulares, no muy largas, que se pueden tomar desde el aparcamiento de La Llanía.
     
  • Piscina natural La Maceta. Aunque no es una piscina 100% natural, porque han intervenido creando algunas paredes, tiene algo mágico. Las rocas volcánicas de los alrededores, las diferentes tonalidades del agua y la integración de la piscina con el mar, le confieren un paisaje, sin duda, muy especial que merece la pena visitar para disfrutar de un auténtico día de verano en la piscina y en la playa. Todo en uno. Te recomendamos que vayas al atardecer para ver cómo se pone en sol y refleja sus últimos rayos en las calmadas aguas de estas pozas abiertas al infinito.
     
  • El Charco Azul. El agua transparente de esta increíble piscina natural, la roca volcánica que lo rodea y los contrastes de las tonalidades azules, convierten a El Charco Azul en un escenario sin igual, ideal para desconectar y maravillarte con un entorno que ni el mejor arquitecto podría haberlo diseñado con semejante belleza.
     
  • Pozo de la Salud. Se trata de un pozo con aguas medicinales ubicado en el pueblo de Sabinosa que en la actualidad funciona como Hotel-Balneario. Es un alojamiento turístico de calidad que ofrece tratamientos de belleza y relax. Lo más interesante de este lugar, a parte de las comodidades que ofrece, son sus preciosas vistas, y la tradición e historia que alberga.
Hierro - La Maceta

Cómo llegar: 

Avión: Puedes tomar un vuelo de 40 minutos con las aerolíneas Binter o Canaryfly. 

Ferry: Esta opción dura de 2 a 3 horas, con la compañía Naviera Armas desde el Puerto de los Cristianos en el sur. 

Viaja más, por menos dinero

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos y ofertas personalizados.