Machu Picchu

En el año 2007 la ciudad de Machu Picchu fue declarada una de las siete maravillas del mundo moderno. Esta ciudad, una increíble obra de ingeniería, está, además, enclavada en un paisaje fantástico que asombra a quien la visita, y más a aquellos que lo hacen por primera vez.

Puedes contratar un tour con guía para conocer en un día lo mejor de Machu Picchu, aprender su historia y descubrir las leyendas de la Ciudad Sagrada.

En Machu Picchu hay mucho por conocer. No sólo podrás recorrer la Ciudad Inka, sus calles, templos y viviendas, sino también subir al cerro Huayna Picchu, desde donde la vista es simplemente fantástica.

Historia de Machu Picchu

En 1440, con la sede del imperio ya en Vilcabamba, Pachacutec, primer Inka del Tahuantinsuyo, tomó la quebrada de Picchu, a unos 80 kilómetros de Cusco. Alrededor de 1450 comenzó la construcción de esta ciudad ahora mítica, donde alternaban las viviendas y los templos.

No se sabe a ciencia cierta el propósito original con que fue construida: las opiniones se dividen entre quienes creen que era una fortaleza, y quienes piensan, según investigaciones recientes, que se trataba de un centro religioso, ya que la arquitectura religiosa supera a la defensiva y civil. Aunque sí estaba muy bien protegida, con una única entrada a través de un angosto pasaje.

La población era variable, ya que muchas familias se asentaban en Machu Picchu en la época de la siembra y la cosecha. Quienes primero habitaron Machu Picchu fueron colonos llegados desde distintas regiones del Imperio, llamados mitimaes. Es posible que se haya tratado de miembros de la familia del rey, quienes, por parentesco, pasaban a formar parte de una clase social especial o linaje, llamada panaca.

Se sabe que la ciudad fue abandonada alrededor del 1500, probablemente en el 1534, coincidiendo con la guerra civil que afectaba el Imperio y la llegada de los españoles. Y si bien los españoles sabían de su existencia, nunca ocuparon la ciudad, aunque objetos encontrados en excavaciones recientes y ciertas ruinas incendiadas hacen suponer que sí deben haberla visitado los llamados "extirpadores de idolatrías", encargados de destruir los símbolos relacionados con los dioses originarios. También existen documentos donde se registra el pago de tributo de Machu Picchu al Virreinato, pago que se hacía efectivo en la ciudad de Ollantaytambo.

Pero luego la ciudad de Machu Picchu desaparece de los registros, aunque no sucede lo mismo con la región de Picchu, que seguramente siguió estando habitada. No se menciona más la ciudad, y tampoco sufrió el destino de Cusco, donde se perdieron tantas construcciones originales.

 

El hallazgo de Machu Picchu

Machu Picchu parece desaparecer de la historia durante 300 años, cubierta por el follaje. La realidad es que Machu Picchu nunca fue una "ciudad perdida", ya que siempre supieron de su existencia los habitantes originarios de la zona y, de hecho, su hallazgo fue posible gracias a familias que vivían en la ladera del cerro donde está emplazada.

En 1867, según algunas fuentes, es mencionada por un empresario alemán llamado Augusto Berns. A partir de ese momento aparecen varios documentos en los que distintas personas se atribuyen el  hallazgo de Machu Picchu: el estadounidense Harry Singer (quien, efectivamente, presentó en 1870 un mapa con la ubicación exacta de la ciudad y el Huayna Picchu); el alemán Herman Gohring, quien presentó en 1874 un segundo mapa de la región;  el francés Charles Wiener, quien en 1880 afirmó que en la zona hay restos arqueológicos, aunque nunca pudo llegar a ellos; y el cuzqueño Agustín Lizárraga, quien acompañado por dos personas más llegó al lugar en 1901 y afirmó haber dejado su nombre estampado en un muro, aunque esta inscripción fue borrada con posterioridad.

Actualmente se reconoce como quien encontró Machu Picchu al profesor de Yale y arqueólogo aficionado Hiram Bingham, quien llegó al lugar en 1911 por casualidad, mientras buscaba las ruinas de Vilcabamba. Bingham escuchó rumores sobre una ciudad en la montaña, que lo llevaron a dos familias que vivían en las cercanías de las ruinas.

Bingham notificó su hallazgo al gobierno de Perú, la Universidad de Yale y la National Geographic Society. Las excavaciones comenzaron en 1912 y finalizaron en 1915.

¿Cómo llegar a Machu Picchu?

Excursión de un día a Machu Picchu: elige entre dos tours de un día para conocer estas impresionantes ruinas acompañado por un guía especializado y descubrir la historia de una ciudad que aún esconde secretos y lugares no revelados.

  • Tren Cusco - Machu Picchu: Si decides conocer Machu Picchu a tu aire, la opción más habitual es llegar en tren PeruRail desde Cusco, ya que no hay carretera que una ambas localidades.
  • Opción económica: (barata pero larga)

- Etapa 1: autobús Cusco - Santa María 

- Etapa 2: taxi o combi Santa María - Santa Teresa 

- Etapa 3: taxi o combi Santa Teresa - Hidroeléctrica

- Etapa 4: tren, taxi o combi hidroeléctrica - Aguas Calientes 

- Etapa 5: autobús Aguas Calientes-Machu Picchu (alrededor de 30 minutos)

  • A pie: por el Camino del Inca (4 ó 5 días de travesía, según el itinerario). Obligatorio contratar excursión con guía.

 

     

      Tren de Cusco a Machu Picchu

      La empresa PeruRail tiene tres servicios que unen Cusco con Machu Picchu. La estación de tren de Cusco, Poroy, se encuentra a 20 minutos del centro de la ciudad.

      También se puede llegar en tren a Machu Picchu desde Ollantaytambo y Urubamba.

      Para cualquiera de los servicios es aconsejable reservar el billete con no menos de 20 días de anticipación. Es necesario, antes de comprar el billete de tren, verificar la disponibilidad de entradas a Machu Picchu y Huayna Picchu para la fecha elegida.

      • Tren Hiram Bingham: tren de lujo que sale una vez al día, de lunes a sábados, a las 9:05h y llega a la estación Aguas Calientes a las 12:24h. El servicio incluye almuerzo, servicio de té por la tarde en Machu Picchu, autobús desde Aguas Calientes a la ciudadela, entrada y visita guiada por Machu Picchu. 
      • Tren Expedition: sale una vez al día desde Poroy a las 7:42h y llega a Aguas Calientes a las 10:51h. Sólo se permite equipaje de mano.
      • Tren Vistadome: sale dos veces por día, a las 6:40h y 8:25h, con llegada a Aguas Calientes a las 9:52h y 12:11h respectivamente. 

      Desde Aguas Calientes se llega a la ciudadela caminando (1 hora y media) o en autobús local.

      Autobús Aguas Calientes - Machu Picchu

      • Los autobuses salen una vez por hora y el viaje dura entre 20 y 30 minutos.
      • El primer autobús de ida a Machu Picchu sale a las 5:3h0 y el último a las 15:30h.
      • Los billetes se compran personalmente en la oficina ubicada en la misma terminal del autobús, Avenida Hermanos Ayar S/N.
      • También se pueden comprar en Cusco, en  Avenida Infancia 433 – Wanchaq o en  Avenida Sol 380 – Interbank.
      • Se debe presentar DNI o pasaporte para la compra del billete.

       

        IMPORTANTE: El ingreso a la ciudadela es sólo hasta las 16:00h.

        Machu Picchu, ciudad Inca
        Camino del Inca, Cusco

        El Camino del Inca es una de las sendas, la más popular, que une Cusco con Machu Picchu . Si piensas quedarte en Cusco varios días, no pierdas la oportunidad de recorrer a pie este camino de 43 kilómetros. El viaje dura...

        Leer más