Montaña Arcoíris

A menos de 140 kilómetros de Cusco se eleva una maravilla de la naturaleza que hace poco tiempo comenzó a ser descubierta por viajeros y hoy se ha convertido en un imprescindible de Perú. Es la magnífica Vinicunca, que se ganó el mote de Montaña Arcoíris por los impactantes colores que pintan sus laderas.

Cerro de siete colores

Los apodos que recibe Vinicunca son tantos como sus colores. “Cerro colorado”, “Montaña de colores”, “Montaña de los siete colores”… Todos ellos hacen referencia a su principal encanto: el colorido que le dan las franjas de sedimentos que pintan sus faldas. Y es que la paleta de colores de Vinicunca es un espectáculo pocas veces visto en la naturaleza. La piedra de la montaña impacta con franjas de hasta siete colores distintos: del rosado al verde, pasando por los ocres, azules, blancos y morados. Caminar por ese paisaje de otro mundo es un placer que solo se les ofrece a los viajeros dispuestos a la aventura.

Un paseo exigente

Las vistas desde la cima de Vinicunca son únicas, pero para disfrutarlas hay que ganárselo. La caminata se hace a más de 5.000 metros de altura y, dependiendo de la época del año, el clima puede ser bastante inclemente. El calzado apropiado es indispensable, y la aclimatación previa a la altura, altamente recomendada. Si no te crees preparado físicamente para el desafío, no desesperes. Las excursiones a la montaña suelen ofrecer la opción de subir uno o varios trayectos a caballo.

Qué ver en Vinicunca

El ascenso a Vinicunca es un paseo en el disfrutarás de múltiples encantos naturales y culturales:

  • Manadas de camélidos en libertad. Podrás caminar junto a llamas, alpacas y vicuñas, los camélidos andinos.
     
  • Gente local. En el trayecto te cruzarás con los pobladores de la región, que viven apartados de la sociedad moderna. Podrás hablar con ellos para comprender mejor su forma de vida.
     
  • Vistas de Ausangate. El quinto pico más alto de Perú aparecerá frente a ti en un momento del recorrido rodeado de un verde valle que destacará su belleza.
     
  • Fabulosas panorámicas de la montaña. Una vez que hayas alcanzado la cima tendrás impresionantes vistas del cerro coloreado a tus pies. Será inolvidable.

Visitar la Montaña Arcoíris Vinicunca

Para llegar a la montaña, lo más cómodo es contratar un tour que te lleve desde el hotel hasta la montaña: el trayecto puede tomar más de dos horas. Una vez en el lugar, lo mejor es contar con un guía experto que te acompañe a recorrer el camino con seguridad. Además, él podrá brindarte toda la información que necesitas conocer acerca de los procesos geológicos de la montaña, su flora, su fauna y las comunidades que hacen de ella su hogar.

Trekking por la Montaña Arcoíris Vinicunca

Empezarás la excursión bien temprano por la mañana cuando pasen a recogerte en un cómodo vehículo por tu hotel en Cusco para llegar hasta el pie de Vinicunca. Antes de comenzar la caminata disfrutarás de un desayuno caliente para juntar energías. Durante el trayecto un guía especializado te acompañará para revelarte todos los secretos de la montaña y sus habitantes.

Cómo llegar: 

En coche son 3 h y 35 minutos (138 km) por la carretera 3S y CU-124 desde Cusco