Catedral de Santiago de Compostela

Se supone que su construcción comenzó en 1075, con el fin de albergar los restos del Apóstol, que fueron descubiertos en Compostela a principios del siglo IX. Sufrió diversas modificaciones hasta el siglo XII, por lo que presenta una mezcla de diversos estilos.

Catedral de Santiago de Compostela