San Cristóbal de La Laguna

La Laguna es una maravilla. Sus calles peatonales, repletas de verde, vida y color, con músicos callejeros, restaurantes y tascas, actividades, tiendas y edificios históricos, la convierten en uno de los principales atractivos turísticos de la isla de Tenerife. Se trata, sin duda, de una ciudad deslumbrante, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Breve historia

Como la gran mayoría de municipios de Tenerife, La Laguna estuvo habitada por guanches, que se establecieron en la zona hace más de 2.000 años, tal y como afirman los estudios realizados en yacimientos arqueológicos. La Laguna fue un lugar de peregrinación para los aborígenes.

Tras la conquista de Tenerife, La Laguna fue la capital de la isla, y, en consecuencia, se transformó en el principal centro económico, político y cultural de las Canarias. Además, la Universidad de La Laguna le otorgó mucha fama y prestigio.

Con los años fue perdiendo peso respecto a su puerto, hasta que en el siglo XIX se traslada a Santa Cruz la capitalidad insular.

Qué ver en La Laguna

  • Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción. Es una de las iglesias más antiguas de la isla, fue fundada en 1511 y es de estilo barroco y toscano. Su torre es el elemento más característico del conjunto arquitectónico, puesto que es un conglomerado de estilos diferentes, debido a las numerosas reformas que sufrió hasta el siglo XVII.
     
  • Teatro Leal. Se ubica en una de las calles más concurridas de la ciudad y con más comercios de Tenerife. Su fachada es una maravilla: se aprecian elementos florales y animales, esculpidos en un blanco inmaculado. Aunque estuvo en estado de ruinas, se restauró en 2008 y hoy es uno de los edificios más bonitos.
     
  • Palacio Salazar. Su construcción fue ordenada por el Conde del Valle de Salazar en el año 1681, y en su fachada hay una serie de figuras con gárgolas que le confieren un aspecto muy particular. En su interior hay un espléndido mosaico de estilo bizantino que representa el misterio del Pentecostés.
     
  • Plaza del Adelantado. En el casco antiguo de La Laguna se encuentra esta plaza que recibe el nombre del conquistador de la isla, el Adelantado Alonso Fernández de Lugo. A parte de su belleza como plaza, con su fuente central de mármol y sus superficies ajardinadas, destacan los edificios históricos que la rodean, como la casa natal del Padre Anchieta, o la ermita de San Miguel.
     
  • Catedral de San Cristóbal de La Laguna: Está dedicada a la virgen de los Remedios, y se empezó a construir en el siglo XVI. En un primer lugar, fue una pequeña ermita que se convirtió en parroquia. Su fachada está inspirada en la catedral de Pamplona, y su estilo es neoclásico.
La Laguna - Tenerife

Cómo llegar: 

Coche: Desde Santa Cruz de Tenerife son 16 minutos (11,9 kilómetros), por la carretera TF-5, tomando la salida hacia La Laguna Centro desde TF-13.