Gran Canaria

La ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, capital de la isla de Gran Canaria, fue fundada en el año 1478 por Juan Rejón, quien empezó la conquista desde el barranco de Guinguada. Juan, como capitán de la Corona de Castilla, asentó el Real de las Palmas en lo que hoy es el barrio de Vegueta.

Breve historia

Anteriormente había aborígenes en la isla. Las luchas durante la conquista se prolongaron por años, y se perdieron muchas vidas por el camino. Los aborígenes intentaron, con muy pocos recursos, defenderse del ataque de los ejércitos enviados por los Reyes Católicos.

En el 1483 se dio por finalizada la conquista y la isla se incorporó a la Corona de Castilla. Las Palmas fue adquiriendo gran importancia gradualmente a nivel político y económico. Por otro lado, Cristóbal Colón realizó una escala en la isla en 1492 para reparar el timón de la nave Pinta y cambiar el velamen de La Niña. Esta fue la penúltima parada, antes de La Gomera, que realizó antes de llegar a América por primera vez.

Las Palmas se convirtió en una plaza mercantil gracias al comercio de la caña de azúcar, aunque también fue escenario de numerosos ataques piratas hasta el siglo XVIII.

La construcción del Puerto de la Cruz fue uno de los puntos de inflexión en la segunda mitad del siglo XIX, y situó a la ciudad a las puertas de la modernidad. Con el tiempo, Las Palmas se convertiría en una auténtica plataforma tricontinental.

Qué ver en Gran Canaria

  • Playa de las Canteras. La Playa de las Canteras no es una playa cualquiera. Se trata de una auténtica playa urbana de arena fina que constituye una de las esencias de la isla de Gran Canaria. Desde horas tempranas, está llena de bañistas, submarinistas, kayakeros o surferos, que van a disfrutar de las maravillas de este lugar, abrazado por una barra calcárea que recorta el oleaje y forma un arrecife de coral, que a su vez convierte el fondo marino en un auténtico espectáculo para los amantes del buceo.
     
  • Casa de Colón. Las Palmas de Gran Canaria es un lugar importante en la historia del Descubrimiento de América. En la actualidad cuenta con un museo llamado Casa de Colón, en el que se encuentra la casa del que fue el gobernador de la isla. En realidad, nunca fue la casa de Colón, pero como le alojó durante un tiempo, se quedó con el nombre de su ocupante más ilustre. El museo, además, incorpora una recreación fantástica de la cámara del almirante de La Niña.
     
  • El barrio de Vegueta. Te recomendamos que te pierdas por el barrio de Vegueta, y te dejes seducir por los edificios civiles y religiosos que ahí se encuentran, y que se construyeron en época de los descubrimientos. Un ejemplo es la Plaza Mayor de Santa Ana, muy cerca de la famosa y preciosa catedral, el palacio episcopal y la casa de gobernación.
     
  • Caldera de Bandama. Las islas Canarias tienen todas un origen volcánico, y la Caldera de Bandama es un claro ejemplo. Aunque no es un cráter, es una depresión enorme de 200 metros de profundidad que surgió hace miles de años cuando el magma provocó una explosión que hundió el terreno. Es especialmente interesante recorrer alguno de sus senderos y visitar sus mejores miradores, rodeados de plantas y aves autóctonas.
     
  • Casas coloniales de Triana. El barrio de Triana es una auténtica maravilla, porque fue donde se asentaron los comerciantes, lo cual se aprecia en la esencia de su arquitectura. En la actualidad, es la calle más popular para irse de compras. A lo largo de sus calles, se puede ver la evolución arquitectónica y de estilos, pero la imagen de la calle Mayor de Triana es mucho más atractiva todavía en conjunto.
Gran Canaria

Cómo llegar: 

Avión: Con la compañía Canary Fly hay vuelos que contectan ambas islas en 30 minutos. 

Ferry: Con las compañías Naviera Armas o Fred Olsen hay un trayecto que te lleva de Tenerife al puerto de Agaete en 1 hora y 30 minutos.