Compras en Cusco

No hay duda de que traerás artesanías de todo tipo de tu viaje a Cusco. Es que se trata de verdaderos trabajos artesanales, no fabricados en serie, y que en muchos casos podrás, incluso, ver cómo se producen. Te recomendamos comprar las artesanías de forma directa a las familias que las producen, más que en las tiendas.

  • Textiles: se hacen, en general, en lana de alpaca u oveja y se tiñen con tintes naturales. Los motivos decorativos tienen que ver con la historia de Cusco, su fauna y flora. Se tejen fajas, ponchos, chales, quepinas (mantas para cargar a los bebés).
  • Platería: en Cusco hay muchos artistas plateros que trabajan tanto en plata como en alpaca, un metal tradicional de la zona andina. Encontrarás joyas, imágenes religiosas, tupus (alfileres), figuras de animales, campanas, cubiertos, espuelas y muchos objetos más.
  • Imágenes: la imaginería es una artesanía de tradición ancestral. En el barrio San Blas encontrarás muchos talleres de imagineros famosos en toda América Latina. Se producen figuras tradicionales y religiosas, como los danzantes de tijeras, el Niño Manuelito o Niño de la Espina (una versión típica cusqueña del Niño Jesús, creada originalmente por el imaginero Antonio Olave), ángeles y figuras de Cristo.
  • Cerámica: la cerámica tradicional ya casi no existe, producto del cambio en las técnicas y la demanda turística, aunque la fabricación sigue siendo artesanal. Se hacen objetos utilitarios, vasos ceremoniales, vajilla con decoración incaica, figuras costumbristas, réplicas de iglesias y casas coloniales.

 

      Dónde comprar artesanías típicas cusqueñas