Dubái

Menú

30 cosas que ver y hacer en Dubái

Si estás leyendo estas líneas seguramente estás preparando los motores para vivir una de las aventuras más grandes de tu vida. Y si aún no creías que fuera a ser así, al terminar de leer este post estarás convencido de ello.

Dubái no solo es la tierra de los récords mundiales (en este Top 10 de imprescindibles puedes comprobarlo), sino también una fuente inagotable de experiencias exóticas de la que no te cansarás de beber. Conocer inmensos rascacielos, cruzar el desierto en globo, comer los mejores dátiles de tu vida, cruzar el desierto en buggy, beber un café con oro, cruzar el desierto en 4x4… La lista es larga. Y la nuestra tiene precisamente 30 cosas imperdibles para hacer en Dubái. ¡Vamos por ellas!

1. Subir al edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa. Reserva tus entradas en línea para ver Dubái desde más de 500 metros de altura. Desde allí la ciudad parece una inmensa maqueta a escala.

Sky Line de Dubái

2. Ver el acuario de Dubái gratis. Desde el Dubai Mall puedes ver una parte del tanque sin necesidad de pagar la entrada. Si estás buscando cosas gratis para hacer en Dubái, ¡esta es una buena opción! Así como también…

3. Disfrutar el magnífico espectáculo de la fuente de Dubái. Los shows comienzan a las 18:00 h y se repiten cada media hora. De noche resulta más impactante porque aprecias mejor el juego de luces. Consejo: desde la terraza del Apple Store en el Dubai Mall tienes unas buenas vistas y no hay tanta gente como junto a la fuente.

4. Hacer un safari por el desierto en 4x4. No solo para disfrutar la adrenalina de colear por la dunas, sino también para ver los atardeceres más alucinantes en pleno desierto y meterte de lleno en la cultura local visitando un campamento árabe. Una de las mejores actividades para hacer en Dubái.

5. Conocer el pasado de la ciudad en el Museo de Dubái. Te ayuda a recordar que es una ciudad con una larga historia y que solo en las últimas décadas tuvo un crecimiento exponencial.

6. Pasar un día a pura diversión en IMG Worlds of Adventure. Además de atracciones con los personajes de Marvel y Cartoon Network, tienes un mundo de dinosaurios y un área de acceso muy cómoda con muchos restaurantes entre los que elegir. Lo mejor de todo: el parque es techado y está climatizado, con lo que no te enteras de la temperatura agobiante del exterior mientras lo pasas pipa.

7. Ir a la playa. Dubái está construida en el desierto, sí, pero también a las orillas del Golfo Pérsico. Desde la playa Jumeirah tienes hermosas vistas del Burj Al Arab, mientras que en Kite Beach puedes practicar todo tipo de deportes acuáticos y playeros. El consejo infaltable: espera a últimas horas de la tarde para acercarte, porque las temperaturas son muy pesadas ¡incluso dentro del agua!

Dubái Palm Jumeirah

8. Hacer una escapada a Abu Dhabi. Para ver la magnífica Gran Mezquita construida enteramente en mármol, subirte a la montaña rusa de Ferrari Land y caminar por la Corniche al atardecer.

9. Perderte en el Zoco de las Especias. No hay forma de no enloquecer con los colores, aromas y sabores. Sencillamente quieres llevarte todo a casa, lo que tal vez es algo complicado. Lo que sí puedes hacer, en cambio, es probar unos buenos dátiles y llenar tu IG de las mejores fotos. Para llegar al zoco y otros lugares de interés de Dubái puedes usar el autobús Hop-on Hop-off.

10. Probar humus al estilo de Dubái. Nuestra recomendación: hazlo en Al Mallah Dhiyafah (Al Dhiyafa Rd). Los precios son muy razonables y tienes una inmensa variedad de platos de la cocina árabe para elegir.

11. Llegar hasta Deira, la parte más antigua de la ciudad. Para disfrutar el contraste de los zocos y las construcciones tradicionales con los modernos rascacielos de la parte moderna, apúntate a este tour completo por Dubái en el que lo ves todo en un día.

13. Visitar un parque acuático. Aquaventure y Wild Wadi están entre los mejores, no solo de Dubái, sino del mundo. Toboganes de agua, puentes colgantes, playas privadas y zonas especiales para niños son solo algunas de las atracciones. Ponte el traje de baño y ve preparándote para un día a pura emoción.

12. Hacer un crucero por Dubai Marina. Es la garantía de una noche inolvidable en Dubái: las luces, el agua calma, la deliciosa cena… ¡todo es perfecto!

Puerto deportivo de Dubái

14. Entrar en el hotel más lujoso del mundo. Solo puedes hacerlo si tienes una reserva, pero no es necesario que sea de alojamiento. También puedes optar por reservar en uno de sus maravillosos restaurantes y franquearte el ingreso a un mundo de glamour total. De todas las opciones que hay, tal vez Al Mahara, el restaurante en el fondo del mar, sea la más famosa. Y, a decir verdad, es impactante cenar en un escenario así. Si tu presupuesto lo permite, no desaproveches la oportunidad.

15. Respetar las normas de comportamiento y leyes locales. No beber alcohol ni besarse en lugares públicos, no usar ropa demasiado escotada, no dar la mano a un miembro del sexo opuesto al saludar, etc. Hay muchas costumbres occidentales que no están bien vistas (o directamente están prohibidas) en los países musulmanes. Asegúrate de conocerlas antes de viajar. Puedes leer un poco más sobre la cultura local en este post. O también puedes…

16. Adentrarte en la filosofía musulmana visitando la Mezquita Jumeirah. En la visita guiada hay un espacio abierto de preguntas y respuestas donde puedes sacarte todas las dudas que tengas sobre la cultura local.

17. Maravillarte con el Dubai Miracle Garden. Si estás en Dubái entre mediados de noviembre y mediados de mayo, no te pierdas este increíble jardín que decoran con 150 millones de flores formando las más bonitas formas y patrones. Cómo no, ha logrado el récord de ser el topiario más grande del mundo. Pero si buscas un jardín aún más excéntrico y especial, no dejes de…

18. Visitar Dubai Garden Glow. Una exposición de lo más surrealista con cuatro escenarios distintos: Ice Park, Dinosaur Park, Magic Park y Glow Park. Cada uno es fascinante a su manera.

20. Conocer la Capital Cultural del Mundo Árabe: Sharjah. En el momento que quieras agregar un toque de cultura a tu viaje, pon rumbo a Sharjah y visita el Museo de la Civilización Islámica, la Mezquita del Rey Faisal o la Universidad. Puedes apuntarte a un tour que incluye los traslados y un guía de habla hispana.

Mezquita en Sharjah

19. Dejar que un dulce árabe tradicional se derrita en tu boca. Tienes muchos para elegir, y seguramente no exageramos al afirmar que los encuentras todos en Feras Aldiyafa Sweets (Al Tarres St, Dubai Marina). No dejes de probar su fantástico khunafa, a base de trigo, pasas, nueces y crema.

21. Vivir el desierto en primera persona manejando un buggy o practicando sandboard por las dunas. Es una experiencia incomparable. Puedes concretar el sueño reservando un tour que incluye también cena bajo las estrellas y espectáculo.

22. Relajarte en el Zabeel Park. Hay pocos lugares en la ciudad donde puedas descansar en la hierba mientras lees un libro o simplemente disfrutas las vistas en medio del verde. Zabeel Park es uno de ellos. Si estás en Dubái en una época de mucho calor, mejor visítalo de noche. Y ya que estás allí, no dejes de…

23. Conocer Dubai Frame, una increíble torre de observación. El “Marco de Dubái” enmarca vistas de la zona más moderna y tradicional de Dubái depende de dónde se lo mire. Pero además es posible acceder a las torres acristaladas y tener grandiosas vistas de la ciudad. Antes de irte, date una vuelta por el museo, donde te muestran la historia de la ciudad desde sus comienzos y una proyección de cómo se verá en el futuro.

24. Seguir la regla de oro al visitar el Zoco del Oro. La regla es: regatear. Jamás aceptes el primer precio. Por lo general puedes obtener un precio final un 50% más barato que el inicial.

Objetos del Zoco Dorado de Dubái

25. Encontrar el alojamiento perfecto. En el Downtown, para estar en el epicentro de las actividades. En Dubai Creek, para tener un poco más de tranquilidad. Cerca de la costa, si tienes pensado hacer vida de playa. Lo importante es que reserves con tiempo para no quedarte sin tu lugar ideal.

26. Probar el café árabe. Que no sea sencillo encontrar alcohol no significa que no puedas deleitar tu paladar con un bebida sabrosa. Si no eres amante del café, prueba con el karak chai, un té que llegó de la India para quedarse. Y si quieres algo fresco, pide un jallab, a base de melaza de uva y agua de rosas. Los encuentras en cualquier cafetería. Acompáñalos de una porción de Umm Ali, un delicioso postre hojaldrado.

27. Salir de compras. Con centros comerciales como el Dubai Mall o Mall of the Emirates, Dubái es un destino de compras por excelencia. Déjate tentar por sus escaparates, especialmente si visitas la ciudad durante el Festival de Compras de Dubái. Encuentras descuentos, lanzamientos de productos, espectáculos y mucho más.

28. Patinar sobre hielo. No importa que la sensación térmica en el exterior se acerque a los 50 ºC, en Dubái puedes patinar sobre hielo en la inmensa pista de Dubai Ice Rink, dentro del Dubai Mall. Es una de las mejores cosas para hacer con niños en Dubái.

29. Animarte al flyboard. ¿Nunca has escuchado hablar de eso? Bueno, es hora de que te modernices. Lo último en deportes acuáticos ya no es el jet ski ni tan siquiera el kite surf. Ahora la moda es flotar en el aire gracias a un sistema de propulsión a chorros de agua. Hay pocos lugares en el mundo donde practicarlo, y Dubái es uno de ellos. ¿Te lo vas a perder?

30. Beber un café con oro. Queríamos cerrar nuestra lista a lo grande, con una costumbre que resume en sí misma toda la magia y excentricidad de Dubái. ¿Todavía dudas de que sea cierto que puedas beber un café con oro? Haz tu reserva en el Sahn Eddar Lounge del Burj Al Arab y pide uno. Te lo servirán por la módica suma de 85 AED.

Viaja más, por menos dinero

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos y ofertas personalizados.


10

tours en Dubái desde

Ver todos