Dubái

Menú

Qué visitar en Dubái: 10 lugares imprescindibles

¿Estás pensando visitar Dubái? Entonces te dispones a emprender un viaje a un mundo fuera de este mundo. Rascacielos de altura increíble, decoraciones millonarias, la híper famosa isla con forma de palmera, palomitas de maíz bañadas en oro… Dubái tiene propuestas para tentar al más ascético de los viajeros por donde la mires.

Frente a este panorama tan exótico como seductor, seguramente quieres saber cuáles son los lugares esenciales que debes visitar para sumergirte en su esencia y disfrutar de todo lo mucho que tiene para ofrecer. Pues bien, aquí te los presentamos en una práctica lista de imprescindibles.

Y si después de leer esta lista te quedas con ganas de más (que seguramente lo harás, porque Dubái es un destino verdaderamente fascinante), no te pierdas nuestras 30 cosas para ver y hacer en la ciudad. ¡Después de leerla quedarás todavía más enamorado de ella! Pero primero lo primero, vayamos con los 10 imprescindibles:

1. Burj Khalifa

Claro que sí: el edificio más alto del mundo no puede ocupar otra posición que la número uno en nuestro ranking. ¿Y es que acaso puedes llegar a imaginarte lo que se siente al mirar el mundo desde más de 550 metros de altura? Te lo resumimos: es una experiencia única e incomparable. Si eres adepto a subir a los edificios más altos de las ciudades que visitas, creerás que estás acostumbrado a las vistas aéreas. Pero nada puede compararse con “Tomar el té en las nubes”, como reza la propuesta de The Lounge, el mirador más alto del edificio.

Ya sea que reserves tus entradas para At the Top (piso 124), At the Top Sky (pisos 125 y 148) o The Lounge (pisos 152 a 154), vivirás momentos inolvidables con la ciudad extendiéndose a tus pies enmarcada por las arenas del desierto. Además, asomado a los cristales del mirador o al salir del Burj Khalifa, podrás disfrutar del espectáculo de la increíble Fuente de Dubái, que se encuentra a sus pies. ¿Has oído hablar de ella? Te la presentamos a continuación.

¿Sabías qué?

En la célebre Misión Imposible, Protocolo Fantasma, el actor Tom Cruise filmó en persona una escena de alto riesgo en la que escalaba el exterior del Burj Khalifa. Son ocho minutos de máxima adrenalina. Eso sí, ¡la escena no es apta para personas que sufren de vértigo!

Burj Khalifa - Dubái

2. Fuente de Dubái

La Fuente de Dubái se ha hecho famosa por ser la fuente de aguas danzantes más grande del mundo. Fue diseñada por la misma compañía que montó las fuentes del Bellagio, otra de las más bonitas. Las dos compiten en belleza, pero la de Dubái gana en tamaño.

En una ciudad donde se paga prácticamente por todo (aún no cobran por respirar, tranquilo), es agradable descubrir que puedes disfrutar del magnífico show de la fuente de manera gratuita. Solo debes acercarte a la plaza donde se encuentra el lago, junto al Burj Khalifa, y buscar un lugar entre la gente para disfrutar del show. Eso sí, trata de hacerlo con tiempo, porque los interesados en conseguir un buen lugar son muchos. Hay shows todos los días entre las 19:00 y las 23:00 h cada media hora.

Consejo

Si quieres disfrutar de las mejores vistas de la fuente de manera más relajada, también puedes optar por sentarte en un restaurante. Carluccio’s, por ejemplo, un restaurante del Dubai Mall, tiene una terraza asombrosa justo junto a la fuente. Los precios son bastante adecuados para el lugar en que se encuentra y tiene opciones para todos los gustos, incluyendo platos sin gluten y menú infantil.

Fuente de Dubái

3. Burj Al Arab

Ya hemos repasado el edificio más alto del mundo y la fuente más grande. Ahora le toca el turno al hotel más lujoso. El Burj Al Arab es sencillamente impactante. Su arquitectura es magnífica; la decoración interior, increíble, y las vistas, espectaculares.

Aunque nunca lo hayas visitado, seguramente reconocerás su perfil con forma de vela. Por dentro, el edificio es tan glamuroso como por fuera: altas columnas blancas decoradas con motivos árabes, toilettes y piscinas decoradas con mosaicos y muebles dignos de la realeza. El esplendor se aprecia en cada detalle del hotel, desde la recepción hasta el gimnasio.

Sin embargo, acorde con el nivel de lujo que tiene, no es posible ingresar al Burj Al Arab si no tienes una reserva allí. Si no está en tus planes alojarte en el hotel, aún puedes hacer tu reserva en línea para almorzar en alguno de sus elegantes restaurantes y visitar el paraíso por un rato. ¡No te lo pierdas! Será una experiencia única.

Burj Al-Arab - Dubái

4. Palm Jumeirah

Como verás, Dubái tiene numerosas atracciones que han ganado fama mundial. En este caso hablaremos de Palm Jumeirah, la isla artificial con forma de palmera que es casi un símbolo de Dubái. Es prácticamente imposible que no hayas visto una imagen de la isla (a menos que tú mismo vivas en una isla desierta y estés leyendo estas líneas desde un ordenador fabricado con cocos). Pero lo que sí es más probable es que nunca hayas investigado qué es lo que hay en ella. Te revelamos el misterio: Palm Jumeirah es una isla habitada, repleta de casas de lujo y surcada por calles e incluso un monorraíl.

Puedes visitar la isla como parte de un tour completo por Dubái y sorprenderte con el lujo de los chalets millonarios que se acomodan uno junto a otro en la palmera.

Palm Jumeirah - Dubái

5. Dubái Creek

Dubái Creek es el curso de agua junto al que se asentaron los primeros habitantes de la ciudad. Todo el gran despliegue de lujo y esplendor que es Dubái hoy en día tuvo su inicio en ese primer asentamiento junto a las aguas de Dubái Creek.

Si el resto de Dubái se parece a un viaje en el tiempo hacia el futuro, en Dubái Creek las coordenadas parecen invertirse y llevarte sin escalas hacia el pasado.

En las márgenes del río tienes el barrio de Bastakia, repleto de construcciones tradicionales; el Fuerte de Dubái, donde está el museo del mismo nombre, y la Mezquita Jumeirah, de la que te hablaremos más adelante.

En la zona de Dubái Creek también hay varios zocos, incluidos los del oro y las especias. Es un lugar que no puedes perderte si quieres conocer el costado más tradicional de Dubái y sumergirte en sus orígenes.

El billete del autobús Hop-on Hop-Off incluye un crucero por Dubái Creek que realmente vale la pena.

Dubái Creek

6. Desierto

¡Ah, el desierto de Arabia! Tal vez uno de los mayores encantos de Dubái es que toda su excentricidad y opulencia se despliegan en el mismo corazón del desierto. Más allá de las últimas construcciones de la ciudad se extienden kilómetros y kilómetros de arenas gobernadas por los vientos que invitan a la aventura. De paso por Dubái no puedes dejar de visitar el desierto y vivir la experiencia de conocer un campamento árabe.

Hay muchas opciones de tours para hacerlo. Una de las más completas es la de safari en 4x4 con cena y espectáculo. Pasan a recogerte por el hotel, te conducen por las dunas majestuosas en increíbles vehículos 4x4 y terminas la jornada en un campamento donde puedes hacerte un tatuaje de henna, probar la shisha y beber el auténtico café árabe. Por si eso fuera poco, el plan incluye también una cena con platos típicos de la zona y un show de danza del vientre y Tanura.

Pero si eres un poco más aventurero, tal vez quieras sentarte detrás del volante y conducir un buggy tú mismo. Si es así, échale un vistazo a este tour que también incluye cena y espectáculos.

Desierto de Dubái

7. Acuario de Dubái

Casi como si hubieran querido aplazar el calor abrasador de las arenas del desierto conjurando la frescura del agua, los habitantes de Dubái han construido en ella uno de los acuarios más espectaculares del mundo. Ubicado dentro del Dubái Mall, el Acuario de Dubái tiene un inmenso tanque de 10 millones de litros en el que viven 70 especies de animales marinos.

Esta es otra de las actividades que puedes disfrutar gratis en Dubái, ya que desde el interior del Dubai Mall tienes maravillosas vistas a parte del tanque. Ahora bien, si quieres recorrer el famoso túnel de 48 metros de largo y verte completamente rodeado de animales, ahí sí deberás comprar la entrada. También tienes tickets para otras actividades, como tener un encuentro con tiburones o alimentar a las rayas.

Acuario de Dubái

8. Dubai Marina

Retomando el hilo de los récords mundiales, Dubai Marina tiene el puerto deportivo artificial más grande del mundo. Como verás, los árabes se han dedicado a invertir sus recursos en las construcciones más sorprendentes y monumentales.

La marina de Dubái es uno de los mejores lugares para disfrutar una noche de entretenimiento en la ciudad. La mejor forma de vivir Dubai Marina es con un crucero que te lleve a navegar por la zona. Puedes reservarlo en línea y deleitarte con las mejores vistas nocturnas y los rascacielos iluminados apenas llegues a Dubái.

Antes o después de tomar el crucero, puedes dedicar un tiempo a caminar por alguno de los dos paseos peatonales de la marina: The Walk y Marina Walk. En los dos encuentras tiendas, restaurantes y cafés con vista al mar.

Dubái Marina

9. Mezquita Jumeirah

La mezquita Jumeirah es el templo más popular entre los viajeros que visitan Dubái. Esto es así no solo porque el edificio tiene una arquitectura espléndida que no te cansarás de fotografiar, sino también porque es la única mezquita de la zona que abre sus puertas a los no musulmanes.

Para visitar la mezquita no es necesario hacer reserva previa. Solo debes presentarte en el lugar 15 minutos antes de las visitas, que se hacen todos los días, excepto los viernes, a las 10:00 h. Curiosamente, y a diferencia de la mayoría de las mezquitas abiertas al público, esta se puede fotografiar también por dentro, así que no olvides tu cámara.

Recuerda también llevar ropa que cubra por completo tus brazos y piernas, y un pañuelo para cubrirte el cabello si eres mujer. La mezquita te dará las prendas que necesites en caso necesario, pero siempre es mejor conocer las normas de antemano y adaptarse a ellas en señal de respeto.

Mezquita Jumeirah - Dubái

10. Escapada a Abu Dhabi

Si hemos visto que Dubái bate récords mundiales en varios ámbitos, imagina lo que debe ser la capital de los Emiratos.

Para empezar, su Gran Mezquita es la construcción en mármol más grande del mundo. Solo para ver ese increíble espectáculo ya valdría la pena la escapada. Pero en Abu Dhabi también tienes el hotel más caro del mundo y la montaña rusa más rápida (en Ferrari Land).

Como no solo de récords viven los Emiratos Árabes, hay muchas otras cosas fascinantes que descubrir en Abu Dhabi: el encantador paseo marítimo de la Corniche, la isla artificial Yas Island y las impresionantes torres Etihad, donde se filmaron numerosas escenas de Rápido y Furioso VII.

También puedes visitar el Heritage Village, un lugar donde se recrea el modo de vida tradicional de los beduinos. Es el mejor lugar para adentrarte en la cultura local.

Si quieres visitar Abu Dhabi en el día puedes reservar esta excursión que incluye los traslados en un cómodo autobús con aire acondicionado y también un servicio de guía de habla hispana. Ideal para simplificar la visita al máximo y comprender absolutamente todo lo que estás viendo.

Mezquita de Abu Dhabi

Viaja más, por menos dinero

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos y ofertas personalizados.


10

tours en Dubái desde

Ver todos