Ragusa

Al sureste de Sicilia, Ragusa es una provincia tranquila, lejos del bullicio de otros importantes centros urbanos como Palermo o Catania.

Su particular estructura se debe a un fuerte terremoto ocurrido en 1693. Después del seísmo la ciudad debió reconstruirse y algunos ciudadanos se instalaron en la parte antigua y otros en la parte más moderna. Así la localidad quedó dividida en dos zonas separadas por el Valle de los Puentes: Ragusa Ibla (parte baja) y Ragusa Superiore (parte alta), que en 1926 se unieron para funcionar como capital provincial.

En la reconstrucción de la ciudad se edificaron algunos monumentos del barroco tardío que aún se conservan en la actualidad. Los lugares más atractivos son la Catedral de San Giovanni Battista, el Collegio di Maria, el Palazzo Zacco, la iglesia de Santa Maria delle Scale o delle Cateratte, la Iglesia della Madonna dell’Idria y el Palazzo Sortino Trono, entre otros edificios sitios de interés.

ragusa sicilia