25 cosas que ver y hacer en Cusco

¿Qué se puede hacer en Cusco? Puedes empezar por maravillarte por su ubicación: se encuentra a nada menos que 3.400 metros sobre el nivel del mar. Y cuando logres reponerte de la sorpresa podrás seguir viendo y haciendo muchas cosas más, porque Cusco es una ciudad apasionante rodeada de lugares más apasionantes aún.

En esta lista encontrarás los mejores consejos para aprovechar tu tiempo en Cusco al máximo y disfrutar también de sus alrededores. ¿O acaso creíste que íbamos a dejar un lugar tan fascinante como Machu Picchu fuera de nuestra lista porque no se encuentra dentro de los límites de la ciudad? ¡Claro que no!

Así que abre tu app de viajes favorita y comienza a anotar en ella todos los fabulosos planes y lugares que te presentaremos a continuación, tanto los imprescindibles como las gemas ocultas. ¡No querrás perderte ninguno!

1. Asomarte a la Plaza de Armas desde lo alto de la Iglesia de la Compañía de Jesús. Tendrás las mejores vistas de un clásico de la ciudad.

Plaza de Armas - Santiago de Chile

2. Trepar el Hauyna Picchu en Machu Picchu. Es garantía de una magnífica panorámica de Machu Picchu desde las alturas. Sea como sea, no puedes perderte la experiencia de descubrir esta magnífica ciudad inca oculta entre la selva y las sierras. Puedes hacerlo junto a un guía en esta excursión.

3. Descubrir casas de adobe con puertas, ventanas y balcones pintados de brillantes colores. ¿Dónde? En el barrio de San Blas. Ten cuidado cuando camines por allí: las calles son tan angostas que a veces tendrás que turnarte con los coches para pasar.

4. Deleitarte con los fabulosos lienzos de la escuela cusqueña que guarda la Catedral de Cusco. Este tour por el centro histórico te llevará a descubrir muchos tesoros ocultos como este, tanto en la ciudad de Cusco como en las cuatro ruinas incaicas de sus alrededores.

5. Tomarte una selfie junto a la piedra de los 12 ángulos. Es la prueba irrefutable de que estuviste en Cusco. La piedra es famosa por ser reflejo del perfeccionamiento de la arquitectura incaica.

6. Conocer los camélidos salvajes americanos en el Valle Sagrado de los Incas. En verdad hay mucho para hacer y descubrir en el valle; tanto, que te recomendamos visitarlo con una excursión que incluya todos los traslados para simplificar al máximo la visita y no perderte nada.

Valle Sagrado de los Incas

7. Reflexionar sobre los estragos que hizo la conquista española en Qorikancha. Justo sobre el perfecto Templo Dorado, construido con grandes bloques de piedra, se levanta el convento de Santo Domingo.

8. Mascar hoja de coca. Para aliviar los malestares que produce la altura, puedes conseguir esta planta sagrada cuyo cultivo data de épocas preincaicas. No dudes en preguntar a algún lugareño sobre sus otros beneficios (digestivos, por ejemplo) y sus diferentes usos.

9. Poner tus pies sobre un arcoíris en Vinicunca, La Montaña de los Siete Colores. La caminata es de alta intensidad y se recomienda hacerla con un tour guiado. Si estás listo para la aventura, aquí tienes un trekking por la Montaña Arcoíris que parte directo desde tu hotel en Cusco.

10. Encontrar las cascadas gemelas en las ruinas de Tambomachay. Un lugar de paz para disfrutar del paisaje andino.

11. Visitar el Museo de arte popular. Ubicado en el sótano de las Galerías turísticas de la Av. El Sol, este pequeño museo te dejará perplejo con las piezas de destacados artistas locales. No podrás sacarle fotos, pero no te pierdas los niños Manuelitos, hechos en maguey y paladar de cristal. 

12. Conocer el observatorio astronómico que usaban los hamautás para medir el tiempo, establecer estaciones y determinar solsticios y equinoccios. En Kenko, un lugar de culto a solo 4 kilómetros de Cusco.

13. Sentirte de regreso en el Imperio inca visitando las ruinas de Tipón. Este templo del agua está tan bien conservado que en él podrás apreciar la grandiosidad incaica como en pocos lugares. Plus: desde su mirador tendrás espléndidas vistas a la parte occidental de la ciudad de Cusco.

Ruinas de Tipón

14. Visitar Pikillacta, planificada por la cultura wari (o huari), e imaginarte cómo vibraría esta ciudad con 700 edificios, 200 canchas y 508 almacenes.

15. Tomar tu propio puñado de sal de las salineras de Maras. Seguramente estarás muy tentado de hacerlo cuando estés frente al sinfín de piscinas de sal que se extienden hacia el horizonte. Visita Maras de manera cómoda y sencilla con esta excursión que también te lleva hasta Moray, donde podrás…

16. Descubrir un laboratorio agrícola del imperio incaico. Moray es famosa por sus aros concéntricos y su especial sistema de irrigación.

17. Probar la sopa de quinoa, el ingrediente estrella de la gastronomía andina. Puedes hacerlo en el restaurante Kanka, que además tiene un increíble mirador a la ciudad. En Av. Argentina 11.

18. Dejar lugar en tu maleta para guardar una colorida tela de aguayo que decorará cualquier rincón de tu hogar. Puedes adquirir una en el Mercado de San Pedro.

19. Disfrutar la noche cusqueña en Ukukus bar, uno de los más populares de la ciudad. Con bandas en vivo, buena comida, música variada, excelente decoración y gran ambiente. En Calle Plateros 316.

20. Sumergirte en un caleidoscopio de aromas y sabores típicamente cusqueños en el Mercado de San Pedro. Además, es el sitio perfecto para oír hablar el quechua, la lengua nativa de los pobladores de la región.

Mercado de San pedro - Cusco

21. Conocer la práctica del trueque en la feria artesanal de Chinchero. Este pueblo tradicional a 30 kilómetros de Cusco conserva vivas muchas tradiciones antiguas, como la del intercambio de productos. Además la feria es reconocida a nivel internacional por la calidad de sus artesanías.

22. Visitar el Museo Inka. Esta casona colonial cusqueña que reúne, además de momias, una amplia colección de vasos ceremoniales de madera tallada, tejidos, armas, herramientas y cerámica inca.

23. Probar pisco en el Museo del pisco, ubicado en la Calle Santa Catalina Ancha 398, Cusco. Tiene la fama de servir los mejores piscos del planeta. Beber para creer.

24. Pasear por el Centro artesanal de Cusco. Sigue haciendo lugar en tu maleta, pues este centro artesanal te conquistará con sus textilerías, artesanías y cerámicas, joyerías y un sinnúmero de elaboraciones artesanales que querrás llevarte a casa.

25. Alucinar con las vistas del mirador de San Cristóbal. Si no quieres salir del todo de la ciudad de Cusco para tener una vista panorámica de ella, puedes ir a la Plaza de San Cristóbal y conocer una de las zonas más altas de Cusco. Eso sí: tienes que estar con ganas de una caminata cuesta arriba.

Iglesia de San Cristóbal - Cusco