Parques Naturales y Nacionales de España

Hay muchos y hermosos parques naturales en España. Estos son algunos de los preferidos de los españoles:

Este parque natural de 53.709 hectáreas fue declarado Parque Natural en 1989. Está considerado la mayor reserva ecológica de Europa. Junto con el Parque Nacional del mismo nombre, son hogar de una gran cantidad de especies, algunas en extinción, como el águila imperial ibérica.

Fue declarado Parque Natural de España en 1989 y Parque Nacional en 1999. Tiene una superficie de 86.208 hectáreas y forma un ecosistema propio de media y alta montaña mediterránea. Alberga más de 2000 especies vegetales. En este Parque se encuentran los mayores picos de España, el Mulhacén (3.482 m) y el Veleta (3.392 m).

Fue declarado Parque Nacional en 1918. El Monte Perdido, de 3.355 mts es el mayor macizo montañoso calcáreo de Europa. Presenta un paisaje de contrastes, con zonas altas desérticas y valles exuberantes. Entre su flora abundan hayas, abetos, acebo, avellanos, abedules, distintas variedades de pino y la mítica edelweiss.

Declarado Parque Nacional de España en 1995, sus 64.660 hectáreas presentan un ecosistema típico de bosque atlántico. Alberga lagos glaciares como el Enol y el de la Ercina. Los lugares más visitados dentro del Parque son el desfiladero del Cares, el Naranjo del Bulnes y el pico Urriellu.

Es el más antiguo de Islas Canarias, ya que fue declarado Parque Nacional en 1954. Presenta un espectacular paisaje formado por picos volcánicos y coladas de lava. Todo el territorio del Parque se encuentra a unos 2000 mts de altura, y el Pico del Teide, de 3718 mts, es la mayor altura del territorio español.

Declarado Parque Nacional en 1973, es la última zona que se conserva que pertenece a un ecosistema denominado tablas fluviales, formado por el desborde de los ríos Guadiana y Gigüela. En este Parque anidan gran cantidad de aves acuáticas, entre las que destaca el pato colorado, que es el símbolo del Parque.

Este Parque Nacional de 14.119 hectáreas alberga más de 200 lagos o estanys, a los que se suman arroyos, cascadas y torrentes, todo entre hermosos bosques de pinos, abedules, abetos y otras especies. Las “aigüestortes” son los ríos típicos de alta montaña que corren entre rocas y abundan en este Parque.