Museo de Arte Religioso

Sobre el que había sido el palacio del Inka Roqa, en la calle Hatun Rumiyuq, se levantó en la época de la conquista el palacio de los marqueses de Buena Vista y Rocafuerte.  Recibió el nombre de Palacio Arzobispal en una época posterior, cuando fue habitado, según se cree, por el primer Obispo de Perú, Fray Vicente de Valverde.

Desde ese momento hasta mediados del siglo XX este edificio tan representativo de la primera arquitectura colonial andina tuvo distintos dueños e incluso quedó abandonado. En 1948 fue comprado por el Arzobispado de Cusco y, a partir de 1957, designado sede Arzobispal, para lo cual fue reconstruido y remodelado. Cabe aclarar que poco queda en el interior de lo que fuera el palacio original del  Obispo.

En 1969 la Fundación José Orihuela Yabar fundó el Museo de Arte Religioso, cuya primera colección fue donada por esta misma Fundación y entidades religiosas. Consistía en pinturas de la época virreinal, muebles e imágenes de Cristo en distintos materiales. Una de las obras más imponentes es el retablo barroco totalmente cubierto con hojas de oro que se puede ver en la capilla del Palacio Arzobispal.

Este museo exhibe una de las colecciones más importantes de la Escuela Cuzqueña, con obras realizadas por Juan Zapata, Diego Quispe Tito (serie del Zodíaco) y Alonso el Cano, entre otros artistas.

Museo de Arte Religioso

Horario: 

De lunes a sábado de 8:00h a 18:00h.

Precio: 

General: 15S.

Reducida: 7,50S.

Dirección: 

Herrajes, Cusco.

Teléfono: +51 84 225211

Cómo llegar: 

A pie: a 4 minutos de la Plaza de Armas.